Effie es un juego de plataformas y acción en un colorido mundo dónde nuestro héroe se escapa un poco de los cánones tradicionales

Hoy analizamos un cuento infantil hecho videojuego, Effie. Un título de origen español desarrollado por Inverge Studios. Una aventura que desde sus primeros minutos relata la historia de un héroe poco convencional en un mundo de brujas y magia. Galand, nuestro protagonista, es víctima de un hechizo causado por la bruja Melira, quién lo convierte en anciano. En su viaje para encontrar a los antiguos ancestros descubrirá que debe demostrar que tiene un corazón puro librando al mundo de Oblena de las gemas del mal y así poder recuperar su juventud. Un juego que cuenta con buenas ideas, un colorido mundo, pero que falla bastante en su ejecución.

Effie es un plataformas en 3D, con acción, puzles, exploración y unos cuantos coleccionables para enriquecer la aventura. En una pequeña mazmorra a modo de tutorial iremos descubriendo las principales mecánicas jugables. Saltos entre plataformas y recolección de runas con las que subir de nivel y mejorar nuestro poder. Pronto conseguiremos nuestra principal herramienta del juego, el escudo RuneStone, con el que desarrollaremos todas las mecánicas de combate. Un escudo con el golpear a nuestros enemigos con dos tipos de ataque, débil y fuerte, o levantar un escudo en forma de cúpula con el que defendernos de sus golpes.

Bienvenidos a los Llanos Rojos de Oblena

Tras superar la primera mazmorra y conseguir al escudo RuneStone, ya podremos desplazarnos libremente por los Llanos Rojos de Oblena. Un amplio y colorido mundo por el que movernos a toda velocidad haciendo surf sobre nuestro querido y versátil escudo. A lo largo y ancho de Oblena encontraremos varias zonas que visitar, tres grandes ciudades corrompidas por las gemas de mal y varias localizaciones dónde conseguir coleccionables a través de distintos retos.

Las tres ubicaciones principales por las que deberemos pasar para completar la historia principal de Effie son zonas cerradas repletas de enemigos, puzles y plataformas. Aquí comenzaremos a ver los primeros defectos del juego, casi siempre aplicados al apartado técnico. Aunque visualmente el diseño de los escenarios son simpáticos y coloridos casi todas las zonas sufren de clipping, donde varias texturas se sobreponen a otras o causan destellos al movernos por el escenario. Algo que acaba resultando bastante molesto a lo largo de la aventura, pues se repite en casi cualquier zona. Además, cuando varios enemigos se juntan en pantalla, las caídas de frames son constantes y entorpecen las animaciones de combate que tampoco están demasiado pulidas.

El mundo de Oblena está repleto de runas que fortalecerán a nuestro protagonista. También aprenderemos nuevas habilidades de combates que nos darán más herramientas para vencer a unos enemigos que no suponen un gran desafío. También tendremos varios enfrentamientos con la bruja Melira que se reducen a combatir contra oleadas de enemigos o superar zonas de plataformas con puzles ambientales. Algo que sumado a una baja dificultad, lo convierte en monótono.

Dificultad para todos los públicos

En términos jugables, creo que Effie está dirigido a un público joven y con poca experiencia dentro del género. Tanto las fases de combate como los puzles no serán un gran reto para jugadores algo experimentados. La parte más exigente son las zonas de plataformas, dónde algunos saltos requieren de una ejecución más precisa. Además, su narrativa a modo de cuento infantil puede resultar atractiva para los más pequeños de la casa.

Effie está totalmente doblado al castellano y tiene una música jovial y alegre que ameniza la aventura. Aunque esta es otra de las partes dónde el juego hace aguas. Durante casi toda la aventura los efectos de sonido han venido acompañados de un “petardeo” que se vuelve muy molesto, sobre todo si juegas con auriculares. También quisiera remarcar que después de superar cada fase y volver a la zona de mundo abierto, la música desaparecía y he tenido que cerrar el juego para que volviera a funcionar.

El último obstáculo de dificultad que he encontrado se debe a un sistema de iluminación bastante pobre. Casi todas las veces que he muerto en el juego se debían a que muchas zonas interiores estaban pobremente iluminadas. Haciendo prácticamente imposible de ver dónde estaba la siguiente plataforma a la que saltar. Aunque no sólo hay problemas de iluminación en interiores, en las zonas de mundo abierto el juego oscurecía su imagen drásticamente sin motivo alguno en escasos metros.

Conclusiones finales de Effie

Effie ha sido una aventura con más sombras que luces. Su estética es muy agradable a la vista y las zonas de plataformas son bastante divertidas. Un juego que recomendaría a un público infantil y con poca experiencia en el género. El combate no supone un desafío y acaba resultando monótono tras sus primeros encuentros. Los fallos técnicos tanto sonoros como visuales acaban pesando negativamente debido a que no son hechos puntuales. Su narrativa y argumento están enfocados también a un público de corta edad ya que el doblaje, aunque decente, está muy sobreactuado en varios momentos. Un juego que posiblemente podría mejorar mucho con un parche que pula los muchos errores técnicos que tiene. Aunque a día de hoy se me hace difícil recomendarlo a un público general.

Effie

19,99€
4

NOTA

4.0/10

Pros

  • Apartado visual y diseño simpáticos
  • Una puerta de entrada para los más pequeños de la casa en el género de las plataformas

Cons

  • Combate muy simple y monótono
  • Constante caídas de frames con un pocos enemigos en pantalla
  • Iluminación mal implementada que pasa de un extremo a otro
  • Mala calidad de efectos de sonidos y pérdida de la música en varias ocasiones teniendo que reiniciar el juego para recuperarla

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.