Surgen diversas quejas acerca de la segregación de la comunidad de jugadores en Destiny 2

Destiny 2 ha recibido esta semana la primera gran expansión llamada “La Maldición de Osiris”, la cual ha añadido gran cantidad de contenido al título de Bungie, cosa que necesitaba como agua de mayo. Sin embargo, la inclusión de este añadido ha levantado grandes quejas por parte de los usuarios que no cuentan con el pase de temporada o en su defecto este DLC.

Este alzamiento de la comunidad viene propiciado por el hecho de que esas personas que no han adquirido La Maldición de Osiris se han visto aisladas o segregadas del resto de jugadores, es decir, se ha dividido a la comunidad de jugadores según el tipo de contenido que posee cada usuario. No suficiente con eso, algunos jugadores han reportado también que les es imposible acceder a ciertos contenidos que antes si podían acceder. Por ejemplo, el evento The Prestige Nightfall exige ahora un nivel para poder acceder a él, el cual sólo se puede obtener si has adquirido la expansión, puesto que el nivel máximo se ha aumentado con ésta.

Además, esta división también ha afectado a los clanes, ya que las partidas se organizan según el contenido disponible y esto condiciona a los miembros de los grupos. Por otra parte, se ha creado unas listas de juego específicas que permiten a los jugadores con la expansión disfrutar sin limitaciones de los nuevos mapas, cosa que obviamente deja fuera al resto.

Por estos motivos se han generado multitud de quejas en foros o redes como Reddit, ya que el mes no lleva más de tres meses en el mercado y ya se está segregando la comunidad de jugadores, obligando en cierta forma a pasar por caja para no quedar excluido de un juego por el cual has pagado. Y resta decir, que la salud del juego no es muy buena que se diga, debido a la falta de contenido que está acarreando el título tras finalizar la historia o el modo principal.