Despertarse sonámbulo no mola, pero cuando los vecinos del pueblo lo hacen a la vez es una completa pesadilla. Menos mal que pertenecemos al Blackout Club.

Sobrellevar el miedo en grupo puede ser un arma de doble filo. Puede que tu compañero tome las riendas de la situación con destreza y afrontando los temores o puede que ocurra la contrario, que se magnifique esa sensación de agobio y pesadilla si ambas partes no encaran el terror. Posiblemente estas dos vertientes se den en The Blackout Club, la última apuesta del estudio Question, cuyo análisis podéis leer a continuación.


The Blackout Club, según sus creadores, pertenece al género de “horror cooperativo”. Esto significa que la aventura, pese a poder jugarse de manera individual, está concebida claramente para vivirla (o sufrirla, según nuestros miedos) con hasta tres amigos más. Pese a que esta posibilidad multijugador puede parecer restarle puntos al factor miedo (de hecho, lo hace) consigue por otro lado una involucración y trabajo en equipo que pocas veces hemos visto. Más aún cuando hay ciertos enemigos que para verlos, necesitamos cerrar los ojos. Pero no adelantemos acontecimientos y vayamos paso a paso.

La acción de este particular juego de terror transcurre en Redacre, Virginia, a principios del año 2000. Sus habitantes sufren unas conductas muy raras, las cuales consisten en despertarse sonámbulos perdidos por la noche y no recordar nada de lo que sucede en el transcurso de la misma. Por suerte para nuestro protagonista y su grupo de amigos, los efectos de tal poderosa maldición no nos afecta, por lo que deberemos investigar qué o quién anda detrás de todo este fenómeno, y ya de paso rescatar a una compañera del grupo que ha sido raptada por uno de estos vecinos influenciados por el poder oscuro que encierra la noche. Nada es fácil en nuestra investigación, y para que la gente crea nuestra historia, deberemos reunir evidencias que constaten los maléficos hechos que suceden cuando cae el sol. Porque aparte de vagar sin rumbo por las calles, hay un motivo mas terrorífico por el cual los vecinos se echan a las calles y nosotros deberemos destapar.


The Blackout Club bebe mucho de los juegos de terror en primera persona contemporáneos, en particular aquellos donde mas vale actuar en completo sigilo sin ser vistos si no queremos morir en el intento. Outlast y Amnesia son su fuente de inspiración (ya puestos, Hello Neighbor también) y vemos muchas mecánicas recogidas directamente de estas sagas. Básicamente y como hemos explicado, tendremos que adentrarnos en un barrio cargado de vecinos con malas intenciones para capturar con nuestro móvil evidencias de los hechos que están aconteciendo. Para ello dispondremos de libertad absoluta para solventar cada misión. Podemos adentrarnos en las casas por las ventanas, utilizando ganzúas para abrir las puertas, por túneles subterráneos que interconectan localizaciones  e incluso a lo bruto cual elefante en una cacharrería. Lo que sea mas cómodo y práctico para conseguir las pruebas necesarias. Pero ojo, planifiquemos el plan que planifiquemos, siempre habrá que estar con un ojo cerrado y otro abierto…

Los misterios paranormales están presentes en todo momento, y la palma se la lleva los mensajes y monstruos que vemos cuando cerramos los ojos. Existe un ente, un ser superior a cualquier vecino poseído, que solo es posible visualizarlo si cerramos los ojos, y os aseguro que estar pendientes de su localización es un elemento que pone nervioso y crea mogollón de inseguridades. Es el auténtico momento de terror, un enemigo invisible al que no podremos enfrentarnos. Eso si, punto negativo es la adaptación de controles en consolas, ya que cerrar los parpados sólo de ejecuta con el botón “Y”, y si mantenemos este botón pulsado, se hace muy complicado girar la cámara con el stick derecho. Ademas, esta acción se realiza con bastante frecuencia, ya no solamente para localizar a este enemigo, sino para ver los mensajes ocultos que albergan suelos y muros, y para poder seguir un trazo de huellas que nos llevan hasta el siguiente objetivo.


Por supuesto,y como he comentado en los primeros compases del análisis, The Blackout Club esta concebido para jugarlo de manera cooperativa. Es verdad que el titulo se puede disfrutar jugando de forma “single-player” (y prueba fehaciente de ello es el grandioso tutorial que posee el juego), pero la colaboración, estrategia grupal y trabajo en equipo son factores que hacen que el juego gane muchos puntos. Entrar y salir de cada partida es fácil y no rompe la experiencia del resto de jugadores, pero debido a la interacción que debe existir con el resto de compañeros, recomiendo disfrutar del titulo con amigos conocidos. Si hubiese algún sistema de órdenes y comandos sencillos como pasa en Apex Legends a lo mejor podríamos disfrutar del juego con desconocidos, pero desgraciadamente no está bien implementado un sistema de comunicación por señas o marcadores.


Hablando de comunicaciones, solo me falta destacar una curiosidad que ojalá la veamos en otros títulos mas adelante. Consiste en el Sistema de Terror Aumentado, una especie de “servicio de mensajería” como el que vimos en Dark Souls, pero sin textos ni mensajes en el suelo. Aquí se usará la voz, pudiendo dejar mensajes que sirvan como ayuda…o todo lo contrario. Esta curiosa plataforma comunicativa va más allá, ya que sin avisar, puede registrar nuestros murmullos y sustos para luego utilizarlos a posteriori con otras personas. Por supuesto, todo esto es opcional y estará en manos del jugador permitir (o no) que el resto de jugadores escuchen nuestras emociones.

Conclusión
El género de terror recoge otro punto de vista gracias a The Blackout Club. El título nos propone pasar miedo en “buena compañía”, jugando en cooperativo y desentramando junto con amigos todos los misterios que suceden en nuestro tranquilo pueblo. No os vamos a mentir, jugando con más gente no se experimenta tanto terror, pero ganamos mucho en cuanto a estrategia, colaboración en equipo y diversión se refiere. Si a ti y a tus colegas os gusta jugar juntos, entonces no pierdas de vista este juego, sea con los ojos abiertos o cerrados.

 

The Blackout Club

7.8

Gráficos

7.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

8.0/10

Duración/Diversión

8.5/10

Pros

  • Buena opción cooperativa
  • Multitud de formas de afrontar las misiones
  • Complejo en objetos y potenciadores, pero fácil de jugar

Cons

  • Con amigos el terror se diluye
  • Falta un sistema de comunicacion mas elaborado cuando juegas con amigos.
  • Inglis pitinglis

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.