Ritual crown of horns, Donde Una bala esta hecha con restos de almas

Este subtítulo, define muy bien la fantasía a la que nos sometera este peculiar shooter de ultratumba vaquera con perspectiva cenital en nuestra Xbox one. Somos un agente del gobierno enviado a terminar con las fechorías de una bruja, pero nuestra misión se torcera de tal forma que acabaremos en una caja de pino en medio vaya usted a saber.

Así comienza la aventura del desdichado Daniel Goodchild, el principio del fin.

Este es el inicio de Ritual: Crown of Horns, el videojuego desarrollado por el estudio polaco Draw Distance, y distribuido por Feardermic y iFun4all. Nos encontramos ante un shooter muy frenético, que basa su jugabilidad en desafíos contra reloj, con una perspectiva cenital, ambientado en un lejano oeste tintado de rasgos esotéricos y paranormales. Desde luego la combinación se nos antoja muy apetecible ¿Pistolas y brujeria?¿Que podría salir mal? Pues unas cuentas cosas, pero en general, hay más cosas buenas que malas.

Abatidos por fuego amigo ¿O enemigo?

Daniel Goodchild, nuestro protagonista es un agente del gobierno, uno de sus mejores tiradores, un fiel patriota de su nación infalible con su pistola, veterano de guerra. Éste es enviado a una misión muy especial: abatir a una bruja maligna que está sembrando el caos y causando problemas al gobierno. Si embargo la historia se tuerce cuando al ir a matar a dicha hechicera, que se encuentra preparando un ritual, un grupo de extraños seres de un culto secreto que también se dirigían a matarla se topan con Daniel y lo confunden con un esbirro de la bruja y como resultado se abalanzan sobre el matándolo.

Nuestro objetivo fundamental será proteger a la bruja mientras prepara sus rituales

De repente el bueno de Daniel se despierta en un ataúd, hecho unos zorros. La hechicera ha decidido rescatarlo del más allá y revelarle una sorpresita, el “culto” de extraños seres de ultratumba que lo han matado son en realidad una facción que maneja la nación y también a su amado gobierno. La trama a menudo que avanzamos va perdiendo fuelle, y tampoco los personajes aportan demasiado, quedando todo en manos de la jugabilidad. Aquí comienza el viaje de venganza de Daniel Goodchild.

Dispara con cabeza

En Ritual crown of horns estamos ante un shooter frenético, pero sin embargo, no vale disparar a lo loco, aquí cada bala es importante. En general, nuestro objetivo en cada partida, suele ser proteger a la bruja de mientras lleva a cabo su hechizo para dar calma a las almas errantes y acabar con los esbirros de la secta. Pues bien, a lo largo de tres minutos deberemos disparar a todo ser que ose acercarsa a ella, y para ello deberemos medir bien nuestros disparos y recargas.

Espera a que aparezca una calavera roja encima de los enemigos para conseguir un disparo crítico.

El sistema es sencillo, apunta con LT y dispara con RT, carga y vuelve a disparar, pero su contexto, y la ingente cantidad de enemigos a modo de horda, harán que tengas que hacer un arte bien optimizado de dicha mecánica. Para facilitar las cosas hay una variable fundamental, la recarga mediante el cambio de arma, lo que nos evitara perder tiempo con la recarga manual. Tendrás que agilizar mucho esta mecánica porque la curva de dificultad comenzará a ser muy prolongada, hasta que te den ganas de dispárale a la pantalla con tu mando.

En medio de todo este trajín, dispondremos de items que sueltan los enemigos caídos, como super velocidad, que nos facilitaran las cosas, además de poder utilizar conjuros que conseguiremos de la bruja o nuevas armas que iremos fabricando, así como nuevo equipo con diversas ventajas. Tres minutos, un ritual, y tú pericia con las armas contra cientos de enemigos ¡Preparate!

Podremos canjear nuestros cuernos infernales por nuevos elementos de equipo en la embaucadora

Un lugar tranquilo

Entre tanto tiroteo conviene pararse a tomar el aliento unos segundos, y para eso nuestra poderosa amiga nos llevará a un lugar llamado “tierras sangrientas” donde podremos “descansar” unos instantes. En este lugar podremos gestionar nuestro equipo y conjuros. A lo largo de la aventura desbloquearemos nuevos aliados, como la embaucadora o el dios pistolero que nos permitirán, por ejemplo en el caso de este último, mejorar nuestro arsenal.

El dios pistolero nos proporcionará nuevas armas para acabar con los miembros de la secta

Tambien en nuestro centro neurálgico tendremos una caravana donde podremos elegir nuestro viaje en varias direcciones. En cada dirección encontraremos múltiples arenas en las que perder los nervios. A lo largo de ellas desbloquearemos nuevos ítems y habilidades, y seguramente necesitaremos dos o tres mandos nuevos, por su agobiante dificultad, que no obstante tiene un regustillo de sadismo y desafío que nos obligará a volver una y otra vez ¡Que me aspen si no hay más enemigos que píxeles!

Un mundo oscuro

Estamos ante un título con un diseño bonito, oscuro y lúgubre acordé a su trama y ambientación, aunque gráficamente, bastante modesto, que pronto deja de sorprender. Los niveles están ciertamente bien diseñados, con montones de recovecos, barreras o pasadizos a través de los que combatir a los enemigos. Colores oscuros con una buena ejecución y fluidez en pantalla. Todo aderezado con unas melodías muy conseguidas, que mezclan tonos más o menos clásicos del western con acordes más oscuros, aunque a veces echas de menos ese toque “contundente” que acompañe el “agobio” en el encuentras en pantalla. Los efectos de sonido simplemente cumplen con la experiencia.

Combinar las recargas con el cambio de armas y los disparos será fundamental para sobrevivir

Conclusión

Estamos ante un título notable, con un peculiar mecanismo jugable, donde saber cuando recargar y admistrar tus balas, así como elegir las armas adecuadas, le dará un toque estratégico a la acción muy atractivo. Utilizar el sprint, los items y los hechizos será clave para poder sortear cada fase. Sin embargo,pese a su atractivo apartado jugable, su endiablada dificultad puede disuadir a los menos pacientes.

El título funciona con fluidez, acordé a su sencillez técnica, y pese a ello goza de un logrado diseño. Una pena que la trama solo acompañe a esto en los primeros compases del titulo, convirtiéndose después en un mero vehículo de la acción, aunque también es cierto que la naturaleza del título no es contarnos una gran historia, sino ofrecernos una desafio de acción que nos tenga pegados a la silla, y por lo que parece, nos haga maldecir más de una vez.

El juego nos llega traducido al español, lo que es una agradable noticia, y podríamos fijar su duración en unas diez o doce horas, según nuestra pericia, habilidad y paciencia.

Ritual: Crown of Horns

19.99 euros
7.3

Graficos

7.0/10

Sonido

7.5/10

Jugabilidad

7.5/10

Diversión/Duración

7.0/10

Pros

  • El mecanismo de recarga y disparó da mucho juego a la estrategia
  • Mucha acción y un desafío adictivo
  • Un diseño artístico muy atractivo
  • Una buena y variada banda sonora

Cons

  • La curva de dificultad pude ser demasiado afixiante
  • La trama pierde fuelle al poco tiempo
  • Personajes poco profundos y secundarios pasajeros
  • Se echa en falta mas variedad en los objetivos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.