Análisis WRC 7, volvemos a la conducción sobre tierra.

0

Los amantes de la conducción ya podéis disfrutar de World Rally Championship 7 y en Comunidad Xbox lo analizamos para que sepáis qué os vais a encontrar.

La desarrolladora Francesa Kylotonn Games nos trae una nueva entrega del juego oficial de World Rally Championship editada por BigBen Interactive. En esta ocasión los fanáticos del rally podrán ponerse al volante de marcas como Hyundai, Citroën, Ford y Toyota. En total  los creadores ponen a disposición de los jugadores 55 equipos oficiales, 13 localizaciones del mundial y más de 50 etapas. WRC 7 está disponible desde el día 15 de octubre para Xbox One, PC y PS4.

Preparados en la línea de salida

Como bienvenida tendremos que realizar una prueba donde se evaluará nuestro manejo al volante y según el resultado nos sugerirán la dificultad que mejor se adapte a nuestro nivel. Los amantes de los rallys sin duda alguna quedarán satisfechos con WRC 7 al poder disfrutarlo de tantas maneras diferentes. Ya sea en compañía de otros jugadores en el modo multijugador online o en pantalla partida contra tus amigos tendrás aseguradas muchísimas horas de diversión. Y no solo se queda en la opción de echar unos simples piques con los amigos, también nos podremos entretener bastante jugando en solitario. El modo más destacado para un jugador es el modo carrera, ya que podremos crearnos nuestro propio piloto y estará basado en un adictivo avance para ver cómo progresamos por las distintas categorías (WRC junior, WRC 2 Y WRC) para acabar siendo campeones y conseguir la gloria. Tampoco podemos olvidarnos de la opción de crear nuestro propio campeonato personalizado, eligiendo los rallys en los que queremos competir, que además de ser una opción más directa nos puede venir muy bien para ir cogiendo más rodaje en el juego.

Arrancamos motores

Como cada juego de simulación de conducción, WRC 7 nos trae también su propio estilo. Un estilo que no solo le aporta realismo si no que lo diferencia del resto, al no traer el mapa y tener que agudizar algo más el oído ya que nuestro recorrido nos los irá indicando el copiloto. Nuestro compañero hará de guía perfectamente al indicarnos la dirección de las curvas, si debemos frenar y de qué manera, e incluso los peligros que podemos encontramos. Como teoría está muy bien; pero si es cierto que en cuanto a la conducción del vehículo, aunque está bien adaptada al mando; en algunos momentos a gran velocidad puede transmitir la sensación de estar algo más enfocada a un volante, debido a los giros que pueden ser algo bruscos aún haciendo una buena frenada. Independientemente del modo elegido podremos disfrutar compitiendo en los 12 rallys que nos trae, como el de Cataluña-Costa Daurada (España), Vodafone Rally (Portugal) y Neste Rally (Finlandia) entre otros. Cabe decir que nos ofrece una grata experiencia al darnos bastante libertad en la personalización del modo que estamos jugando, haciendo así más factible que se adecue al gusto de los diferentes usuarios. Cada rally está muy bien divido en sus diferentes etapas, las cuales dejan un bueno sabor de boca al no ser demasiado largas ni demasiado cortas y consiguen hacer más interesante el transcurso de la competición.

Gráficos y Sonido

Este apartado lo podríamos catalogar perfectamente con luces y sombras, ya que no solo le hará justicia por el contraste en los diversos aspectos gráficos del juego (en algunos si apreciaremos un realismo considerable y en otros no), si no que las luces y las sombras serán los puntos más importantes visualmente junto con el clima. Tenemos que separar en 3 aspectos el apartado gráfico: el realismo de los vehículos, la recreación de los escenarios y los efectos climáticos. Está claro que en un juego de rallys , lo primordial va a ser el realismo de los coches y hay que decir a su favor que WRC 7 ha trabajado bastante este aspecto y ha conseguido un acabado visual bastante bonito y realista, recreando bastante bien hasta el más mínimo detalle de los vehículos. El problema puede surgir cuando se dejan de lado ciertos detalles gráficos, porque puede restar bastante realismo indirectamente a la conducción. Concretamente es la recreación del entorno la que carece de realismo a nivel visual, si bien es cierto que reúne los componentes necesarios en los diversos escenarios (la diversidad de escenarios es un plus al que se lo podría haber sacado más provecho), pero finalmente no están muy conseguidos y acaban alejándose de la realidad (salvando sólo unos pocos). Como estamos en un continuo avance podremos apreciar como las texturas se irán cargando a medida que nos acercamos, sin ser del todo realista el resultado final. Además, no gozaremos de la misma visión de nuestro entorno en todas las cámaras ya que desde que dejamos de visualizar el coche completo los escenarios tienden a empeorar. Es comprensible que al tratarse de un juego de coches estos aspectos pierdan importancia, pero WRC 7 los ha descuidado en exceso y finalmente son los que pueden marcar la diferencia. Debido a esto, en ciertos momentos puede transmitir la sensación de que te sueltan con el coche en un escenario a “medio hacer” cuando se podrían haber centrado más en alargar la distancia de dibujado que nos introdujera de lleno en la etapa.

Para finalizar añadiremos que ciertos elementos carecen de realismo, no solo visualmente sino también en su composición, vamos a ejemplificarlo para que quede más claro: nuestro vehículo será víctima de nuestras colisiones y a mayor velocidad peores serán los daños, pero dependiendo del obstáculo debería causar unos daños u otros. En esta entrega no tendremos ese realismo ya que al chocar contra un árbol que no sea robusto (como puede ser un pino), nos transmitirá la sensación de haber chocado contra un muro de hormigón, frenando nuestra carrera y causando unos daños que no se corresponden con la realidad. Aquí es donde pierde bastante realismo la conducción y entorpece la experiencia porque no se pierde el mismo tiempo al perder algo de velocidad al chocar contra un árbol pequeño y arrancarlo continuando con la marcha, que parando el vehículo en seco y requiriendo una maniobra en algunas ocasiones para reanudar nuestra marcha.

Aunque WRC 7 no ha querido dejar de lado todos los pequeños detalles, algunos están muy bien recreados y le acompañan bastante bien, como son los efectos climáticos y es aquí donde se puede hacer algo gala de su nuevo motor de físicas. Son las sombras de los árboles, los destellos de luz, el polvo que levanta cuando derrapamos en tierra o incluso las marcas de frenada en algunas curvas de los vehículos que han salido antes que nosotros, los auténticos responsables de que el apartado visual no se ciña solo a los vehículos y los que pueden contrarrestar en cierto modo la mala recreación de escenarios. Esto junto con un buen sonido de nuestro motor y las órdenes de nuestro copiloto, que se agradece muchísimo que también estén en español; consiguen que nuestra experiencia al volante sea algo más real (obviando detalles como los ya comentados).

Puntuación
Jugabilidad
85 %
Gráficos
75 %
Sonido
80 %
Duración/Diversión
80 %
Compartir
Artículo anteriorEl EVO 2018 ya tiene fecha oficial para su edición en occidente
Artículo siguienteÉsta es la lista de coches de Need for Speed Payback

Redactor de Comunidad Xbox y entusiasta de los videojuegos con un variado género

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here