La propuesta extraña de Unknown Fate atrae y repele a partes iguales ¿Serás capaz de conocer el secreto que esconde nuestro protagonista en su memoria?

¿Eres capaz de distinguir los sueños de la realidad? ¿Qué sucede si los sueños son tan reales que sientes el dolor, furia…o el amor? Bajo esta premisa comienza Unknown Fate, el primer juego del estudio MarsLit Games, quienes prueban suerte con los “walking simulator”. Eso si, en esta ocasión tenemos pinceladas de abstracción, trazas de surrealismo y pintadas de recuerdos ocultos en el rincón mas profundo de nuestra cabeza. Un paseo que puede convertirse en toda un pesadilla si sale a la luz toda la verdad que envuelve a nuestro personaje…

Como sucede en muchos videojuegos, (y tirando ya de un tópico que empieza a dar signos de cansancio), en Unknown Fate volveremos a ponernos en la piel de un ser amnésico, una persona que ha perdido completamente sus recuerdos hasta tal punto que no sabe ni cómo se llama. Esta pérdida de la memoria no es fortuita, sino que ha sido perpetrada por un ser superior, un ente proveniente de un dimensión paralela que ve peligrar el equilibrio entre ambos mundos y que decide intervenir, usando a nuestro protagonista como mediador o llave para resolver los problemas. Suena absurdo, bizarro y todo parece girar sin motivo aparente, pero según vayamos avanzando por las localizaciones presentadas, nuestra memoria irá poco a poco recomponiéndose, cobrando un sentido (y justificación) a todos los problemas que este ser superior nos está causando.

La falta de memoria será uno de los hilos conductores que mas peso tengan en la trama. Cada escenario estará compuesto de reminiscencias de nuestro pasado, y de vez en cuando encontraremos una serie de fragmentos de cristal que nos devolverán la lucidez y los recuerdos perdidos. Eso no es todo, ya que ciertos sentimientos se materializarán con un aspecto humano, lo que aportará un plus en su hilo narrativo. Narrativa, por cierto, que no esta mal, ya que te invita a seguir explorando el pasado de nuestro personaje, pero que podía haber dado mucho mas de sí, especialmente en el diseño de los niveles.

Quienes sean aficionados a los “walking simulator”, sabrán de la importancia que tiene el hecho de que los escenarios hablen por sí solos. No hace falta llegar al mismo extremo de What Remains of Edith Finch, pero hay propuestas parecidas que enriquecen su narrativa aportando objetos en su camino, dotando a las estancias de un toque personal y haciendo que el viaje sea mas ameno cuando contemplamos escenas distintas. Eso no lo consigue Unknown Fate, y en muchas ocasiones recorreremos los mismos pasillos, o visitaremos lugares carentes de personalidad, vacíos de elementos que puedan aportarnos alguna pista o sugerencia. Existen esos momentos, no voy a decir que no, pero se antojan muy escasos.

Pese a que los escenarios son demasiado minimalistas, hay otras mecánicas que compensan su sencillez visual. A los comienzos de la aventura recogeremos un orbe que tendrá varias utilidades, y que irá ampliando su abanico de habilidades según progresemos. Empezaremos con acciones básicas: disparar a enemigos y a piezas de puzle para sortear diversos obstáculos, pero a medida que avancemos iremos obteniendo ordenes mas complejas como arrastrar cierto tipo de objetos o la capacidad de ralentizar el tiempo. Según vayamos progresando, tendremos que combinar los poderes otorgados para superar ciertos desafíos, y aunque nunca llegan a ser de un grado de dificultad muy elevados, se agradece el esfuerzo de añadir rompecabezas a una dinámica que a no todo el mundo puede atraer.

Al igual que estos puzles son de agradecer, y para mi resultan ser de lo mas atractivo de Unknown Fate, no puedo decir lo mismo de sus combates. Hay pocos (menos mal), pero muy forzados. Aparte de una precisión con el control bastante tosca, hay un factor que me saca completamente del contexto, y es una falta de música o sonidos cuando llegan los enemigos. Los pasos del rival que viene a nuestro encuentro, gritos cuando nos localiza, el efecto de sonido cuando nos golpea…todo eso no está. Es como si el combate fuera mudo y ajeno a nuestro viaje interior. Una oportunidad perdida de enriquecer el producto y que destaque frente a otros del mismo género.

Por suerte, ese problema en su apartado sonoro solo ocurre en el ámbito del combate. Las voces (en inglés, pero con subtítulos en nuestro idioma) están muy bien implementadas, con diálogos y conversaciones trabajadas. Incluso hay composiciones musicales muy bonitas con el piano como protagonista. Ya que en ocasiones el apartado visual no acompaña por lo problemas antes presentados y expuestos, al menos en momentos concretos de la aventura las piezas musicales ayudan a sumergirnos de lleno en esta dimensión paralela que se encuentra varada entre sueños y realidad.

 
 

Conclusión
Los juegos “walking simulator” son una buena entrada para los estudios independientes que tienen ganas de abrirse camino en la industria gracias a la potenciación de la narrativa por encima de otros apartados. Un recurso recurrente que lo utiliza MarsLit Games en Unknown Fate, aportando, además, su granito de arena gracias a la inclusión de puzles y algún que otro combate. Pese a estos añadidos, no encontramos nada que no hayamos visto antes, y en el camino hacia la verdad que rodea al protagonista, vemos mas carencias que virtudes. Pese a estos problemas, es una apuesta sobre seguro para aquellas personas amantes de género.

Unknown Fate

14.99€
6.3

Gráficos

6.0/10

Sonido

5.0/10

Jugabilidad

7.0/10

Duración/Diversión

7.0/10

Pros

  • La búsqueda de nuestro protagonista atrapa
  • Está bien incluir puzles en los juegos "walking simulator"

Cons

  • Se antoja algo genérico
  • Los combates sobran