The Pedestrian ha aterrizado en nuestras consolas Xbox y tenemos ganas de hablar de sus curiosos puzles

Cuando parece que está todo inventado en el hermoso mundo de los videojuegos, llegan estudios como Skookum Arts para romper una lanza a favor de la originalidad. El género de los puzles se reinventa gracias a su último proyecto llamado The Pedestrian. Y aunque es cierto que el juego ya se lanzó hace un par de años en otras plataformas, ahora es el turno de que los propietarios de Xbox expriman el coco intentando resolver los acertijos que el título encierra. Una buena noticia que viene acompañada de otra, ya que aquellos usuarios suscritos al servicio Xbox Game Pass podrán disfrutar desde el primer minuto de salida de estos rompecabezas. ¿Preparado para ejercitar tu cerebro?

¿Puedo pasar o me espero?

En The Pedestrian deberemos guiar a un simpático muñeco de peatón por diferentes paneles de información, pizarras y señales cumpliendo una serie de objetivos. (Si, hay una trama que se basa en reconstruir una consola para un fin mayor que no desvelaremos, pero eso es lo de menos). Una propuesta a priori sencilla que se irá complicando a medida que el juego va incluyendo más paneles y dificultades de diversa índole.

Cada uno de estos paneles tendrá una serie de puertas y escaleras que deberemos interconectar para que nuestra “inanimado” protagonista pueda desplazarse entre ellos. Eso sí, hay reglas en cada uno de los desafíos que encontraremos. Si por ejemplo vinculamos las puertas de dos paneles, después no podremos borrar nuestro trabajo para vincular la misma puerta en otro sitio distinto. Se hace primordial ver mentalmente el camino que mejor se adapta con las herramientas disponibles en ese momento. Esta particularidad es la que engancha desde el primer minuto, teniendo que aplicar la lógica, la distribución de los piezas y el uso correcto de los interruptores para salir airosos de cada situación.

El interruptor es tu amigo…

No es un juego que sea especialmente dificil, aunque habrá que interiorizar sus mecánicas. Se hacen algo más duros los últimos compases de la aventura, donde deberemos poner en juego todo lo aprendido. Habrá que lidiar con ventanas que nos introducen en un nuevo panel, o con un gas fijador de color verde que mantiene el panel intacto pese a que deshagamos los vínculos previamente realizados. Puedo entender que resulte complicado de comprender con palabras, pero gracias a una buena curva de aprendizaje y una transición suave en los nuevos conceptos, no tardaremos en cogerle el truco a The Pedestrian.

No te embeleses con los carteles

No cabe duda de que el juego entra por los ojos. Ya no es el hecho de que los fondos son preciosos y diversos, sino que algunos de estos paneles que hemos descrito antes están afectados por el propio escenario. Hay un momento de la aventura donde tendremos que suministrar corriente eléctrica a través de los paneles para que se abra una trampilla, en otro escenario nos moveremos por papeles fijados por chinchetas imposibles de desplazar, etc.

Esa sinergia entre el puzle y el escenario resulta muy atractiva, y “pica” al jugador a seguir resolviendo situaciones con tal de ver el siguiente emplazamiento. Tan absorbente es, que en mi caso personal acabé el juego de una sentada en algo menos de tres horas. Aunque es cierto que se le puede sacar más jugo si exploramos a conciencia cada fase para localizar las habitaciones secretas. Si completamos estas fases extra, recibiremos nuevas “cabezas” para personalizar a nuestro “monigote” como nos dé la gana.

Conclusión de The Pedestrian

Seguramente los amantes de los juegos de puzles ya conozcan la obra diseñada por Skookum Arts. Su original puesta en escena se complemente con unos rompecabezas que nos obligarán a usar la cabeza, pero sin tener que estar aferrados a una guía. La base jugable centrada en mover paneles se complementa con variaciones de sus puzles de tal manera que nunca tendremos la sensación de que el título se está repitiendo. Una experiencia corta pero muy interesante que ahora los jugadores de Xbox pueden disfrutar, más aún aquellos suscritos a Xbox Game Pass, donde pueden encontrar este juego desde el día de su lanzamiento.

the Pedestrian

19.99€
8.5

Nota Final

8.5/10

Pros

  • Puzles muy originales
  • La dificultad va en aumento, pero no termina por ser imposible
  • De salida en Xbox Game Pass

Cons

  • Algunas fases ocultas están... muy ocultas
  • Se antoja un pelín corto
  • La historia hasta los últimos compases no termina de arrancar ni comprenderse

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.