En Totally Reliable Delivery Service la paga no será muy buena pero nunca faltarán las risas.

Llevaba ya un buen tiempo sin sentarme a redactar un análisis, siendo ahora que vuelvo al ruedo con un videojuego que si de conclusiones rápidas tuviera que ir anima a hablar sobre el, Totally Reliable Delivery Service, lo nuevo de tinyBuild y We’re Five Games para quienes deseen hacer tonterías y desconectar un rato de la realidad. No soy mucho de esta tipo de juegos pero el hecho que me motivó tanto a escribir acerca de mis impresiones es el haber ocurrido algo que no me pasaba hace mucho con un videojuego, reirme.

¡Por las risas! y es que si se alaba a esos equipos que nos traen grandes propuestas narrativas es que a una premisa tan noble como es la de sacarnos una carcajada no deberíamos mirarle con reparo. El equipo de We’re Five Games hace suyo el ya conocido mensaje de “haz lo que se te venga en gana” para brindarnos una propuesta que jugablemente es tan sólida como una roca y que dando completa libertad al jugador se las arregla para crear un ritmo de juego envidiable.

Te preguntarás cómo he llegado hasta aquí…

En el principio todo era oscuridad… aparecemos en un parking, unas rápidas instrucciones de cómo controlar a nuestro personaje y la primera tarea en la parte izquierda, pulsar la máquina que suelta las entregas ¿qué puede salir mal? pues todo sin lugar a dudas, ya el darle al botón para que nos entregue el pedido es una tarea retadora, hay que ubicarse junto a la palanca, controlar el brazo que sea de nuestro gusto y jalar la palanca hacia abajo. Una vez esta máquina arroja la caja es momento de la siguiente gran tarea, llevar el paquete hacia el punto de entrega ubicado a escasos metros, y que nadie se crea que es fácil combatir contra paquetes que más que objetos inertes son toda una caja de Pandora esperando por esparcir el caos.

Los primeros cinco minutos de jugar a Totally Reliable Delivery Service son extraños, nuestro personaje es torpe y su éxito recaerá sobre lo precisos que seamos al controlarle, y digo cinco minutos porque de allí en adelante solo puedo describir mi experiencia jugando como una gozada… o bueno está bien, falta una palabra antes, una estrepitosa gozada. Tras la primer entrega es que el videojuego se cree que ya somos repartidor nivel 100 y bien sea que optemos por el orden que sugiere el videojuego para realizar entregas o que vayamos a por las más difíciles no habrá impedimento alguno a nuestras decisiones.

¿Ir por lo fácil? sin lugar a dudas ¡jamás! a los tres minutos después de mi primer entrega ya iba a por la segunda montado en un automóvil y tratando de subir por una montaña mientras la caída de unos troncos me lo impedía, vaya, que es el GTA de los videojuegos de repartir cosas y no pienso discutir mi pensamiento con nadie. Y qué decir de mi posterior brillante idea de no hacer caso al videojuego y contrario a irme en el helicóptero sugerido, tomar mi paquete (un cubo de hielo para los curiosos) y subirme a un globo, spoiler alert: sale mal.

A Totally Delivery Service le da igual la clase de repartidor que seas, y me atrevo a decir que sutilmente anima a romper las reglas, mientras cumplas con las entregas no es como que se puedan quejar, después de todo somos la mejor opción de una compañía a la que de seguro sus calificaciones en Google no deben pasar de una estrella, eso y un montón de clientes enfadados porque los paquetes han llegado destrozados.

Los efectos de sonido están bien conseguidos y se acoplan a la perfección a la estética cartoon y colorida que goza el videojuego, eso sí, su banda sonora es anecdótica, cosa que no veo mal y que anima a una de las cosas que más me gusta, abrir el Spotify y ponerle mi propia banda sonora a la aventura. ¿Música alegre y de buen rollo? ni que fuera nuestro primer día, una buena lista de reproducción con Linkin Park de apertura y a tirar, de los paquetes ya se encargará el seguro.

Pasando de comentar a fondo aspectos que sencillamente son cumplidores como la variedad de escenarios, el poder jugar con amigos en local o en línea (eso sí, con problemas en los servidores que hacen de la experiencia en línea nada recomendable), y la personalización de los personajes, es que en su conjunto el videojuego tiene un poco de todo y sin lugar a dudas otorga diversión para rato.

Cerrando este texto me permito recomendar sin titubeos el aplicar para las vacantes de repartidor en Totally Reliable Delivery Service, junto a mecánicas de juego bien pensadas y un sentido del humor sorpresivamente agradable es que no estamos ante una propuesta del montón, la obra de We’re Five Games brilla con luz propia y se convierte en todo un imprescindible en cualquier top de videojuegos de diversión para toda la familia que se puedan hacer en el futuro; sin mucho más por comentar me despido deseando a todos nuestros lectores que nunca esté en manos de esta nefasta compañía su próximo pedido por internet.

Totally Reliable Delivery Service

14,99 €
7.7

GRÁFICOS

7.7/10

JUGABILIDAD

8.0/10

SONIDO

7.0/10

DURACIÓN / DIVERSIÓN

7.9/10

Pros

  • Una vez le coges el truco a las mecánicas las risas nunca faltarán.
  • El ensayo y error se hace muy divertido.
  • Completa libertad a la hora de cumplir con las tareas.
  • Variedad de situaciones, escenarios y vehículos.
  • Textos en español, así que prohibido equivocarse en la dirección de entrega.

Cons

  • Si lo tuyo es que te digan claramente lo que hay que hacer tal vez no te diviertas demasiado.
  • La banda sonora es anecdótica.
  • Importantes fallos al momento de jugar en línea.
Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.