Hot Wheels Unleashed nos presenta una gratificante experiencia de conducción arcade que pierde encanto cuando estamos fuera de la pista

Seguro que muchos de vosotros, cómo yo, habréis crecido jugando con cochecitos de juguete de todo tipo, entre muchas otras cosas. Aunque si tenías suerte y la economía lo permitía, cuando te caía entre tus manos un Hot Wheels, la ilusión crecía el doble. La clásica franquicia de Mattel siempre ha estado a la vanguardia en cuanto a calidad, carisma y diseño de sus modelos de cuatro ruedas y sus múltiples pistas y escenarios jugables. Pues bien, el estudio italiano Milestone s.r.l. se ha propuesto hacernos revivir esas recuerdos, ahora en nuestra videoconsola, con Hot Wheels Unleashed.

Un título de conducción de corte totalmente arcade, de esos que pasas el 90% del tiempo pulsando el acelerador. Que contiene una mecánica de derrape, que se activa dándole un golpe al freno mientras tomamos una curva, similar a la de Mario Kart. Aunque en este caso, generaremos una barra de turbo para poder usar a nuestro gusto en cualquier momento de la carrera, siempre que tengamos suficiente energía acumulada. Para aderezarlo, nos encontramos unos circuitos fácilmente reconocibles por todos los que alguna vez hayamos jugado con ellos fuera de la pantalla de la televisión, cargados de curvas, loopings, saltos, power ups y más locuras que nos encontraremos.

Hot Wheels Unleashed sabe dosificar muy bien la diversión dentro de la pista con carreras cortas y adictivas. Los circuitos por los que competiremos, se encuentran dentro de varios escenarios temáticos que a su vez servirán también de pista. Es decir, tanto los coches cómo las piezas de circuito están a escala 1:1 dentro de una estancia a tamaño real, dónde todo parece enorme a los ojos de un cochecito de juguete. Alternando momentos de conducción sobre las pistas de plástico con otros más abiertos por el suelo de la habitación.

Y cuánto más acelero…

Aunque a nivel jugable se le pueden poner pocas pegas, la estructura y diseño del propio juego quizás no estén a la misma altura. Hot Wheels Unleashed ha salido con más de 60 vehículos de lanzamiento, deberemos desbloquearlos todos a través de cajas de loot (comienzan a aflorar recuerdos de Vietnam). Aunque al menos lo haremos con la moneda que ganaremos dentro del juego. Tendremos a nuestra disposición (más bien de la suerte) un montón de modelos clásicos de la marca, además de colaboraciones con franquicias cómo Las Tortugas Ninja o El coche fantástico y muchas otras que están previstas en su hoja de ruta de DLC, eso sí, de pago.

El modo Hot Wheels City Rumble, es el principal modo para un jugador en el que podremos conseguir recompensas por completar y ganar carreras, pruebas de contrarreloj o sprints. Cuenta con casi un centenar de pruebas para competir en varios de los circuitos del juego, que por cierto, tienen un diseño muy vertical, alocado y divertido. También encontraremos las carreras contra jefes, que cuentan con un bonus extra de aleatoriedad y un diseño especialmente destacable.

¡A todo gas!

La vertiente online de Hot Wheels Unleashed funciona muy bien, aunque tiene una estructura de hace dos generaciones. En apenas dos clics ya estaremos compitiendo en carreras online de hasta doce jugadores, que sinceramente funcionan muy bien. Pero si queremos jugar con amigos, la cosa se complica. Tan solo podremos invitar a alguien mientras estemos en la pantalla de inicio de la carrera, lo que puede llevar un tiempo si la carrera está comenzada, y si no lo hacemos rápido, se puede llenar la parrilla antes de lo que desearíamos. Un incordio. También podremos hacer salas privadas, aunque con pocas opciones de personalización, no podremos abrir la sala a otros jugadores para completar la parrilla ni podremos hacer Grandes Premios, sólo partidas rápidas.

En cuánto a personalización encontraremos una buena dosis de creatividad y contenido. Tenemos disponible un creador de pistas bastante completo en el que dar rienda suelta a nuestra imaginación. También podremos crear el diseño de nuestros propios coches con un editor similar al de la saga Forza, en el que podremos compartir con la comunidad y descargarnos diseños de otros jugadores. Por último, destacar El Sótano, una estancia que podremos decorar a nuestro gusto, escogiendo el diseño de las paredes y la decoración, que a su vez podrá utilizarse cómo escenario para crear nuestros propios circuitos.

Conclusiones de Hot Wheels Unleashed

Hot Wheels Unleashed ha sido una experiencia gratificante en lo jugable pero con un sabor amargo culpa de algunos detalles fuera de las pistas. Destacar por encima de todo que cuando estamos sobre la pista el juego responde muy bien, cuenta con muchas mecánicas para no caer en la monotonía y con un sistema de conducción que funciona. El sistema de colección de coches mediante cajas de loot no ha convencido en absoluto, sobre todo en un juego de pago. El diseño de todos sus modelos luce espectacular, los circuitos son muy originales y la iluminación está muy bien recreada.

En cuánto a modos de juego encontramos una aventura para un jugador muy completa, con muchos tipos de pruebas, circuitos y recompensas. Su apartado online funciona bien en lo técnico, pero pierde mucho por sus pocas opciones, quizás sea algo que se pueda arreglar con el tiempo en futuros parches, porque la buena base ya está ahí. Si sois amantes de la creación de circuitos o de los diseños de coches, seguro encontraréis una buena cantidad de horas y diversión en sus completos modos de creación. En definitiva, un buen título de conducción arcade que quizás podría haber dado un poquito más de sí.

Hot Wheels unleashe

49,99€
7.5

NOTA

7.5/10

Pros

  • Sistema de conducción divertido
  • Modo para un jugador muy completo
  • Carreras de jefes
  • Muy buen editor de circuitos y diseños de coches

Cons

  • Coleccionar nuevos coches sólo por cajas de loot
  • Modos online bastante pobres

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.