Y el séptimo día, Dios creó el Jazz

Imaginaros que existe un Big Bang donde los neutrones y protones se mueven en armonía, creando un panorama musical como nunca antes lo habíamos presenciado. Esta loca y abstracta idea es la que el estudio Feral Cat Den quiere brindarnos con Genesis Noir: A Cosmic Adventure. Nosotros hemos probado su demo y os comentamos nuestras impresiones a ritmo de Jazz y escenas de lo mas bizarras.

Hay títulos que no necesitan texto para contar una historia. Incluso en ocasiones no se necesita ni las propias imágenes, sino que simplemente hay que dejarse llevar por la música que suena en todo momento. Sin duda, Genesis Noir: A Cosmic Adventure lo consigue, y como resultado tenemos una obra prometedora y distinta a todo lo visto. Puede que estas primeras trazas del título que hemos probado sean simplemente un pequeño aperitivo de una historia algo más profunda, aunque, por lo poco que hemos jugado, nos queda claro que lo importante no es terminar el cuento musical que se nos presenta, sino vivir cada instante que vamos saboreando, sin importar mucho cómo prosigue la narrativa.

La música será nuestra guía, y eso llevará a nuestro protagonista (una especie de detective ávido de encontrar músicos) a buscar compases musicales por toda la ciudad. A base de viñetas, y con unos controles sencillos que nos recuerdan a los clásicos point’n click, debemos ir superando las pequeñas fases que nos llevan de un punto de la ciudad a otro. Pese a que el estilo visual llama la atención, con diseños sencillos, apenas con color, y en ocasiones con formas inverosímiles, lo bonito del juego desarrollado por Feral Cat Den es la manera de interpretar el Jazz que recorre las calles de la gran urbe.

No voy a mentir si digo que en ocasiones todo parece sacado de los sueños de Dumbo cuando ve elefantes de color rosa. En ocasiones el juego nos lleva a situaciones donde hay que tirar de imaginación, e incluso todo se magnifica cuando nos topamos con un músico que está tocando un contrabajo. En ese momento la fusión de nuestro saxofón con su gran instrumento de cuerda aflorará en una simbiosis que veremos representada con pequeños mini-juegos como una especie de “Simón dice”, una reconstrucción de la ciudad en la que habitamos y otra serie de situaciones estrambóticas (cada uno que saque las conclusiones que desee). Al final de este baile entre los dos instrumentos, esta unión de la cuerda con el viento, esta alternancia entre los sonidos graves con los agudos, todo volverá a la normalidad… con la salvedad de que ya no estará el músico que tocaba el contrabajo, aunque en el suelo sí que está tirado este gran instrumento. ¿Habrá sido capturado? ¿Asesinado? ¿Todo esto pertenece a algún tipo de sueño ocasionado por el Big Bang?

Sabemos que la historia de Genesis Noir: A Cosmic Adventure no se queda ahí, pese a que la demo que hay disponible no ofrece nada más. Al menos, con estos 20 minutos jugables sabremos cómo son sus mecánicas, y la estética que destila el título. Habrá que esperar al juego final para conocer mejor el triangulo amoroso que habrá entre nuestro protagonista, Miss Mass y Golden Boy. Este mismo año saldremos de dudas…aunque no sabemos fecha exacta de salida.


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.