Conoce la naturaleza a fondo y sus curiosidades gracias a Way of the Hunter

No es la primera vez que me enfrento a un análisis de un simulador de caza, y cada vez que empiezo a escribir sobre el tema me vienen a la mente los mismos prejuicios infundados que muchos jugadores tendrán. Entiendo que esta afición puede ser polémica, dividiendo las opiniones en dos bandos muy diferenciados. Pero estamos ante un videojuego, y por lo tanto, tenemos que ver la naturaleza de la caza con otros ojos diferentes. De hecho, comprobaremos que en Way of the Hunter el acto del disparo es la guinda final a un proceso largo y elaborado que exigirá lo mejor de nosotros mismos para conseguir nuestro trofeo. Y es que, aunque suene contradictorio, en esta propuesta habrá que empaparse de la naturaleza y entender el comportamiento animal para conseguir nuestros objetivos.

Se abre el coto de caza

De la mano de Nine Rocks Games y THQ Nordic nos llega Way of the Hunter, un título que quiere competir directamente con otras propuestas muy similares como pueden ser The Hunter: Call of the Wild ó Hunter Simulator 2. Cabe decir que todos estos títulos comparten una visión muy parecida de esta afición, apostando por una experiencia calmada, sosegada y que exigirá conocer bien el terreno y los animales que allí conviven.

En esta ocasión, habrá una historia que sirva como un pequeño hilo conductor a todo lo que hagamos. Nuestro tío ha caído enfermo, y es por eso que pedirá nuestra ayuda para mantener la cabaña y los negocios que la atañen. Tendremos que mantener un control de especies abatiendo aquello que nos demanden, o incluso conseguir algún que otro animal para restaurantes dedicados a la gastronomía de caza de temporada. Todo bajo un marco ético y moral que nos lo dejarán claro en todo momento. Eso si, puedes disecar animales que sirvan como trofeos en tu chocita, algo que dista de ser moral y ético…

¿Estados Unidos o Europa?

Tendremos dos localizaciones disponibles para realizar nuestras cacerías en Way of the Hunter. Tanto el noroeste del Pacífico como la propia Transilvania tendrán muchísimos kilómetros cuadrados para explorar ya sea en coche o a pie. Tanto en un terreno como en otro habrá que ser precavidos para localizar a nuestra futura presa. Tendremos que con mucho ojo, poner todos nuestros sentidos en juego y armarse de paciencia para poder conseguir nuestra recompensa.

No es un juego nada fácil. Ni siquiera en su mínima dificultad. Si no sabemos ceñirnos a su ritmo, lo más seguro es que demos vueltas por el campo sin conseguir nada a cambio. De hecho, no serán pocas las veces que si armamos mucho jaleo con el coche o con nuestro fusil, los animales de la zona huirán a las montañas. Llegados a ese punto, con cierta resignación, lo mejor será volver a la cabaña e intentar abatirlos al día siguiente.

Modo detective ON

Para hacer la cacería más accesible, Way of the Hunter cuenta con un modo cazador que magnifica nuestros sentidos. Si lo activamos, podemos ver en pantalla de dónde proviene un sonido de animal, por dónde ha estado comiendo o incluso el rastro de sangre si le hemos disparado. De hecho, seguir el rastro de sangre aquí es mucho más difícil que en otros juegos del género, y no serán pocas las ocasiones que nuestro animal huirá o daremos nuestro rastro por imposible si no estamos con mil ojos puestos en el suelo.

Equípate con tus mejores galas en Way of the Hunter

Pese a esa ficción con la visión del cazador, el juego es bastante realista. Incluso diría que en ocasiones se pasa de realista. Fácilmente podemos estar pateando el terreno media hora sin haber apretado el gatillo. La cacería en sí se convierte en un ejercicio de exploración y sigilo en busca del momento y la posición perfecta. Al menos tendremos algo más de margen con la caza menor, donde dejaremos el fusil para apuntar con una escopeta para abatir conejos, patos o faisanes. Hablando de caza menor, echo en falta la figura de un perro que nos ayude a recoger los animales abatidos o a rastrear el olor en medio de la vegetación.

