Neon Giant firma con su primer videojuego uno de los grandes lanzamientos del año

Son muchos los usuarios, entre ellos mi buen amigo Albert, que pensaban que este iba a ser un año muy largo en cuanto a lanzamientos de gran calado. Sin embargo, estudios como Neon Giant se han empeñado en contradecir a los más agoreros. Desde su humilde estudio de doce desarrolladores, han creado un juego indie capaz de mirar de tu a tu a los más grandes del mercado. Se trata de The Ascent, un rpg de accion o twin stick shooter en perspectiva isométrica que podéis disfrutar desde ya en Xbox One, Xbox Series X/S y Pc.

Que si, que The Ascent tendrá sus cositas aquí o allá por la propia limitación de su origen, pero en general, es un producto magnífico, con una ambientación inmersiva como pocas, de esas que consiguen atraparte, y una jugabilidad con la diversión como pilar fundamental. Y para más placer, nos llega de lanzamiento a Xbox Game Pass, con crossplay(con la version de Windows 10) y play anywhere. Por lo tanto, no hay excusa para darle un tiempo a su planteamiento de acción rpg cyberpunk, tanto en solitario como en cooperativo, local u online.

Con esto y mucho mas, The Ascent a buen seguro se va a convertir en uno de esos “tapados” que se meten en la quinielas de todo tipo de premios. Pero, si aún tenéis dudas de porqué, acompañadme a este viaje a los bajos fondos corporativos de la gigantesca metrópolis de Veles.

La parte más baja de la pirámide corporativa

Nada más crear nuestro personaje, nos situamos en la metrópolis de Veles. Trabajamos para la corporación Ascent, en la parte baja de su escala, y casi, en cuerpo y alma para ella. Salir de los bajos fondos y prosperar es aqui una tarea practicamente imposible. Por lo tanto, los buenos contactos y los “trabajitos” al margen para unos y otros seres que pululan por Veles es fundamental, cadena de de favores lo llaman.

Pero al poco de empezar la partida, por causas ajenas a nosotros, todo se descontrola y nuestra corporación cae. Tocara entonces salvar el pellejo y buscarse la vida, tratando con la peor calaña de ciudad como mercenario a sueldo.

La lucha por la supervivencia

Está será la premisa de The Ascent, donde los problemas políticos y laborales estarán a la orden del día, en una urbe tan grande y avanzada como corrompida. Enormes edificios y ostentación en contraposición a callejones de mala muerte iluminados por luces de neón, donde seres de diversas razas galácticas tratan de sobrevivir a un nuevo día como sea.

Nos toparemos con múltiples conversaciónes en torno a estos temas mencionados, importantes en el devenir de una sociedad de trabajadores que trata de zafarse de las garras corporativas. Para comprender mejor su jerga y circunstancias tenemos un códice que iremos llenando de detalles, como personajes y localizaciones. Como resultado, queda patente que el lore que rodea a The Ascent, es muy amplio y rico, y sobre todo bien construido y lleno de personalidad.

Con el paso de las horas puede que nuestra atención sobre ella decaiga, menos mal que su ambientación, personajes y jugabilidad son tan divertidos y atrayentes, y nos bastara con ello para no soltar el mando durante las 15 o 20 horas que nos durara. Explorar arcología y su gran variedad de distritos es una gozada, recorriendo desde los barrios marginales hasta el lujo de las altas esferas.

Jugabilidad por bandera en The Ascent

Pese a todo, la trama de The Ascent no acaba de ser tan interesante como el resto de cosas que suceden a nuestro alrededor. La mayoría de sus misiones se centran en ir de un punto a otro y acabar con objetivos o activar algo. Sin embargo, su jugabilidad es tan adictiva y divertida, y sus personajes y ambientación tan excitantes, que todo lo demás queda en segundo plano. Conforme empezamos a explorar su mundo, nos damos cuenta que nos bastara con lo mencionado para no soltar el mando durante las 15 o 20 horas que nos durara el juego.

En su desarrollo jugable interactuaremos con multitud de personajes que nos darán diversas misiones, principales y secundarias. Como decimos, en su mayoría, estas misiones nos llevaran de un punto a otro por diversas localizaciones, todas ellas espectaculares puestas en escena, donde abordaremos diferentes situaciones de combate.

Habrá facciones que nos advertirán antes de adentrarnos en su territorio, bandidos que nos atacaran sin pensarlo, y diversas criaturas hambrientas de osados mercenarios. Tendremos total libertad de actuación, y un variado arsenal a nuestra disposición. También, habrá armaduras y protecciones, además de implantes que nos proporcionaran mejoras o poderes. Estos podremos incorporarlos al instante con cierta penalización o acudir a una clínica donde nos hagan un trabajo fino.

Jugar la aventura en cooperativo se hace aún más divertido, aunque no variará su desarrollo. Si que veremos un escalado de enemigos para adecuar la experiencia a más jugadores.

