The Forbidden Arts ofrece una alta dosis de plataformas con una interesante alternación en dos planos, pero ¿Qué tal lo hace?

Al parecer estamos acostumbrados a que los videojuegos de plataformas sean solo eso, plataformas, pero pocos se han atrevido a ir más allá dentro de este género y durante los últimos años ya no solo vemos únicamente plataformas sino una combinación, en ocasiones muy superficial, con otros géneros en la cual se contrasta también y se entra en conflicto con otros planos dimensionales como el 3D o una intermediación como el 2.5D.

En ocasiones estas combinaciones no son únicamente técnicas ya que también, entrando de lleno en la jugabilidad, nos topamos con mundos notablemente dispares en los que por lo general hay una contraposición entre la magia y la tecnología, entre otros factores. Lo cierto es que si esta mezcla se realiza de forma correcta el resultado debería ser satisfactorio e impoluto y aquí es cuando se debe ser cuidadoso. Para ver como se logra una fusión similar a la anterior tenemos en esta ocasión a un voluntario, una atractiva propuesta que sabe como presentarse y llamar la atención, su nombre es The Forbidden Arts, una aventura que se desenvuelve en dos planos de visión, mundos mágicos fuera de lo común y escenarios prestos a la exploración. Su desarrollador Stingbot Games ha querido ofrecer una pieza original de plataformas a la que le colocaremos la lupa encima.

The Forbidden Arts

Antes que nada, es de gran importancia comentaros que durante esta travesía llena de magia, monstruos y entornos particularmente desafiantes, deberemos adaptarnos a los cambios de perspectiva ya que serán muy constantes e influirán en los movimientos básicos como el desplazamiento, el combate y controles en general. Esta variación no resulta molesta ya que en uno de esos dos planos solo se nos permite movernos, es muy poco lo que podemos hacer más allá de la exploración mientras que al pasar al otro plano se nos otorga algo más de libertad y por supuesto podemos ejecutar combates y hacer uso de las distintas habilidades especiales que poseeremos.

The Forbidden Arts

Aún así, aunque no resulte molesto el adaptarnos a ambos campos de visión, sí que se puede notar una ligera deficiencia en la transición de un campo a otro, bien sea que los tiempos de carga se hagan más largos de lo normal a medida que avanzamos, o que el videojuego sufra una caída de FPS considerablemente prolongada; en ambos casos The Forbidden Arts no muestra mejoría.

Este mundo fantasioso que apreciaremos con apenas entrar al juego y que a medida que vayamos ganando terreno iremos conociendo más de su esencia, consigue lucir agradable ante el ojo del jugador, o al menos así lo percibo. En cuanto a detalles visuales no hay nada que reprochar; el apartado gráfico luce agradable, colorido y en esencia logra compaginar con esa temática de magia ancestral que adorna el videojuego. Así mismo, la melodía de fondo que ameniza cada uno de nuestras contiendas y exploraciones realiza correctamente su tarea; la banda sonora es constantemente la misma, con notables variaciones en los distintos mundo que a travesaremos, pero, por lo sosegada que llega a ser, no alcanza a irrumpir durante el rato en el que estemos bajo el amparo de The Forbidden Arts.

The Forbidden Arts

En principio nos encontramos con una pieza original que es fiel a su género y que además cuenta con una mecánica que se basa, refiriéndonos de forma técnica, en cambios incesantes entre dimensiones, cambios que a pesar de no complementarse de manera adecuada en su totalidad, si que le agregan un aroma único que se percibe muy poco dentro de esta categoría.

Ahora bien, ¿de qué va The Forbidden Arts? Pues para dar respuesta a ello tenemos a Fénix, el protagonista de esta ardiente aventura y quien sabe de sobra lo que nos deparará en el camino. Para empezar, Fénix es un joven aprendiz que tras haber sido víctima de una serie de sueños inexplicables decide ir en busca de respuesta por lo cual recurre a la druida de su pueblo quien descubre una habilidad oculta dentro del ingenuo guerrero, un poder que le permite dominar el fuego puro. Acto seguido, Fénix emprende su aventura con el objetivo de dominar sus habilidades a la perfección.

The Forbidden Arts

Durante ese viaje nos veremos obligados a hacerle frente a diversos jefes en cada uno de los cinco mundo sobre los que se lleva a cabo este viaje; para cada enemigo final se nos dan algunas instrucciones o en ocasiones serán los mismos personajes que iremos encontrando los que nos darán las claves para derrotarlos así que debemos estar muy en atentos en los diálogos los cuales, además, nos ponen en contexto de los sucesos que componen el argumento de The Forbidden Arts. Y no os preocupéis ya que el juego ha sido lanzado en diferentes idiomas dentro de los cuales, por fortuna, se encuentra el español.

The Forbidden Arts

Llegando ya al ocaso de este análisis, es bueno resaltar que solo se incluye un único nivel de dificultad para todo el juego, esto en principio puede no ser de mucho agrado, sin embargo ya os daréis cuando al momento de probarlo que no hará falta una opción para ajustar la dificultad ya que a medida que avanzamos el reto se hace mayor, los obstáculos son más frecuentes y los enemigos claramente se hacen más fuertes; por su parte iremos adquiriendo nuevas espadas y sobretodo mejoras de nuestra habilidad innata.

No estaría nada mal echarle unas cuantas horas a The Forbidden Arts, teniendo en cuenta que el juego en sí está diseñado para ofrecer al rededor de 12 horas de jugabilidad. Es una agradable propuesta y el equipo de Stingbot Games ha sabido estructurar la idea que en algún momento tuvieron en mente, aunque a pesar de los contratiempos que se pueden llegar a presentar en los intervalos de cambio de pantalla, se llega a disfrutar de forma tranquila de este distintivo título.

The Forbidden Arts

14,99 €
7.9

Gráficos

8.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

9.0/10

Rendimiento

7.0/10

Pros

  • Apartado gráfico atractivo.
  • Instrucciones, mensajes y diálogos en español.

Cons

  • Tiempos de transición considerablemente extensos.
  • Problemas de rendimiento al inicio de cada escenario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.