Un eSport es una competición basada en unas normas preestablecidas, un evento organizado y protocolizado. Jueces especializados, méritos y premios de diverso tipo. Hoy se encuentran en su edad de oro pero los e-games han experimentado un desarrollo sin precedentes. En realidad, todo el mundo del juego ha sufrido las consecuencias de una revolución tecnológica global. Oímos hablar de competiciones, de apuestas, de récords, de pronósticos de la quiniela en casinos online, de retransmisiones en directo entre gamers. Las casas de juego, los videojuegos, los deportes, las apuestas. Hoy todo está más entrelazado que nunca en un panorama altamente enriquecedor y prometedor. Pero ¿Qué sabes acerca de los eSports? ¿Conoces su origen?


1972: Spacewar 

La primera competición oficial de videojuegos de que se tiene constancia tuvo lugar hacia el 19 de octubre de 1972 y fue organizada a través de la Universidad de Stanford. El evento giró alrededor del videojuego Spacewar que por aquel entonces contaba ya con más de 10 años de vida desde que fue lanzado. En él los jugadores tenían que conducir una nave espacial al tiempo que trataban de derribar a su oponente gestionando recursos disponibles como armamento o combustible. 

Recibió el nombre de Olimpiadas intergalácticas y el gran premio consistía en un año de suscripción a la revista Rolling Stones. El vencedor fue Bruce Baugmart, estudiante de biología y desde entonces, también el primer ganador de eSport oficial de la historia.

1980: Space Invaders

Sin embargo, hubo que esperar hasta 1980 para que se organizase la primera competición a nivel comercial de la mano de Atari, la empresa que desarrolló la popular consola Atari 2600. Fue el primer evento masivo de estas características y consiguió superar un aforo de 10.000 jugadores procedentes de todo Estados Unidos. La competición finalizó con la victoria de Rebecca Heineman y hoy se considera uno de los eventos más importantes de la historia de los eSports.

Twin Galaxies: El auge de la competitividad

Twin Galaxies es hoy un símbolo de los eSports. Esta organización se dedica a localizar los récords mundiales del mundo de los videojuegos. Se gestó hacia 1981 por un amante de las consolas llamado Walter Day. En aquellos momentos los videojuegos que se producían eran individuales y aunque había una cultura del gaming menos grupal, poco a poco comenzó a convertirse en una actividad social. Con la aparición de Twin Galaxies el carácter competitivo se acrecentó y apareció una fiebre por alcanzar un récord mundial en el universo del videojuego.

La acogida que tuvo Twin Galaxies pronto se vio potenciada por sus colaboraciones regulares con el Libro Guinness de los Récords para establecer distintivos internacionales. Muchos apasionados del mundo de los videojuegos acabaron convirtiéndose en jugadores famosos por ser expertos en la materia. Poco a poco la figura del jugador de videojuegos fue cobrando mayor popularidad y fue recibiendo una mayor cobertura dentro de los medios de comunicación. Muchos de ellos se convirtieron en celebridades y eran invitados a programas de televisión para demostrar sus extraordinarias habilidades jugando a los videojuegos de la época como Pac-Man. Incluso se celebraron algunos programas especiales de competiciones en directo entre los jugadores más populares. ¡Sí! Estos fueron los primeros streamings de la historia del gaming.

1990: Nintendo World Championships, la primera competición mundial

La popularidad que adquirieron los videojuegos dio lugar a un despertar dentro de la industria con una mayor competitividad: Las disputas por el liderazgo entre Nintendo y Sega son una referencia de lo que empezó a germinar hacia mediados de la década de los años ochenta. 

Hubo que esperar hasta la década de 1990 para que se produjese la primera competición mundial de la mano de Nintendo bajo el nombre de Nintendo World Championship. Se celebró en 29 ciudades diferentes distribuidas dentro de territorio estadounidense. Algunos clásicos como Rad Racer o Super Mario Bros coparon los encuentros, de hecho el premio de la competición era un cartucho de NES que contenía los tres títulos del momento: Los dos anteriores y el famosísimo Tetris. 

Las reglas eran sencillas: Cada uno de los aspirantes contaba con un periodo máximo de 6 minutos y 21 segundos para tratar de alcanzar la máxima puntuación en cada uno de los tres juegos.

Para aquella primera edición se fabricaron 116 cartuchos, 26 de los cuales fueron sorteados por la propia revista de la casa Nintendo: Nintendo Power. Su importancia histórica se traduce en un gran valor económico. Hoy uno de los cartuchos originales está valorado en un mínimo de 10.000 dólares.


Quake: el antecedente más reciente de la era actual

El auge definitivo de los eSports se dio cuando esa vertiente competitiva y a la vez cooperativa se vio potenciada y fortalecida por la presencia de las nuevas tecnologías. Los grafismos 3D y las nuevas opciones de conectividad e interacción fueron los ingredientes clave. 

Quake fue el primer juego que hacia el año 1996 hizo una primera apuesta por la solución multijugador. A partir de entonces se inició una revolución a nivel conceptual que poco a poco fue apoyada por los nuevos avances en materia de tecnología.

La primera competición oficial de eSports en la era de internet se celebró hacia el año 1997, de la mano de la empresa ID Software. Recibió el nombre de The Red Annihilation. Durante su desarrollo participaron más de 2000 jugadores y de entre todos ellos tan sólo 16 alcanzaron la final que se celebraría en la Electronic Entertainment Expo.

A partir de entonces aparecería el Siglo XXI con innovadoras propuestas como el cibercafé, las redes sociales y nuevos juegos diseñados desde su primera fase para un público con ansias de competir y compartir sus experiencias en grupo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.