Nos teletransportamos en el tiempo para vivir una auténtica experiencia old school futbolera

Con cuánto cariño recuerdo aquella maravillosa época donde podía disfrutar de esos juegos arcade de fútbol frenéticos, de acción directa y con un toque especial de fantasía que de devoraban mis horas libres. Legendary Eleven nos acerca a aquellos títulos de los 80 y 90 como Super Sidekicks o los primeros International Superstar Soccer donde el objetivo era pasar un gran rato buscando la portería rival para perforar la red.El estudio español Eclipse Games nos trae esta experiencia old school basado en las selecciones de fútbol de entre los años 70s y 90s, con ese aire pintoresco de futbolistas patilargos con melena al viento, patillas kilométricas y equipaciones retro. Compite hasta en 5 campeonatos con más de 40 países hasta llegar a ser el mejor del mundo o revive partidos legendarios que marcaron una época en el mundo del fútbol. ¿Cambiaras la historia del deporte rey?

Legendary Eleven

Acción y diversión directa fácil de aprender

Lo que hace divertido este Legendary Eleven es la sencillez de su manejo y el poco caso que le hace a la simulación, alejándose y mucho de títulos actuales de éxito como FIFA o Pro Evolution Soccer. El juego consta de 4 modos de juego, como el enfrentamiento amistoso, el modo torneo con campeonatos continentales y la Copa del Mundo, partidos legendarios de la historia del fútbol y enfrentamientos online para medir tus habilidades.

Como en otras generaciones más arcade, el título de Eclipse apuesta por la acción directa en jugadas frenéticas, tiros cargados y disparos especiales al más puro estilo Soccer Brawl (aunque sin llamas). En el juego hay 4 acciones básicas tanto en ataque como en defensa, como pasar la bola, regate, disparo o correr, además de contar con un botón especial para hacer paredes, pases al hueco por alto o disparos elevados. Una de las cosas más llamativas que tiene este título es el disparo especial, que se va cargando mientras pasamos el balón a los compañeros. Depende de un medidor que tiene 3 niveles: 1, 2 y 3; con cada uno de ellos tendremos la habilidad de ejecutar un disparo especial imparable y diferente a los otros 2. En cuanto al medidor de disparo especial, al cargarse pasando el balón deberemos medir bien los pases a los compañeros, ya que interrumpiremos la carga y el medidor volverá al principio del nivel en el que estemos.

Legendary Eleven

Además está el reglamento básico del fútbol, como el fuera de juego, las faltas, tarjetas, expulsiones, penaltis y demás. Los lanzamientos de falta y penaltys tendrán una dirección, un objetivo y un medidor de precisión, ajustando nosotros la potencia cargando el disparo. Una vez le cogemos el truco el juego es bastante fácil, aunque cuenta con tres niveles de dificultad, pero a veces resulta demasiado sencillo ganar los partidos o marcar goles. Otra característica importante son los cambios de los jugadores, ya que éstos se cansarán durante el partido si correremos demasiado o si vamos demasiado al límite en defensa. Y hablando de defensa, el mecanismo es bien sencillo, con un botón para hacer una entrada medida y otro para hacer un tackling bastante agresivo, pero ojo, el árbitro estará muy atento para echarse la mano al bolsillo y sacar tarjeta.

Legendary Eleven

Horas de juego y de fútbol lleno de físicas locas

La duración de Legendary Eleven depende sólo de ti, pues aunque los campeonatos son muy cortos, con unos 4/5 partidos por Copa, podemos alargar la experiencia consiguiendo los logros, o desbloqueando tarjetas o stickers que harán mejorar las líneas del equipo. Disparo cargado, defensas hábiles o delanteros mejorados son algunas de estas mejoras que iremos desbloqueando si ganamos campeonatos con un determinado equipo (hay 32 tarjetas).

Si lo que quieres es jugar con un amigo en casa, el título cuenta con multijugador local para 2 jugadores o bien puedes hacerlo online para dos personas, aunque la pega es que sólo puede hacerse con invitación, ya que Eclipse no ha implementado un servidor para encontrar partida con cualquier jugador del mundo.

En cuanto a las físicas en el Gameplay, no se trata de un título muy ambicioso, por lo que es normal que el comportamiento de los jugadores, como algunas animaciones parezcan forzadas o inverosímiles. Tanto es así que lo mejor será aprender de estas características para no llevarnos ninguna sorpresa, pero también hay que admitir que de vez en cuando es gracioso encontrar alguna animación errática.

Legendary Eleven

Audiovisualmente escueto aunque funcional

Algo en lo que tampoco destaca el juego es en el apartado técnico, porque aunque visualmente se vea simpático, podemos encontrar elementos que chirrían un poco y desentonan con la parte jugable, como el público o el césped. Hay varios climas disponibles en los partidos, como soleado, lluvioso o nevado, consiguiendo así algo de variedad al espectáculo, aunque los esfuerzos del equipo no se han centrado demasiado en los detalles.

En la parte del sonido, nada más entrar en el juego escuchamos la música típica de los juegos old school, que acompañada por los efectos especiales de los menús nos hace retroceder automáticamente en el tiempo. A pesar de esto, y aún contando con animación por parte del público, cuando estamos jugando un partido da una sensación de vacío o silencio, porque ya que estamos jugando un partido internacional tan importante cabría esperar algo más de marcha en el estadio.

Legendary Eleven

Conclusión

Legendary Eleven es uno de esos juegos frescos que ya no abundan y que triunfaron en otras épocas más arcade, que hacen de la acción directa y de su fútbol fantasía su mejor arma. Quizás se le podría haber pedido mayor personalidad a la hora de diferenciar tanto el estilo de juego de los países como de los jugadores en particular. Para entender esto me vuelvo a referir a Soccer Brawl, donde la diferencia en los disparos especiales marcaba la elección de equipo a la hora de jugar.

Pese a todo, el título del estudio español es bastante adictivo en el nivel de dificultad más elevado o jugado con amigos, aunque podemos echar de menos la creación de torneos, algún modo progresivo o alguna liga al estilo de la Máster de PES.

Muchas gracias a Eclipse Games por el código y la oportunidad de volver al pasado.

Legendary Eleven

14.99€
5.9

Gráficos

6.5/10

Música

5.0/10

Jugabilidad

6.0/10

Duración/Diversión

6.0/10

Pros

  • El estilo arcade característico
  • Es divertido
  • Adictivo

Cons

  • No destaca sobre los demás
  • Necesitaría más modos como una liga
  • Poca personalidad en equipos y jugadores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.