El crear juegos para ambas plataformas es la forma más amigable para los clientes.

El lanzamiento de Xbox One X supuso un salto grande en cuanto a hardware dentro del mundo de las consolas, pero cuando pensamos en el futuro de la consola, no podemos evitar pensar que el poder de la Xbox One X se verá mermado por compartir juegos con las primeras versiones de Xbox One, después de todo, Xbox One X es un sistema significativamente poderoso, pero las bases de desarrollo siempre indican que se debe apuntar mínimo común denominador, en este caso desarrollar en base a las limitaciones de la primer versión de Xbox One.

Los creadoress de Everspace comentan que, la necesidad de apoyar simultáneamente a Xbox One y Xbox One X hace que el desarrollo y las vidas de los desarrolladores sean un poco más complicadas, pero, por otro lado, reconocen que es, el movimiento más amigable para el cliente.

“Se requiere más tiempo para que los desarrolladores ofrezcan un juego que funcione bien en dos plataformas diferentes, en lugar de centrarse en una sola y ser capaz de sacar el máximo provecho de ella” dijeron, en una entrevista para GamingBolt.

 “Por otro lado, es bueno para los consumidores que no estén obligados a conseguir una nueva consola solo para jugar un juego. También es una ventaja que, si ya tienen una Xbox One X, podrán disfrutar juegos con gráficos y rendimiento mejorado. Por último, si el juego es también para PC, este debe ser optimizado para una amplia gama de especificaciones de hardware”.

Esto último es lo que más esfuerzo les cuesta a los desarrolladores, pues optimizar juegos en pc junto con las consolas supone un esfuerzo mayor, sin embargo, esto ya tiene tiempo realizándose, por lo que no deberían tener problemas si se trata de optimizar el juego en dos plataformas con hardware de la misma familia como lo es Xbox One y Xbox One X.

Lista actualizada de los juegos que traen mejoras en X