Esta vez quiero hablar con vosotros sobre el dinero que nos podemos llegar a gastar en videojuegos, si tienen un precio elevado y sobre los DLC’s

Cada vez son más las personas que juegan a videojuegos, debido a que cada vez abarcan más generaciones y parece que  hemos llegado a un punto en el que la mayoría de los usuarios, ven normal o aceptable el precio que estos tienen. Cuando una entrega nos gusta muchísimo, estamos esperando que llegue el día de lanzamiento para comprarla, sin que nos importe demasiado que cuesta 60€ y no solo eso, sino que también, ya hasta se venden antes de su lanzamiento. Que ese precio sea elevado o bajo es algo subjetivo, personalmente si lo considero un precio bastante alto o en ciertas ocasiones lo veo hasta exagerado y os explico la razón. Partiendo de que aceptamos el precio del mercado (nos guste o no), si hablamos de un juego que tiene una duración de 80, 100 o 200 horas y/o que nos invita a jugarlo durante mucho tiempo o volver a empezarlo para ver las alternativas, parece que la inversión puede estar más justificada. Cuando compramos un juego y nos encontramos con que al cabo de 15 o 20 horas lo hemos acabado, ahí es cuando podemos pensar que los videojuegos pueden tener un precio exagerado. El tipo de usuario que más “sufre” con esto, es el coleccionista que busca tener varios juegos en formato físico y en su mayoría de la edición coleccionista, invirtiendo una cantidad bastante alta de dinero. Es por esto que a excepción de unos pocos, no suelo comprar los títulos en su fecha de lanzamiento y espero un poco a que bajen su precio o salga alguna oferta interesante.

Una buena forma de poner jugar a más títulos gastando menos dinero, es la de compartir las cuentas con una persona de confianza, si no os importa que sean en versión digital. Es por esto precisamente, por lo que el precio en la store es el mismo que el de las versiones físicas. Personalmente veo muy bien que tengan en cuenta que 2 usuarios van a disfrutar de una copia, pero creo que el precio debería ser un poco menor, ya que la versión digital no tiene los gastos de la física (caja, transporte,etc). Otra alternativa bastante buena, sobre todo para los nuevos usuarios, es la de sacar provecho de las suscripciones como Xbox Games Pass, EA Access o GOLD en el caso de la consola de Microsoft.

Volvamos al tema del primer párrafo, hemos comprado una entrega que nos gusta mucho el día de su lanzamiento por 60€. Al terminar la historia principal nos damos cuenta de que es de los mejores títulos que hemos jugado y nos enteramos que tienen DLC’s con los que podemos seguir jugando a este juego que nos ha enamorado. En mi caso particular, ha habido ocasiones en las que sumando el juego base más las posteriores expansiones, me ha salido el total entre 80-90€. Me parece abusivo por parte de las compañías, parece que la manera de agradecernos que nos gastemos en el dinero en sus títulos, es la de seguir cobrándonos aún después de la compra. Puede que para algunos lo que voy a decir ahora sea un burrada, pero para mí los DLC’s no deberían valer más de 5€ y solo si se trata de una nueva expansión muy trabajada que nos aporta muchas horas de nuevo contenido. Esto de sacar nuevas expansiones de pago, es relativamente nuevo, ya que empezaron cuando las nuevas generaciones de consolas, venían con un bazar o store en los que se vendían. Hemos llegado hasta tal punto, que ya pagamos hasta por una expansión que lo único que nos ofrece son dos mapas nuevos y dos armas, cuando personalmente creo que este contenido debería venir gratis a forma de código al comprar el juego.

Desgraciadamente, (incluyéndome a mí, ya que en ocasiones los he comprado) parece que al igual que el precio de salida por 60€, la comunidad de jugadores ha aceptado acabar pagando por las expansiones. Los más importante es que se ha normalizado de tal manera, que las compañías ya están presentando el calendario de DLC’s el mismo día del lanzamiento del título. Si echamos un vistazo al pasado, antes de que las consolas incorporasen un bazar o store, también existían las expansiones y no se pagaba por ellas, porque venían con el juego, ya bien a modo de misiones secundarias o como contenido extra. Para finalizar quiero animaros a que cada uno saque la cuenta de lo que ha costado cada videojuego de su biblioteca, junto con lo que se ha continuado gastando, ya sea en las expansiones o en micropagos (que este es otro tema aparte) y ya cada uno sabrá si le ha merecido la pena o podría estar invertido en otro sitio. También os invito a que dejéis vuestra opinión, si os parecen caros los videojuegos o no, si creéis que las grandes compañías aciertan al sacar los DLC’s  y si esto nos favorece a los jugadores.