Análisis de The Surge 2 para Xbox One X

Esta semana traigo material desde el futuro, un futuro distópico y tecnológico asolado por el apocalipsis. Así pues me dispongo a analizar The Surge 2, la secuela del souls de ciborgs, el cual trae muchas sorpresas y mejoras respecto a su primera entrega. Aunque no todo lo que brilla es aleación de alta calidad, por ende voy a exponer cada punto positivo y negativo que he encontrado en la propuesta de Deck 13 y Focus Home Interactive.

The Surge 2 es, en cierto modo, hijo de sus padres. Asimismo la jugabilidad mantiene el esquema original con un combate más acelerado que en los souls originales en un mundo mecánico y muy alejado de la fantasía medieval oscura. Sin embargo no estamos ante un clon sin más del primer modelo, pues en esta secuela se han esforzado en ampliar la fórmula con la influencia de otros títulos. De esta forma el combate se vuelve más ágil e intuitivo todavía. Asimismo mediante RB y RT realizamos golpes verticales y horizontales, que a su vez se pueden combinar para generar combos, reduciendo el consumo de energía.

La jugabilidad mantiene el esquema original con un combate más acelerado

Todo este alarde de opciones se extiende en una amplia variedad de armas con sus propios combos diferenciados, lo cual convierte cada arma en un pequeño elenco de movimientos que descubrir. Sin embargo hay quien cree que el mejor ataque es una buena defensa, y este concepto se ha aplicado en The Surge 2. Pues a parte de esquivar o bloquear golpes ahora también podemos realizar bloqueos perfectos para descolocar a nuestros enemigos. Estos bloqueos además son direccionales, algo a medio camino entre Metal Gear Rising y For Honor.

Con la ayuda de un implante la interfaz nos indica la dirección de los ataques del enemigo fijado. Con un poco de pericia mediante la defensa sostenida y el movimiento del joystick en la dirección del golpe, podemos bloquear los ataques con un consumo mínimo de energía a la par que desconcertamos a los enemigos para un potente contraataque. El juego premia el uso de esta mecánica, realizarla correctamente finaliza los combates más rápido. Sin embargo en los enfrentamientos contra jefes es necesario realizar varios bloqueos perfectos para conseguir el mismo efecto.

El juego premia el uso de esta mecánica

Riesgo y recompensa. Si bien el bloqueo direccional facilita los combates, fallar al realizarlo implica una potente pérdida de energía, salud e incluso un derribo con las consecuencias que puedan derivar. Pero tranquilos, para compensar los errores siempre podemos recurrir al implante de recuperación de salud. El cual ahora se recarga mediante el uso de baterías, un interesante concepto que casa muy bien con toda la ambientación. Así pues, cual dinamo, cada vez que golpeemos a los rivales recargaremos baterías y con cada porción completa podremos usar un implante activo como: curación, mejoras de daño o defensa y más.

Solo se viaja más rápido, pero en compañía se llega más lejos. The Surge 2 integra un dron de combate para darnos apoyo. Este dispositivo militar dispone de diferentes armas de fuego o eléctricas para generar daño a distancia. En su arsenal podemos encontrar gatlings, fusiles, disparos energéticos o descargas de P.E.M entre otros. Hay que tener en cuenta que la mayoría de sus armas requieren de munición que hay que ir recogiendo por el mapa. Pues unas cuantas balas más pueden significar la supervivencia ante una muerte segura.

Unas cuantas balas más pueden significar la supervivencia

El dron no solo ayuda en combate, además integra una serie de funciones sociales para rastrear los restos de otros jugador y otros opciones. Además, con el modulo adecuado podemos dejar mensajes a modo de grafiti para orientar, o no, a otros jugadores por el mapa. Ya sabéis, como rezaba el dicho en Dark Souls: Intenta lengua, pero agujero. Los símbolos que podemos usar se pueden ampliar comprando más en los comerciantes del juego. Y cada grafiti que encontremos se puede puntuar según su utilidad, o no. Hay que hacer una mención especial al uso de módulos del dron y otras herramientas para explorar el mapa o abrir nuevos caminos y atajos.

Mención especial al uso de módulos del dron y otras herramientas para explorar

The Surge 2 presenta su premisa narrativa sobre los eventos sucedidos al terminar la primera parte. De esta forma, en un mundo diezmado por el apocalipsis tecnológico donde los nanites campan a sus anchas y los aumentados viven bajo la ley del más fuertes, unos pocos tratan de reinstaurar la sociedad mientras otros tratan de crear una nueva. Y en el centro de toda esta vorágine de opiniones se halla C.R.E.O, la empresa responsable de los sucedido en el primer juego. Así pues, nosotros, un héroe o heroína en blanco con una extraña conexión con una niña, debemos descubrir la verdad sobre lo sucedido. Y de paso recordar quienes somos.

La historia puede no ser una revolución narrativa, pero cumple correctamente con la temática de ciencia ficción ofreciendo algunos giros interesante y un motivo para seguir explorando el mundo. Toda la historia del juego se sucede en la ciudad de Jericho, dada la cuarentena en la que está sumida. Esto implica una variedad de zonas quizás un poco escasa pero cargada de personajes y quehaceres. No me malinterpretéis, pues no hablamos de secundarias a montones sobre recadeo y gafas perdidas.

