The Invisible Hours posee una trama que engancha y logra sorprender hasta el ultimo momento.

Ya en el inicio de The Invisible Hours se nos da un mensaje que explica lo que podemos esperar de esta obra, “una pieza de teatro inmersivo con muchas tramas enredadas”. Si te suena a poco de antemano comento que no es así, el trabajo realizado por el estudio español Tequila Works toma elementos del teatro y del videojuego, logrando brillar por lo fascinante y única que es su propuesta. En este análisis no se encuentran spoilers que te puedan arruinar la experiencia de juego.

Las sensaciones que me ha producido The Invisible Hours me invitan a no ser grandilocuente, a contar lo minimo, es un videojuego del que entre menos llegues a conocer más sorpresas te dará, rompe con los cliches que cualquiera podría tener al afrontar este tipo de historias y la hace única para cada jugador, pues somos nosotros quienes hacemos las veces de espectadores en esta aventura de misterio.

Un asesinato, siete sospechosos.

En primer lugar quiero hablar sobre la historia, el punto que a mi parecer es el que más brilla y que tanto puede variar de jugador a jugador. La trama en The Invisible Hours no es muy común, tal vez los primeros compases de la aventura nos hagan creer que estamos ante una historia cualquiera sobre un asesinato, que el villano será el mayordomo o quien menos te lo esperes, todo lo contrario la semilla de la duda se sembrará sobre todos los personajes, siendo una historia mucho más rica y compleja, de la que créeme cuando te digo que nadie está en aquella mansión tiene sus buenos motivos.

En el videojuego tal y como ya lo comentaba, seremos el espectador de todo lo que sucede a raíz del asesinato del un reconocido inventor. Cuando se dice observador tal vez se entienda que estamos antes una propuesta lineal, pero esto no es así, de hecho lo que sucede es que el videojuego otorga tal libertad que será tarea del jugador el entrometerse en toda conversación y revisar todos los recovecos de la mansión en la que ocurre el crimen. En total y contando a la victima, son ocho los personajes que conoceremos durante la historia. Lo que nos propone The Invisible Hours es una historia dividida en cuatro episodios, desde el principio hasta al final podremos acompañar a un personaje y ver los hechos desde su punto de vista. Esta es una forma completamente valida de jugar, aunque no la indicada para disfrutar de este título al máximo. En nuestro papel de observador podremos alternar entre personajes durante una misma linea temporal, permitiéndonos conocer al mayor detalle posible en que lugares ha estado, con quien ha hablado o que cosas ha hecho mientras nadie le observaba.

Tal vez suene confusa la gestión del tiempo y de saber donde está cada personaje, pero el manejo de esta mecánica es bastante intuitivo y es una de las maneras en la que el videojuego logra que el jugador se sumerja dentro de la trama. Algunas de las acciones que podremos realizar son el movernos libremente por el escenario mientras se desarrolla el episodio, realizar una pausa en el momento que consideremos indicado, rebobinar y acelerar el tiempo. Al principio tenía cierto miedo de estar haciendo las cosas mal, de tal vez no prestar demasiada atención, de no saber en que momento parar con un personaje e ir a otro, pero créeme que una vez le coges el truco se hace bastante gratificante esta posibilidad de no perdernos de nada de lo que sucede.

En The Invisible Hours podrás conocer la verdad desde diferentes perspectivas.

Los ocho personajes que ya mencionaba con anterioridad nos presentan a lo largo de la aventura sus diferentes motivaciones, de las cuales podremos conocer aún más información si decidimos ponernos en el papel de detective y buscar en el escenario textos e imágenes que nos revelen un poco más sobre su pasado. En The Invisible Hours lo que Tequila Works ha logrado es que sin dar poder al jugador este se sienta conectado con la historia. Si decides quedarte en un punto puedes hacerlo sin ningún problema, los hechos seguirán ocurriendo estés o no estés presente, lo que se alterará en función de a donde vayamos es la verdad, elemento que el propio juego maneja como una mera perspectiva. Esta situación hace  tan valiosa la mecánica del tiempo, todos los hilos están conectados, será pues nuestra tarea el seguirlos todos.

El diseño de personajes es otro elemento a destacar, no sabrás la verdad de nadie hasta el desenlace final, las expresiones faciales pasan desapercibidas pero el lenguaje corporal destaca bastante, los personajes transmiten seguridad, confianza, temor y demás emociones que facilitan la inmersión dentro del videojuego. En cuanto al apartado gráfico, The Invisible Hours no es un videojuego puntero ni mucho menos, pero exceptuando algunas texturas que no lucen todo lo bien que deberían, si que es bastante atractivo visualmente. Se genera una atmósfera que nos transporta al siglo XIX, todos los elementos de la mansión ayudan a generar una sensación de misterio, lo que refuerza la intención del videojuego por hacernos saber que no debemos fiarnos de nadie.

Conforme avance la historia la tensión irá en aumento.

Si su historia es donde más brilla The Invisible Hours, el apartado sonoro no se queda atrás, tanto el doblaje en inglés como en español es fenomenal. El doblaje no tiene nada que envidiar a ninguna producción AAA, tal vez esta calidad sea debido al escaso número de personajes, aunque esto no quiere decir en ningún momento que le quite merito al trabajao realizado. No hay ninguna interpretación por debajo del resto, el doblaje es sencillamente impecable. El aspecto que empaña un poco este excelente trabajo es que la banda sonora no destaca lo suficiente en algunas ocasiones y debido a la naturaleza dinámica del videojuego en un par de ocasiones me tope con bugs en el sonido que por suerte se quedan en algo anecdótico.

El videojuego de Tequila Works te mete de lleno dentro de la trama y durante sus 4 horas de duración aproximada (no explorando ni observando las escenas de todos los personajes en su totalidad) terminas el videojuego con una sensación que francamente no tenía desde hace mucho tiempo, el de disfrutar de una obra completa, a la que no sobra ninguno de sus elementos

Este no es un videojuego común, no se le puede catalogar como aventura interactiva, pues no influyes directamente en la historia, lo que sí es The Invisible Hours es una extraña pero fascinante mezcla entre una obra de teatro, pues solo verás una escena a la vez, y un videojuego, pudiendo ir a cualquier lugar y disfrutar de la historia a nuestra manera. Finalizo comentando lo gratificante que es jugar a The Invisible Hours, pues el videojuego de Tequila Works es una de esas historias en la que te sumerges de principio a fin. Una obra con identidad propia, que logra diferenciarse de cualquier otra propuesta en el mercado.

The Invisible

24,99 €
The Invisible
8.7

Historia

10.0 /10

Gráficos

8.0 /10

Jugabilidad

8.0 /10

Sonido

9.5 /10

Duración/Diversión

8.0 /10

Pros

  • La historia engancha de principio a fin
  • El doblaje está a la altura de las producciones triple A
  • El diseño de personajes es fantástico
  • La naturaleza del videojuego hace que cada jugador experimente el videojuego a su manera
  • Una mezcla única entre videojuego y teatro

Cons

  • Quedan algunos cabos sueltos
  • Errores en el sonido
  • Algunas texturas no lucen todo lo bien que deberían