Revolution X es el nuevo mando de Nacon diseñado para ofrecer una experiencia premium a los usuarios de consolas Xbox y PC

Hoy traemos a la palestra el análisis de uno de los mejores mandos de corte premium disponibles para nuestras consolas de Xbox y PC. Nacon nos presenta el Revolution X, un mando de prestaciones premium pensado para que los usuarios que necesitan exprimir al máximo cada partida puedan rendir al máximo nivel. Estamos ante el primer modelo de la serie Revolution que ha sido diseñado exclusivamente para las consolas de Microsoft Xbox One y Xbox Series X|S, además de los ordenadores de sobremesa.

Lo primero que nos encontramos al abrir la caja del Revolution X de Nacon es la funda de transporte rígida dónde descansa el mando. Pronto nos daremos cuenta que estamos ante un producto premium al que no le falta detalle. El diseño del mando sigue una línea similar al de Xbox, manteniendo los colores habituales para sus botones y los clásicos sticks asimétricos. Los botones superiores cuentan con un generoso tamaño que se adapta perfectamente a nuestra mano. Por último, dispondremos de cuatro botones de atajo en la parte trasera del mando, pensados para llevar nuestras partidas competitivas al siguiente nivel.

El Revolution X se adapta perfectamente a la palma de nuestra mano gracias a los grips que dispone en los laterales y parte trasera del mando. Los materiales con los que ha sido diseñado son de muy buena calidad: robustos y resistentes. Dentro de la funda encontraremos un cable tipo USB-C de 3 metros con el que conectar el mando, ya que no dispone de conectividad bluetooth. También encontraremos un cajetín que cuenta con varios recambios para los sticks y la vibración del mando que veremos en detalle más adelante. Por último, una gamuza de buen tamaño con la que mantener impecable nuestro mando después de cada uso.

Personalización sin límites

Uno de los puntos fuertes del Revolution X son todas sus posibilidades de personalización. Tanto si sois jugadores de shooters, conducción o juegos de lucha, seguro que podréis encontrar la combinación de opciones perfecta para poder rendir al máximo. En cuánto a hardware, podremos intercambiar la forma de los sticks entre cóncava y convexa, según nuestras preferencias. También dispondremos de unas arandelas de diferente grosor que añadir a la base del stick para acortar su desplazamiento y tener un movimiento todavía más preciso. Además de diferentes pesos que añadir a la parte trasera de cada empuñadura para disponer de un mayor o menos peso. Todo al gusto del consumidor.

Aunque la parte realmente interesante viene de la mano del software. Lo primero que deberemos hacer es dirigirnos a la Microsoft Store para descargarnos la app Revolution X con la que poder configurar a fondo el mando. Dispondremos de 4 perfiles predeterminados pensados para diferentes tipos de juego, muy útiles para nuestras primeras experiencias. Aunque también podremos editarlos o crear el nuestro desde cero según nuestras necesidades.

Desde cada perfil podremos configurar todo tipo de detalles: el recorrido de los gatillos, el mapeado de los botones, la respuesta de los sticks, la mezcla de audio e incluso los colores de la luz LED situada en la base del stick derecho. Un sinfín de posibilidades para los jugadores más exigentes, con resultados notables y de una forma muy intuitiva.

Por último, dispondremos de una licencia de Dolby Atmos que viene asociada al mando. Bastará con conectar el mando y descargar la app Dolby atmos para que esta reconozca automáticamente el dispositivo y cómo con el mando, podremos escoger entre diferentes perfiles predeterminados o crear el nuestro propio para disfrutar de la mejor experiencia de audio en 3D.

Conclusiones del Revolution X

En cuánto a sensaciones, el Revolution X nos ofrece un acabado premium, con buenos materiales y que se adapta perfectamente a nuestras manos gracias a la ergonomía de su diseño y las zonas con grip. Destacar la ubicación de los botones de atajo traseros, en mi opinión más seguros y mejor situados que las levas extraíbles que encontramos en el mando Elite de Xbox. Sus dos motores hápticos de vibración ofrecen una muy buena experiencia, que además, podremos regular desde la app oficial del mando.

Sin duda la mejor parte viene dada por la infinidad de posibilidades de personalización que disponemos tanta en la parte del hardware cómo del software. Poder ajustar el recorrido de los sticks, los gatillos o el propio audio del juego es una de esas necesidades que no conoces hasta que lo pruebas. Además, es tan fácil cómo darle a un botón para poder cambiar entre perfiles, podréis ver qué perfil estáis usando en la parte inferior del mando.

En definitiva, nos encontramos ante un muy buen producto con el que exprimir al máximo nuestras partidas, ya que el Revolution X de Nacon ha sido diseñado especialmente para jugadores que buscan dar el máximo en juegos competitivos. Cuenta con un precio más que competente en cuánto a sus competidores directos, además de ser el quinto modelo de la serie Revolution que se estrena por primera vez en consolas Xbox. Además es una muy buena puerta de entrada para probar el sonido 3D que ofrece Dolby Atnmos gracias a licencia incluida en el mando.

Agradecemos a Nacon España el envío del mando para la realización de este análisis. Si tenéis pensado adquirirlo, lo podéis conseguir en las tiendas especializadas a un precio recomendado de 109.99€.

Revolution X

109,99€
9

NOTA

9.0/10

Pros

  • Muy buena ergonomía gracias al diseño y los grips
  • Un sinfín de posibilidades de personalización mediante sofware
  • Licencia de Dolby Atmos incluida en el mando
  • Muy buen packaging con funda rígida, varias piezas para personalizar los sticks, un buen cable trenzado USB-C y una gamuza.
  • Materiales robustos y resistentes

Cons

  • Sólo se puede jugar mediante cable USB-C. No dispone de bluetooth

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.