Una variedad de zonas quizás un poco escasa pero cargada de personajes y quehaceres

En este título disponemos de una serie de objetivos secundarios que llevan a explorar un poco más las zonas y reunir objetos o derrotar a monstruos y aumentados mientras descubrimos un poco más de la sociedad que nos rodea. Es de agradecer que al menos un buen porcentaje de las misiones secundarias tengan algún interés narrativo y de paso nos recompensen con armas, armaduras, aumentos y demás objetos útiles.

Para toda esta odisea de objetivos primarios y secundarios, The Surge repite con mapa al estilo laberinto. No, no estamos ante el enésimo mundo abierto pues el título hace gala de un minucioso diseño de escenarios lleno de atajos, pasadizos y rincones llenos de recompensas para quienes se aventuren a explorar fuera del camino. Sin un mapa ni un sistema de viaje rápido, nuestra prioridad en todo momento es mapear mentalmente el camino e ir buscando nuevos atajos que nos permitan volver al centro MED a invertir la chatarra reunida.

The Surge repite con mapa al estilo laberinto

Quiero incidir en el buen diseño de niveles y su verticalidad y profundidad. En algunas ocasiones he llegado a sentirme perdido e incluso abrumado al no tener claro donde dirigirme o que desvío tomar por miedo a alejarme demasiado del centro MED más cercano.

Por mucho que los combates hayan ganado agilidad y frenetismo, seguimos estando ante un Action RPG. Esto implica un sistema de progresión y mejora del personaje. Al igual que en la entrega previa, debemos reunir chatarra para incrementar la potencia del núcleo además de conseguir nuevos planos para fabricar armaduras, y como no, esto planos se consiguen desmembrando a nuestros enemigos.

Seguimos estando ante un Action RPG

Las armaduras, una vez más se dividen en clases y difieren en consumo de energía, potencia de ataque y defensas. Escoger que estilo va más con nosotros es algo totalmente personal. Por otra parte, el núcleo del exoesqueleto tiene ranuras para implantes que se van desbloqueando a medida que crece la potencia. Con este amplio repertorio de mejoras pasivas y activables podemos forjar nuestro guerrero aumentado definitivo. Siempre que no excedamos la potencia máxima del traje.

Si de algo pecaba el primer The Surge era de falta de jefes. Sin embargo la secuela viene con los deberes hechos y presenta una serie más amplia de jefes y subjefes para amenizar las áreas que exploramos. Cada enfrentamiento contra jefe trae sus propia mecánicas, las cuales pueden dividirse en fases o en combates tácticos mientras buscamos los puntos débiles y el orden más óptimo para destruirlos. Resulta bastante original y desafiante cada nuevo jefe. Aunque sigue sin ofrece una banda sonora acorde al epicismo de cada combate importante. Esperemos que en la tercera entrega se solvente este detalle para generar el empaque audiovisual más óptimo.

Cada enfrentamiento contra jefe trae sus propia mecánicas

En cuanto al empaquetado audiovisual, la banda sonora no es algo memorable y se limita a un hilo correcto y funcional sin muchas aspiraciones. Por otra parte, el apartado gráfico presenta dos opciones en Xbox One X: calidad o rendimiento. Como podéis suponer calidad se centra en aumentar la resolución a cambio de 30 frames, mientras que rendimiento apuestas por las 60 imágenes por segundo a cambio de una resolución y detalle más bajos. Siendo un título de esta índole he preferido apostar por el modo rendimiento, al fin y al cabo no estamos ante un juego que represente un portento gráfico.

No estamos ante un juego que represente un portento gráfico

Asimismo entre texturas que no acaban de ser nítidas en ningún modo y diseños, distancia de dibujado o detalles en el escenario que no son especialmente llamativos, estamos ante un juego más bien justo en cuanto a gráficos. Si a esto le sumamos la frialdad del mundo tecnológico solo nos quedan algunas secciones de naturaleza o instalaciones científicas con más luces y neones. Es decir, The Surge 2 es un juego que apuesta por jugabilidad antes que presentación visual.

Un juego que apuesta por jugabilidad antes que presentación visual

En definitiva, The Surge 2 es un buen segundo paso en el camino de la franquicia. Pues integra interesantes mejoras jugables y apuesta por una personalidad más definida sobre los juegos en los que se inspira. Además es capaz de presentar una historia algo más compleja y un mundo con un diseño muy inteligente lejos de los saturados mundos abiertos. Por desgracia no es oro todo lo que reluce y la banda sonora y gráficos siguen siendo un tema pendientes para Deck 13.

The Surge 2

59.99
7.9

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Duración/Diversión

8.5/10

Pros

  • Combos variados
  • Nuevas mecánicas
  • Escenarios laberínticos
  • Divertido y ágil

Cons

  • Gráficos poco llamativos
  • Banda sonora poco inspirada
  • Escenarios monótonos
  • Variedad de enemigos algo escasa

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.