Koch Media quiso entrar en el mundo de los eventos digitales con Prime Matter, pero el E3 2021 merece algo más que eso…

Para empezar, cabe decir que como el propio nombre del título indica, estáis frente a una opinión personal. Recalco esto porque este texto no va a ser una resumen de la conferencia, ni va a arrojar datos, fechas o anuncios sobre lo que se vio en el streaming. Este texto es más pasional, con sentimientos encontrados que se dieron cita en el evento de Koch Media organizó bajo el sobrenombre de Prime Matter. Porque una cosa es mostrar juegos de corte más humilde, y otra cosa es realizar actos tan mal preparados como el que tuve que presenciar. Un evento pre- E3 2021 que hubiésemos deseado no presenciar.

Cuando el gigante asoma

Koch Media me encanta. Es una distribuidora que trae en físicos muchos juegos y en su mayoría, son obras de arte. Ahora con el desarrollo de sus propios juegos, con toda la experiencia y bagaje que tienen, la cosa no tenía por qué pintar mal. Pues bien, esta conferencia me ha generado ciertas dudas que antes no tenía. Con los lanzamientos que tienen gracias al trato con Capcom, juegos de corte más japonés como Persona 5 o Dragon Quest, sus acuerdos con SEGA… Todo podía haber sido especial. Una sorpresa a la altura de un E3 2021 que la gente reclamaba como nunca. Pero “los sueños, sueños son” como dijo Calderón de la Barca, dejando un ambiente completamente distinto.

Viejos y nuevos conocidos

No voy a negar que el primer minuto fue interesante (sí, primer minuto). Una entradilla con una sucesión de juegos que daba pie a un streaming potente. Teasers de grandes conocidos como Kingdom Come: Deliverance, Outwards y otras propuestas menos concidas como Dolmen podían servir como un “buen entrante” antes de meterse de lleno en el plato principal. Lamentrablemente, ese plato nunca llegó.

Entiendo que puedan tener ilusión por sus juegos (obviamente), y que les apetezca hablar largo y tendido sobre ellos (más obvio todavía), pero ese no es el reclamo que busca el jugador. Por poner un ejemplo, uno de sus primeros títulos en anunciar fue Dolmen. Pues bien, ya no sólo está el hecho de que repitieron cuatro o cinco veces las mismas secuencias del tráiler, sino que luego hicieron una entrevista a sus desarrolladores que llevó más de 15 minutos. Y antes de esto, ya veníamos de otra charla con el estudio Warhorse (aquí ni juego ni nada, total…). Una rutina que se repitió sin cesar durante dos horas. Y así no.

Cuando las cosas empiezan torcidas…

Si no tienes nada para presentar, no presentes. Tener un título en pañales no vale para anunciarlo en una conferencia del E3. Y no, un miembro del equipo no va a suplir lo que tú puedas ver en pantalla. Ya no nos vale lo que nos pueda decir el diseñador del título, queremos hechos. Y no los hubo. Alguna cinemática pocha en cierta ocasión, como en el caso de King´s Bounty II, pero poco más.

Koch Media ha querido subirse al carro de la oportunidad del E3 2021, y ha errado. Es más, creo que esto le perjudica más que le beneficia. En mi caso (nuestro caso, más bien), hasta le dedicamos un streaming en Twitch, creyendo que la envergadura del evento iba a ser mayor. Al final hablamos de todo menos de lo que había en pantalla, sinceramente. El chat del propio evento de Prime Matter no era mucho más optimista. Algunos se dormían, otros no entendían nada y unos últimos recomendaban acudir al evento de IGN, el cual era a la misma hora y resultó ser mucho mejor.

A prepararse para el verdadero E3 2021

En fin, una pena que ocurran estas cosas que al final “salpican” al evento global en sí. Geoff Keighley, maestro de ceremonias en el Summer Game Fest, y por ende, del evento que hemos tratado, debe plantearse ciertas cosas. O al menos, explicar previamente qué formato va a seguir su streaming para que no haya sustos de este tipo. Los jugadores queremos carnaza. Gameplays, novedades, “World Premieres” de peso y no de productos a medio cocer como los vistos la pasada noche. Sólo espero que estos eventos previos al propio E3 2021 sean un bache que luego no se repita. No necesitamos esto. Queremos ilusión que al final es la magia que nos mueve estos días a estar conectado a las webs en todo momento. Hoy toca tirón de orejas, Koch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.