Por contra, hay otros elementos que incluye el juego y si me ha hecho especial gracia. Aparte de una ingente cantidad de miras telescópicas y armamento con el que equiparnos, habrá accesorios para que nuestra cacería sea más fructífera. Entre estos elementos destaca el reclamo para los ciervos, que viene a ser una especie de silbato que podemos tocar para que acudan a nuestra llamada. También cabe destacar las armas y el sonido que emiten, muy contundente y certero.

Analizando el disparo

Mientras que en otros juegos hay que pedir licencias para cazar un animal en particular, aquí pediremos permisos para cazar en zonas concretas. No he visto en ningún momento que el juego penalice por abatir un animal que no estuviera entre nuestros objetivos, aunque es cierto que si lo hacemos de manera improcedente (como atropellarlo con el coche) el beneficio económico que sacaremos de su piel y carne será mínimo.

Hablando de sacar partido a nuestra caza, hay un elemento que me ha gustado mucho cuando disparamos y damos muerte a un animal. Al igual que en Sniper Elite, tendremos una especie de kill-cam con la cual veremos la trayectoria de nuestro proyectil, los órganos que ha alcanzado nuestro tiro y el destrozo que haya podido ocasionar en al piel de nuestro objetivo. Con esto sabremos el valor de nuestra presa en el mercado, aparte de ser un elemento muy visual si queremos deleitarnos con nuestro disparo.

A la caza del píxel

Pese a todo esta similitud que alcanza Way of the Hunter a la hora de ponernos en la piel de un cazador, hay algo que no me termina de convencer. El sistema visual queda algo desfasado, y ya no solamente por unos tirones en pantalla que se acusan especialmente usando los prismáticos. El propio movimiento de nuestro protagonista, las físicas del coche y el comportamiento de los animales dejan mucho que desear.

El estudio se ha esforzado por darle naturalidad y comportamientos reales a los animales que campan a sus anchas por el escenario, pero lo cierto es que no termina de cuajar. Hay veces que se quedan bloqueados mirando al infinito sin hacer nada, la animación que realizan al correr no acaba de ser especialmente buena y cuando están en grupo todos se comportan de una manera extrañamente similar. Tampoco me he sentido arropado por los escenarios, y los bosques por los que puedes moverte no dan ese remanso de paz y tranquilidad que si consiguen otros juegos de la competencia. Creo que en estas situaciones, aparte de un apartado gráfico algo menos trabajado, se echa en falta una mejora en la iluminación, especialmente en zonas con muchos árboles y maleza.

Conclusión de Way of the Hunter

Nine Rocks Games y THQ Nordic quieren que saquemos al cazador que llevemos dentro y disfrutemos de los paisajes y mecánicas que otorga su juego. Como otros títulos del mismo género, estamos ante una propuesta muy pausada que requerirá un protocolo de actuación antes de poder alzarnos con nuestro objetivo. Posicionarnos correctamente, escoger la distancia oportuna y esperar el mejor momento para apretar el gatillo no es fácil, y aquellos usuarios más impacientes pueden verlo como una tarea muy imposible.

¿Es este juego mejor que sus competidores? Es difícil responder a esa pregunta, ya que Way of the Hunter tiene sus virtudes y sus defectos. Contiene un hilo narrativo que nos puede llamar la atención, su rastreo de animales es más realista, su modo cazador no es tan aumentado como sucede en otros juegos, la kill-cam es muy impactante… En cambio, el apartado visual, animaciones y comportamiento animal distan mucho de ser verosímiles. Claros y oscuros que entran más en valoraciones personales y en nuestro criterio de levantar la mano con según qué fallos. Por mi parte, creo que hay margen de mejora, y esperemos que todos esos defectos se vayan puliendo con parches y actualizaciones.

Way of the Hunter

39.99€
6.5

Nota Final

6.5/10

Pros

  • Dos amplias zonas que explorar
  • La kill-cam tiene un uso muy práctico en el juego
  • El modo cazador facilita mucho las cosas

Cons

  • Visualmente por debajo que otros competidores
  • Sigue siendo complicado cazar, incluso en el nivel más bajo de dificultad
  • El comportamiento de los animales no es muy natural...

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.