Esto es lo que pasa cuando mezclamos concursos como Wipeout, Humor Amarillo, Goat Simulator y las historias japonesas más frikis en Nippon Marathon

Cuando hablamos de juegos para jugar con amigos desde el sofá de casa, se nos pueden ocurrir nombres como Mario Party o el mítico juego de los años 80 Track and Field, y esto es lo que intenta Nippon Marathon desde un punto mucho más loco. Se trata de un juego enfocado al multijugador local, si, solo local, orientado por las físicas de los personajes y situado en escenarios de todo Japón.

El juego ya en 2017 fue muy bien acogido en el país del sol naciente (¿por qué no me extraña?) y creado por los desarrolladores Andy y Amy Madin, desarrollando para Onion Soup Interactive y publicado en Xbox One Por  PCube Limited. Está claro que no han usado el más alto de su presupuesto por el apartado técnico, pero se han centrado en que pasemos un rato divertido con una buena variedad de pruebas al más puro estilo japonés.

Nippon Marathon nos reta a una serie de pruebas “deportivas” en medio de las transitadas calles de un pueblo, un aeropuerto (¿encima de un avión, en qué pensabais?), una colina, ríos etc, que nos pondrá las cosas bastante difíciles para llegar a la meta.

nippon marathon

Apartado técnico de hace muchos años

Está claro que los desarrolladores no han puesto el foco en un apartado visual bonito, ni siquiera decente, sino que por el contrario parece que estemos ante un juego de hace dos e incluso tres generaciones con un filtro HD, con bordes de sierra aunque muy colorido. El diseño de los personajes es tosco, con algunos bugs que hacían desplazarse hasta los cabellos de los mismos cual muñecos de Playmobil, una movilidad propia de maniquís y unos escenarios sencillitos de más podríamos decir.

“Queríamos juegos japoneses, pues toma”

En cuanto al sonido no mejora la cosa, pues si bien la música es correcta, se puede hacer bastante cansina por el poco repertorio que trae el título. Los efectos de sonido a veces llegan tarde o simplemente enmudecen, aunque es más bien un repertorio básico para acompañar las pruebas. El juego viene en inglés (hablado por un japonés) y varios idiomas asiáticos, que demuestran a qué mercado va enfocado el producto. Al menos está traducido al español, que aún no haciendo mucha falta, es necesario para intentar entender el modo campaña para 1 jugador, aunque realmente es solo apto para amantes del lado oriental del mapa.

nippon marathon

Una jugabilidad cuyo objetivo es hacernos reir al menos

El punto fuerte de Nippon Marathon es la jugabilidad, o al menos es en lo que se habrían centrado sus creadores, pues le han implementado unas físicas que parecerían haber salido de Goat Simulator, lo que es genial para echar unas risas con los amigos (o tú solo, porque a mi me ha pasado). Se trata de un maratón de pruebas de carreras locas en distintas localizaciones de Japón como ya hemos comentado, en las que además de llegar a la meta el primero hay que ir ganando estrellas para sumar a la puntuación final, y las conseguiremos dejando atrás a los rivales hasta que desaparecen de la cámara.

Una vez un personaje queda fuera de cámara, que sigue a la cabeza de carrera, queda eliminado del tramo. Cuando dejas fuera a todos ganas una estrella y se reanuda de nuevo la prueba desde ese punto, y así hasta llegar a meta. Cuando llegamos al final hay un recuento de puntos, que se denominan Popularidad, que se basa en las estrellas que hemos ganado y en las frutas que hemos recogido.

nippon marathon

¿Has dicho fruta? Si, a lo largo del recorrido, cual juego estilo Crash Racing o Mario Kart, hay unos bonus en forma de frutas aleatorias que podemos recoger. Hay diferentes tipos, desde un plátano que podremos soltar para que los contrincantes se caigan, una piña que se hincha como un globo y te eleva por los aires ganando velocidad o una sandía que podremos lanzar contra los demás provocando su caída. Aunque eso no es todo, pues estas frutas se puede ingerir para ganar impulso en carrera, o bien unos frutos venenosos que ralentizan a los rivales.

Además de estas frutas, hay otros elementos que nos pueden hacer más difícil la carrera, siendo nuestros únicas habilidades saltar, saltar en plancha o correr agachado. Podemos encontrarnos señores trabajando que nos golpean, señoras acarreando la compra, carritos, perros que nos persiguen y algunos otros obstáculos para incrementar la dificultad y hacer las carreras más interesantes.

También medio de las carreras pueden abducirnos para unas mini pruebas (algunas salidas de Humor Amarillo) como recorrer un laberinto para obtener una estrella por encontrar la salida el primero y cosas así. Todo esto lo podemos jugar tanto solo como con amigos, hasta 8 jugadores con el método de pasa el mando y 4 jugadores en el sofá de casa.

nippon marathon

Durabilidad artificial y poco variada

Como hemos comentado el título se basa en pruebas de carreras sin profundidad, con poca variedad y que llega a aburrir demasiado pronto, así que está muy pensado para jugar con amigos y echarnos unas risas. Sí, risas, porque jugando solo te ríes, pero solo al principio, pues es tan sencillo como repetitivo.

Hay un modo historia un tanto peculiar, donde nos dan a escoger entre cuatro variopìntos personajes a cual más friki; desde un hombre disfrazado de langosta, pasando por una chica vestida de Narval que niega ser un unicornio, un anciano disfrazado de colegiala o un perro que se cree una persona, que además tiene una empresa de citas.

Una vez elegimos personaje se presenta una trama un tanto absurda que intenta tirar del humor, aunque realmente no hace nada de gracia, con diálogos interminables que no podemos saltar, solo acelerar y aún así parecen no tener fin. Aquí es cuando se acentúa el mal trabajo en el apartado técnico, pues las imágenes de los personajes están muy cuidadas, pero al mezclarlas con los protagonistas ingame queda realmente mal. Lo mismo, y esto es un pensamiento personal, me temo es que está hecho mal a posta.

nippon marathon

La campaña consiste en recorrer varias localizaciones realizando pruebas y tenemos que quedar los primeros, pues sino hay que repetir el evento entero. Mientras nos movemos se nos va contando la historia de cada uno, pero como os decía, demasiado absurda hasta para seguirla con interés.

La relación entre estos protagonistas se hará más estrecha en tanto avancemos, regalándonos escenas alocadas con tramas casi incomprensibles. Así conoceremos tanto a los corredores como todas las pruebas y escenarios, aunque no es que varíe mucho el gameplay en sí.

nippon marathon

Conclusión

Si lo que buscas es echar unas risas con los amigos en casa, picandote en carreras alocadas y llenas de bugs de físicas al más puro estilo Goat simulator, por el precio de Nippon Marathon puede llegar a entretener un buen rato, aunque aviso que al final se puede hacer bola por su gameplay demasiado sencillo.

Y hoy en día, con el hardware que disponemos podemos esperar algo más tanto en el apartado visual, como en el jugable, ya que parece que hayan hecho el juego simplista a posta para no gastar mucho. Por otro lado, hay estudios que con mucho cariño han creado auténticas joyas visuales y con una grandiosa jugabilidad, por lo que hay que pedir más en estos tiempos.

Nippon Marathon

14.99€
4.1

Gráficos

3.0/10

Música

4.0/10

Jugabilidad

5.5/10

Duración

4.0/10

Pros

  • Ideal para jugar con amigos
  • Las físicas provocan carcajadas

Cons

  • Apartado técnico pésimo
  • Muy repetitivo
  • Modo historia tedioso
  • Poca variedad de gameplay

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.