Nota: Es posible que al momento de leer este artículo el videojuego mencionado no se encuentre disponible dentro del catálogo de Xbox Game Pass por lo que te recomendamos visitar este enlace en el que encontrarás el catálogo completo de títulos.

Fue ver el tráiler de presentación de Battlefield 2042 y su posterior gameplay en la conferencia de Xbox y Bethesda para que inmediatamente mi interés por la serie aumentase de cero a cien, y es que las últimas andanzas de DICE por los conflictos bélicos del siglo pasado no me llamaron demasiado. Meses atrás ya había picoteado Battlefield 3, videojuego de Xbox 360 retrocompatible en Xbox Series X | S y Xbox One, pero un extraño fallo en un punto de guardado hizo que terminara por desinstalarlo. La vieja técnica de esperar que las cosas se arreglen solas ha sido un éxito. Al día siguiente de montarme en el tren del hype del nuevo Battlefield continúe la partida de la tercera entrega en el punto en que había quedado, y que ahora funcionó sin problemas.

Con Battlefield 2042 prescindiendo del modo campaña es que mi objetivo para lo que queda de año es precisamente pasarme todas las entregas antes de sumergirme en lo nuevo que DICE tenga por ofrecer (aunque tengo mis reservas de que lo haga de lanzamiento). El motivo para solo ir a las campañas es bastante simple y es que sé que si me pongo con el multijugador voy a querer llegar al máximo nivel, lo que teniendo otros cinco títulos por delante no parece muy buen plan. Es así como entonces empezó mi aventura en Tardes de Game Pass con Battlefield 3.

También te puede interesar: Tardes de Game Pass – Dragon Quest XI, La Comarca… 60 años después.

Demasiada epicidad para el cuerpo.

Lo conseguido allá por el año 2011 es toda una proeza y el apartado visual del título aún se mantiene en forma. Es posible notar una que otra textura o modelo que no luce tan bien pero el empaque completo es sencillamente fenomenal. Los efectos de iluminación en la noche o lo bello que resulta atravesar las nubes en un caza mientras se se dispara a las aeronaves rivales dejan postales para el recuerdo. Lo espectacular del modo campaña no quita uno de los principales males que muchos de los shooters bélicos han arrastrado y es el hecho de que el argumento es un tanto flojo. No me quedé con los nombres de los soldados que controlaba o llegué a sentir un gran apego por sus motivaciones pero a la pregunta de si esto es malo diría que el tiempo ayuda a perdonar, el modo campaña Battlefield 3 es lo que es, una cinta de acción extendida en la que no es posible quitar la mirada, una propuesta a la que cuesta resistirse.

No será la obra maestra de la narración, pero vaya que el videojuego tiene sus momentos de sorpresa, los cuales solo hacen querer seguir avanzando. La alarma del móvil avisando que tenía que ir a otra cosa ha sido lo único que me ha impedido no seguir jugando y es que el ritmo entre acción y una cinemática para contextualizar no da tiempo de respirar. Si bien los últimos Battlefield no han sido de mi particular interés, sí que he puesto las manos en las recientes entregas de la serie, por lo que debo decir que el control es uno de los aspectos que ha envejecido un poco peor en Battlefield 3. Me parece injusto ver esto como un defecto y creo que es más bien un mérito para DICE el hecho de que cada iteración haya ido puliendo aún más el sistema de juego.

Battlefield 3 brinda amplias posibilidades de armamento y estar ante un título de casi una década de antigüedad a veces se nota, pero lo que al principio tal vez pueda chocar un poco es algo que rápidamente queda en el olvido. Np solo va a más a daca misión que se avanza, sino que para cuando estamos a mitad del modo campaña vaya que hay que tomarse en serio lo de estar en un conflicto que no da tregua y, tanto reto como diversión logran mantener el equilibrio.

Parampam parampam parampam parampan.

Una vez familiarizado con el sistema de control me he encontrado con una experiencia de juego en que se debe ir con un poco más de cautela a lo que acostumbro, lo dice alguien que va lanzando granadas y tirando golpes a cuanto enemigo se me atraviesa en un Halo; Pero la diversión no se reduce por este motivo y si debo resumir la campaña de Battlefield 3 en una frase sería: te metes de lleno en su película. En caso de que tengas una suscripción a Xbox Game Pass Ultimate vaya que te recomiendo ir descargando esta joyita de los shooter de acción y prepararte para subir a tanques, aviones y darlo todo en un campo de batalla que se resiste al paso del tiempo.

En notas extendidas vaya que ha sido impresionante el tráiler de Battlefield 2042, creo que ya voy para las diez veces (o tal vez ya las he superado) que he visto el vídeo, situación que estoy repitiendo con el primer gameplay. Es una pena que se deje de lado el modo campaña, pero esperemos que esto se compense en una constante llegada de novedades para el multijugador. ¿Siguiente Battlefield en la lista? Bad Company 😀 Y algo más, la misión “Entre la espada y la pared” de esta tercera entrega es sencillamente una de las más épicas que haya jugado en un videojuego.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.