Fue cancelado debido a diferencias dentro del estudio sobre el enfoque.

Ubisoft estaba trabajando en un juego de rol del Rey Arturo hace un par de años, pero al ex-jefe creativo Serge Hascoët parece que no le gustaban los juegos de fantasía, así que fue cancelado (vía PC Gamer).

Esta información proviene de un informe de Bloomberg, que afirma que el diseñador del mítico Dragon Age, Mike Laidlaw, fue contratado para dirigir el juego en 2018. El juego, con el nombre en clave Avalon, fue “congelado” sólo un año después y Laidlaw se separó dejó Ubisoft en el 2019.

Según el informe, el equipo luchó por satisfacer las demandas del ex-jefe creativo Serge Hascoët. Supuestamente, el juego iba a estar dentro del cada vez más popular género de fantasía, pero esto fue sin duda lo que acabó matando el proyecto para los desarrolladores de Avalon. Serge Hascoët quería que el juego fuera “mejor que una obra de Tolkien” y rechazó todas las propuestas que le presentó el equipo de desarrollo. El proyecto se puso en marcha, por fin, pero Hascoët seguía siendo una china dentro del zapato para el equipo.

En 2019, el equipo intentó cambiar un poco la dirección el juego para aplacar la ira de Hascoët, ambientándolo en una especie de mundo de ciencia ficción y también se basó en la mitología griega para basar su historia. Hascoët no cambió de idea y el juego fue tristemente cancelado. El ex-director creativo ya no está en la empresa tras una avalancha de denuncias a Ubisoft sobre discriminación y acoso sexual. El propio Hascoët ha sido acusado de utilizar lenguaje sexualmente explícito en el lugar de trabajo y de celebrar reuniones de la empresa en clubes de striptease, así como de animar a los empleados a beber en exceso en las fiestas.

Además, Hascoët ha afirmado anteriormente que los personajes femeninos no venden y disminuyó el papel de Evie, Aya y Kassandra en Assassin’s Creed Syndicate, Origins y Odyssey respectivamente. “Ubisoft se ha quedado corta en su obligación de garantizar un entorno de trabajo seguro e inclusivo para sus empleados”, dijo el CEO Yves Guillemot en una declaración oficial. “Esto es inaceptable, ya que los comportamientos tóxicos están en contraste directo con los valores que tenemos. Me comprometo a implementar cambios profundos en toda la compañía para mejorar y fortalecer nuestra cultura en el lugar de trabajo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.