Rpg de accion o twin stick shooter

En la obra de Neon Giant nos movemos con el joystick izquierdo, apuntamos y giramos con el derecho y disparamos con el gatillo RT, todo a la vez. Tenemos la oportunidad de apuntar de forma mas precisa con LT, pero cuando el fragor de la batalla nos atrape, buscaremos la forma más rápida.

Desde su perspectiva isométrica, esto podría parecer algo impreciso, pero rápidamente nos daremos cuenta lo pulido que esta su sistema, y conforme ganamos experiencia y subimos de nivel seremos mejores al disparar. Aun así, en las opciones del juego podremos regular un asistente de disparo para facilitar su adaptación.

Las animaciones de disparo están muy cuidadas, y son diferentes según nuestras armas, dando personalidad a la acción. Una novedad es que hay coberturas, pero no de forma automática. Pulsando botón B nos agachamos y si ya situamos frente alguno de los parapetos del escenario, desde donde podremos disparar levantando el arma. También nos servirá para pasar por algunos lugares y explorar zonas ocultas. Pero cuidado, la inteligencia artificial de los enemigos les llevara a buscar flanquearnos y sacarnos de nuestra cobertura, dando lugar a espectaculares tiroteos.

Por lo demás tendremos un botón para rodar, que nos viene bien para suprimir la falta de sprint. Además podremos lanzar granadas o activar nuestros poderes con LB y RB teniendo dos espacios de implantes para ello, lo que será fundamental cuando los enemigos nos asedien. Sin olvidar el hackeo, con el botón Y, que nos permitiría acceder a diferentes localizaciones entre otras cosas.

Algunos jefes serán exigentes y necesitaremos aprendernos bien los comandos de ataque, además de organizarnos con nuestro equipamiento de la forma mas optima posible. La ia en este título funciona de forma correcta, y es bastante agresiva cuando ataca, así que ¡muévete y piensa deprisa!

El humo y las luces de Veles

Visualmente hipnotico

En cuanto a su apartado gráfico, The Ascent es espectacular, y el diseño artístico de sus escenarios te dejara boquiabierto en más de una ocasión. Montones de cosas suceden a nuestro alrededor: ciudadanos que conversan, otros que trabajan, ciborg obreros que van y vienen, sorprendentes alienígenas, la policía del lugar vigilando o vendedores en sus locales con típicas luces de neón.

Todo ellos bajo geniales efectos de iluminación y sonidos propios de una urbe viva y decadente, con mención especial a las situaciones de combate que incluyen disparos y explosiones. Las animaciones ayudan a elevar las cotas de inmersión y sorpresa, con enemigos que se mueven por doquier y sufren impactos y desmembramientos.

En definitiva, una algarabía de situaciones y un dispendio tecnico y visual que demuestran que la ciudad está viva y que nosotros solo somos uno más. Y todo esto funciona con soltura, sin fallos de texturas u otros problemas gráficos como bugs o caídas de framerate.

En Xbox One X, donde hemos jugado al jugado, sí que hemos visto que las cargas son bastante largas, siendo estas más ligeras en Xbox Series. Hay un error en las traducciones, y con frecuencia algunos textos nos aparecen sin traducir, aunque parece que Neon Giant pretende solucionarlo con su próximo parche.

The Ascent cuenta con textos en español y voces en inglés. Las versiones de Xbox Series cuenta con parche de optimización y diversas mejoras graficas que mejoran la experiencia y su aspecto visual como el trazado de rayos.

El murmullo de la ciudad

El sonido se mantiene a la par que la parcela visual, rayando a un estilo casi impropio de un estudio tan pequeño. El sonido de las armas, los viandantes, las explosiones y demás elementos en pantalla está a gran nivel, y sus melodías casan perfectamente con las diversas situaciones que se nos plantean en The Ascent.

Es una maravilla sumergirte en el ambiente de sonidos de su metrópoli. Su doblaje es correcto, y cuenta con multitud de voces que escucharemos en los personajes que nos encontramos por la ciudad, sin desentonar en ningún momento.

Conclusión

The Ascent es un espectáculo visual y pura diversión jugable. No posee una trama demasiado elaborada, pero contiene suficientes elementos para atraer al jugador y mantenerlo sumergido en su mundo de estetica Cyberpunk. Un lore amplio, personalidad, una ciudad viva que entra por los ojos y una jugabilidad adictiva, son sus cartas de presentación, y partir de aquí, mucho por descubrir. Neon Giant es la realidad de un estudio pequeño que con su primer videojuego entra directamente por la puerta grande, y es capaz de mirar de tú a tú a otras grandes producciones del mercado.

The Ascent

29.99 euros
9

Valoración

9.0/10

Pros

  • Quita el hipo visualmente
  • Su lore y personajes
  • Una jugabilidad muy divertida
  • Su sistema de cobertura aporta un toque mas tactico
  • Un apartado sonoro a la altura

Cons

  • Su trama flojea y resulta poco interesante
  • Se echa en falta mayor inspiración en sus misiones
  • Aporta pocas novedades al genero
  • Algunos errores con su traducción

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.