Una nueva propuesta del género Souls llega a nuestras manos.

Cuando jugué por primera vez a un juego del tipo Souls en su día no conseguí jugar más de 40 minutos seguidos. En ese tiempo morí una y otra vez y decidí que con esto era ya suficiente tortura. Pero a lo largo de los años ha seguido habiendo una atracción mutua, algo en los mundos, en el combate y en la posibilidad de sentir esa tremenda satisfacción después de tumbar a un jefe. Somos muchos los masocas que volvemos una y otra vez a los brazos de un género que ha conseguido hacerse un hueco en el mundo de los videojuegos.

Thymesia, la nuevo propuesta de este género, nos lleva un reino de fantasía llamado Hermes, un lugar que ha sido presa de todo tipo de plagas y extraños sucesos. Esto ocurre debido a que muchos de sus habitantes se volvieron adictos a usar la alquimia y los resultados de usar esta magia infectaron la tierra, convirtiendo a la gente en monstruos y bestias extrañas. Es aquí donde tendremos que encarnar a un personaje llamado Corvus, que resulta ser una especie de ser humano mezclado con un cuervo. Nuestro trabajo consistirá en adentrarnos en cada rincón del reino y limpiarlo recogiendo los recuerdos enterrados por nosotros mismo y que se encuentran dispersos.

La historia nos lleva a uno de esos mundos que ya hemos visto en otros juegos de este tipo, con una extraña plaga que ha erosionado y corrompido una tierra antes hermosa. Aunque en ocasiones parezca que estemos ante un juego que ya hemos visto y jugado, aquí brillan en particular la construcción del mundo y sus personajes. Ayuda el hecho de que Thymesia nos ofrece algo muy interesante como son los trozos de recuerdos y la narrativa emergente, asegurando que nos mantenga interesados e intrigados, todo ello con la premisa de interpretar nosotros mismos lo que podría haber sucedido.

Sin embargo, es en la jugabilidad donde está la piedra angular del título y Thymesia no decepciona en ningún momento en este aspecto. Vale la pena señalar desde el principio que, aunque este juego parece más rápido que otros y la resistencia del personaje no es un factor tan importante, no estamos ante un juego de machacar botones hasta acabar con el enemigo de turno. Tendremos que tratar cada batalla con cuidado y paciencia.

En cuanto al combate empezaremos con una espada, pero esta se puede mejorar y cambiar a medida que avanzamos. Como hemos dicho aquí no tenemos un medidor de resistencia, por lo que es algo menos de lo que preocuparse al atacar. Quitando el típico ataque normal que tenemos, también hay un contraataque defensivo que, como siempre será difícil de dominar, pero una vez que lo domines probablemente sea lo único que acabes haciendo todo el tiempo. También podemos añadir un ataque pesado que produce un ataque más centrado en el daño, pero el golpe tarda un poco más en llevarse a cabo así que debe usarse sabiamente. También podremos esquivar a los enemigos, lo que es imprescindible. Uno de los aspectos más interesantes de Thymesia es la introducción de las armas de plaga. Si descubrimos fragmentos de armas a lo largo de la partida, desbloquearemos estas armas para poder usarlas.

A medida que avanzamos venciendo a nuestros enemigos y explorando el mundo, obtendremos recuerdos que pueden ser canjeados para subir de nivel. La posibilidad de mejorar las habilidades en un árbol de habilidades también está presente, permitiéndonos realizar ataques más potentes o la posibilidad de hacer un esquive doble.

El apartado gráfico de Thymesia ralla a buen nivel, con un buen diseño de personajes y una buena construcción del mundo. Los FPS se mantienen también estables (lo hemos jugado en Xbox Series X), algo muy importante en este tipo de juegos. Sin embargo, la paleta de colores no es tan variada como la de otros juegos, pero si se compara con la de los grandes títulos se puede perdonar, ya que debemos recordar que aquí estamos ante un juego mucho más humilde. El diseño de sonido cumple con su cometido, con varias piezas musicales cargadas de épica y efectos a buen nivel. Destacar también que el título está subtitulado y traducido completamente al castellano.

Thymesia no aporta nada nuevo al género, pero lo que hace, lo hace muy bien. Las armas de la plaga son un añadido sumamente interesante y, en general, Thymesia ofrece una experiencia de juego muy agradable. Si no eres muy fan del género Souls, puede que te cueste entrar en él, pero aun así diría que este es un poco más accesible que la mayoría. Además, llega a precio reducido, por lo que puede ser una buena apuesta para aquellos que quieran descubrir algo más alejado de los focos.

Thymesia

29,99€
8.5

NOTA FINAL

8.5/10

Pros

  • Combate ágil y satisfactorio
  • El mundo de Hermes
  • Las armas de la plaga
  • Buen apartado sonoro

Cons

  • Gráficamente tiene ciertos momentos de bajón
  • Difícil distinguir a los enemigos
  • No aporta nada nuevo al género

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.