Conducir en polígonos no es lo mismo que conducir con polígonos

Si dejamos atrás la parte nostálgica, y apelamos a la parte mas critica de un videojuego, es inamovible la opinión de que los primeros juegos tridimensionales en consola no eran una maravilla. Si no era por un diseño parco en detalles, había otros problemas como una baja tasa de frames, polígonos como mi puño de grandes o unas mecánicas jugables que en el fondo, poco o nada innovaban respecto a lo visto con anterioridad. Pese a estas carencias, era la tecnología punta, y por eso recordamos con gran cariño su puesta en escena y la personalidad propia que destilaban.

Sumo Digital, junto con Lucky Mountain Games, quieren devolvernos a esa época, aunque tomando sólo lo bueno y desechando las partes malas que aquellos títulos poseían. Hotshot Racing es el resultado que tenemos hoy para analizar que ya podéis comprar en la Xbox Store o bien descargar si tenéis Xbox Game Pass. Unas carreras “low-pol” con grandes reminiscencias al pasado (benditos Ridger Racer o Virtua Racing…) y donde los derrapes son los protagonistas absolutos en cada curva.

¡A quemar rueda se ha dicho!

Arcade puro y duro. Hotshot Racing no ha perdido la baza de brindarnos los elementos que hicieron brillar a los juegos de los ’90 y que disfrutamos tanto en el salón de nuestra casa como en las máquinas recreativas. Tenemos los “soniquetes” y efectos de sonido tan característicos, los míticos checkpoints que hacen que no perdamos tiempo deleitándonos con el paisaje y todo una serie de modos para disfrutar de unas carreras cortas pero intensas.

El modo principal sin duda alguna son los campeonatos. Habrá cuatro Grand Prix donde participar, con sus tres niveles de dificultad diferente. Esta vertiente es la idónea para aprender los conceptos básicos del juego, y sobre todo, dominar el derrape, elemento fundamental si queremos “hacer algo” en niveles de dificultad avanzados. Cada vez que hagamos derrapar nuestro bólido, iremos sumando puntos a una barra de turbo, la que nos dará un empuje decisivo en las carreras. Como os podréis imaginar, a mayor derrape (o mayor combinación de derrapes si tomamos varias curvas) más puntos conseguiremos, y eso se traduce en mayor cantidad de nitro con el que quemar la pista.

Emoción artificial hasta la última décima de segundo

Hay un elemento que casi se puede considerar propio dentro de los títulos de conducción arcade, y que lo hemos visto en mogollón de ocasiones. Se trata (o al menos yo lo llamo así) del efecto chicle en las carreras. Por muy bien que lo hagas, siempre tendrás a dos rivales pisándote los talones. Y si lo haces mal, el juego te da un “empujoncito” para que sigas luchando por el podio. Particularmente nunca me ha gustado esa característica, y en Hotshot Racing lo veo demasiado obvio. De hecho, no son pocas las veces que por décimas de segundo he quedado tercero, simple y llanamente por capricho del juego para que haya mayor intensidad en la clasificatoria general del campeonato.

Pese a que en el modo normal a veces cuesta vencer por el efecto antes mencionado, donde se ve la pasta con la que está hecha cada piloto es en los niveles de dificultad más elevados. Como si fuera un Mario Kart al uso, los coches ganarán mayor cilindrada, lo que implica que hay que ser mas precisos con los derrapes si no queremos que nuestro coche acabe en la cuneta. En ocasiones, más que un juego propiamente de carreras, Hotshot Racing se convierte en un titulo de habilidad donde hay que planificar una estrategia y conocer dónde, cómo y cuando ejecutar estos derrapes sin perder tiempo.

Elijas el modo que elijas, pon a punto el embrague

Pese a que los trazados son muy distintos entre sí, hay un elemento que no acaba de encajar con lo que yo espero de un título de este calibre. Hotshot Racing no tiene atajos, ni caminos alternativos ni nada que modifique el rumbo de la carrera. Por no tener, no existen items o bonificaciones a excepción del nitro que conseguimos derrapando. Creo que le pegaría muchísimo contar con algo así, aunque para aliviar esas necesidades, al menos tenemos el modo Carrera Individual que recoge tres tipos de partida: Arcade, Policías y Ladrones, y Conduce o Revienta. El mas atípico es este último, donde no podremos bajar de cierta velocidad porque nuestro coche explotará. Vamos, como la peli de Speed pero cambiando el autobús por un bólido de carreras. Quien quiera más adrenalina (si cabe) puede probar su modo online. He tenido ciertos problemas a la hora de arrancar partidas, aunque espero que con el tiempo estos contratiempos se solucionen.

Espectáculo de colores a 200 km/hora

Aunque visualmente estemos viajando al pasado, habrá aspectos contemporáneos completamente necesarios para poder disfrutar de la experiencia. La resolución es una de ellas, pero lo que mas llama la atención es la fluidez que con la funciona Hotshot Racing. Tomar las curvas es una gozada y cuando aprendes a dominar el derrape, todo se convierte en un placer difícil de describir. Un servidor que suele jugar a los títulos de conducción en primera persona, se quedó fascinado con el control y la realización de estos derrapes. Cada circuito tiene personalidad propia (al igual que los pilotos) y pese a que todos tienen un trazado sin demasiados alardes o recovecos, se diferencian bastante bien los unos de los otros.

Conclusión

Hotshot Racing es un título de conducción arcade muy directo y que nos devuelve a la era donde nacieron los primeros juegos poligonales para consola. Por suerte, Sumo Digital y Lucky Mountain Games han desechado lo malo que arrastraban aquellas propuestas, y optimizado las buenas para obtener una experiencia gratificante. Los derrapes son los protagonistas de este juego de carreras, y realizarlos correctamente es una gozada. Lástima que los circuitos sean demasiado planos (ni atajos, ni recovecos, ni nada de nada) como para exprimir cada trazado, pero por suerte este problema se disipa con muchos modos de juego para poder quemar rueda el tiempo que queramos.

Hotshot Racing

19.99€
7.5

Nota Final

7.5/10

Pros

  • Buena fluidez en cada circuito
  • Una vez que dominas los derrapes, el juego es una pasada
  • Modos de juego adicional y online

Cons

  • Necesito caminos alternativos para dar más profundidad a las carreras
  • En dificil es más un juego de habilidad que de carreras
  • El modo online no siempre funciona correctamente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.