¿Cansado de ser el “bueno” de la peli? Entonces no te pierdas Rogue Lords

Poco se tiene en consideración los sentimientos del bando malo que vemos en cualquier película o videojuego. Nadie tiene en cuenta que esas personas tienen sentimientos, una idea idealizada en su cabeza, una ilusión por algo y que comparten un sueño común. ¿Que los medios para conseguir sus propósitos no son tan éticos como uno podría esperar? Bueno… nadie es perfecto en esta vida. Pero por suerte, en Rogue Lords podemos compensar ese deseo y pasarnos al lado oscuro. O más bien, al lado rojo, porque el diablo abre las puertas del infierno con su maldad para hacerse con el control de la tierra mundana.

Hora de despertar

Leikir Studio junto con Cyanide y la colaboración de NACON nos brindan esta melévola propuesta. Como he comentado, nosotros encarnaremos nada más y nada menos que al mismísimo diablo. Después de varios siglos de letargo y reposo en el infierno, el demonio por excelencia comprueba que los humanos ya no tienen miedo a las huestes del mal. El terror ha dado paso a la esperanza, su miedo ha sido suplantado por coraje, y los villanos que por sus pueblos pululaban han sido eliminados o atrapados. Y gran parte de esa culpa, la tiene un cazador de bestias muy conocido: Van Helsing.

Dios creó el alimento, el diablo los cocineros

Pese a nuestro inmenso poder como Rey del Inframundo, no podemos sembrar el caos en solitario. Por eso mismo, en Rogue Lords contaremos con un equipazo de malhechores de la más alta maldad. Drácula, el Hombre Decapitado, Frankesntein o Mary la Sanguinaria son unos pocos ejemplos del equipo que podremos formar. Cada uno de ellos estará dotado de sus habilidades únicas, su rol en el grupo y saber manejar perfectamente a cada uno de estos villanos será vital para salir airosos de los combates.

Si quieres luchar contra el mal, puede que lo mejor para tí sería que probaras Diablo I: Resurrected. Te dejamos por aquí el link al análisis por si te animas a ser “el bueno del cuento”

El juego se asemeja mucho a un título de rol con combates por turnos… aunque con pequeñas variaciones. todo nuestro equipo compartirá los cinco puntos de acción que tenemos disponibles en cada turno. Podremos atacar, imbuir poder a nuestros personajes o asignar elementos negativos como veneno o hemorragia a los rivales. Vamos, muy parecido a lo visto en cualquier título que bebe de este género… aunque lo interesante está por llegar.

Vade retro, Satanás

Para empezar, el factor estratégico es más profundo que lo habitual. De antemano sabremos qué movimientos hará el enemigo, y será responsabilidad nuestra saber cómo contener el ataque rival. Aunque haya acciones de acción donde quitemos salud, podremos abordar al enemigo por otra vía, desgastando sus puntos de alma. Dos formas de matar al enemigo que deberemos sopesar antes del combate. Os aseguro que al principio no es nada fácil. Hay muchas opciones, movimientos, estados alterados y demás parafernalias, aunque con tiempo y paciencia, nos iremos familiarizando con los términos.

Más sabe el diablo por viejo que por diablo

Por mucho que aprendamos todos los términos y esquemas jugables, a veces no podremos abordar al enemigo de una manera “tradicional”. En ese momento, es donde entrará la ayuda del mismísimo Diablo (es decir, nosotros) y todo lo que hemos aprendido hasta el moemtno no tendrá sentido. Gracias a nuestra esencia diabólica, podremos alterar la partida para ponerla a nuestro favor, y es muy divertido hacerlo. Quitar la vida enemiga, traspasar un estado alterado nuestro al mismo enemigo y otras opciones fuera del tablero de combate son ejemplos de lo que podemos hacer. Una ventaja muy grande que tendremos que sopesar, ya que si gastamos toda la esencia diabólica, será el fin de la aventura.

Estas trampas del diablo que vemos en Rogue Lords también se extrapolan fuera del terreno de juego. Aparte de los combates, habrá zonas donde deberemos tomar decisiones que nos aporten beneficios para nuestros héroes. Si vemos que tenemos todas las de perder, siempre podremos usar la esencia diabólica. Lo mismo pasa si queremos una ruta alternativa en el recorrido, pudiendo teletransportar a nuestra tropa a un emplazamiento diferente. Sin duda, uno de los elementos más atractivos del título.

Empieza el libro por la página que quieras

Aunque hay un hilo narrativo donde se nos van contando los hechos que incumbe a nuestro elenco de villanos, Rogue Lords cuenta con una gran rejugabilidad. No hay un camino preestablecido, y podemos abordar el juego con distintos héroes, distintas habilidades y distintas maneras de hacernos más poderosos antes del encuentro con el jefe final de cada zona. Los combates nos otrogarán recompensas jugosas, pero asustar a los aldeanos nos aportará terror que jugará a nuestro favor. También podremos obtener dinero por otras vías y comprar artefactos únicos a la propia muerte. Hay mil y una maneras de afrontar el desafío, y queda abiertas todas ellas a gusto del jugador.

Capa de pecadores, es la noche, señores

Pese a toda esta ingente cantidad de posibilidades jugables, es cierto que el juego no funciona del todo bien en consolas. Básicamnte, porque el control con el mando lo encuentro un poco pesado y tosco en comparación con el ratón si jugamos a la versión de PC. Rogue Lords es uno de esos juegos que pide a gritos la funcionalidad con ratón, lo que facilitaría mucho las cosas, haciendo la experiencia más rápida y fluida. De todas formas, aunque la base jugable ya está muy bien establecida, aún queda margen de error para subsanar esos pequeños detalles en el control para Xbox.

Pese a ese pequeño bache en el camino, si nos sobreponemos disfrutaremos de una aventura única. Visualmente es muy llamativo, con mucho colorido pese a lo sieniestra que resulta la temática. Los personajes también resultan carismáticos, y al final, gracias a los iconos visuales que tendremos en pantalla, no hará falta leer las descripciones de los objetos. Lo único que podemos achacar es que se repiten con bastante frecuencia algunos enemigos o decisiones que encontramos en nuestra andadura. Todo el juego, por cierto, traducido a nuesro idioma, aspecto que debemos agradecer.

Conclusión de Rogue Lords

Leikir Studio, Cyanide y NACON le dan una vuelta de tuerca al género de los combates por turnos. Para empezar, manejaremos a villanos, con una historia alternativa donde tendremos que hacer el mal y corromper las almas de los humanos. Los personajes de nuestro grupo serán muy particulares, cada uno con su estilo de combate y su rol muy bien estructurado. Saber manejar bien sus habilidades será esencial para el buen devenir de la aventura.

Si pese al buen manejo de nuestra grupo nos vemos en apuros, no pasa nada, ya que el mismo Diablo juega a nuestro favor. Es mágico tener ese inmenso poder que el Rey del Inframundo posee, y modificar la vida del enemigo o los estados alterados en el fragor de la batalla es muy divertido. Sólo con esa astucia que el propio Belcebú posee, podremos arrasar con la humanidad a nuestras anchas. ¿Estás preparado para hacer el mal?

Rogue Lords

8

Nota Final

8.0/10

Pros

  • Ser el Diablo y hacer "trampas" es divertido
  • Jugabilidad desafiante
  • Es rejugable gracias a su variedad de personajes

Cons

  • Algunos enemigos se repiten demasiado
  • Control algo tosco con mando
  • Puede llegar a sturar al principio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.