Horizon Chase hará que regreses a la época arcade de los 90

Los videojuegos vivieron una de sus épocas más doradas y redondas a finales de los años 80, y esto continuó durante los años 90 con el surgimiento de las consolas en 16 bits. Sega Megadrive y Super Nintendo conquistaron el corazón de los jugadores permitiéndoles jugar cuando quisieran y a lo que quisieran en la comodidad de sus hogares, y con un sistema gráfico más que aceptable.

Pero antes del surgimiento de los 16 bits, y de los posteriores 32, había otro modo para jugar a los videojuegos que tuvo un enorme éxito hasta mediados de los 90. Sí, estoy hablando de los salones recreativos con sus famosas máquinas arcade, en los que los juegos de conducción destacaron (volante incluido).

Virtua Racing, Sega Rally, Top Gear. AAA triunfando en los rankings de cada recreativa… Se trataba de juegos rápidos y adictivos que, aunque los intentaron emular las posteriores consolas, para muchos no consiguieron igualarse en calidad.

Entonces llegó un estudio modesto llamado Aquiris Game y decidió rendir un homenaje a todos estos juegos que se pudieron disfrutar en recreativas. El título, llamado Horizon Chase Turbo se estrenó en 2015 para dispositivos móviles, y en mayo de este año salió para PS4 y PC. Meses después nos ha llegado a Xbox One, con ciertas mejoras gráficas y un nuevo modo de juego que le aporta grandes dosis de diversión y re-jugabilidad.

El videojuego resulta un homenaje a los juegos de los 90, pero sobre todo recuerda en exceso a uno: Top Gear. Aunque en realidad parece una versión actualizada de aquel videojuego que triunfó en la Super Nintendo. ¿Es esto malo? Para nada, pues se nota el cariño y la nostalgia en cada aspecto.

Horizon Chase presenta una pantalla de inicia rápida y sencilla, esto es reflejo de lo que presenta el título en el terreno jugable; velocidad sin límites y una jugabilidad puramente arcade.

El juego se maneja con el RT y el joystick izquierdo, con el que, aparte de manejar el coche, tomas las curvas. A lo loco, sin frenar. Puedes frenar con el LT, pero en realidad no tiene demasiado sentido.

También hay botón de turbo, lo que consumirá gasolina, aparte de tener restringidos el número de acelerones a tres por carrera. Aunque se pueden aumentar si encuentras el icono de un turbo. Al principio esta posibilidad nos dará un poco igual, pero la dificultad del juego es tan progresiva que incluso acabaremos buscando como locos iconos de gasolina para no quedarnos tirados. La verdad es que se crea su buena tensión cuando vas primero, te hace falta un icono de gasolina y no lo encuentras.

Además, para aumentar la dificultad (he llegado a mirar a la pantalla con odio), si nos chocamos con otro coche perderemos velocidad. El problema es que el diseño de las pistas suele ser estrecho, y adelantarlos sin chocarte puede resultar una odisea.

En cuanto a los modos de juego, Horizon Chase Turbo se escuda en su vertiente arcade para no arriesgar demasiado.

En un primer momento solo tendremos desbloqueado el modo principal, La vuelta al mundo, que cuenta con 12 países, todos ellos con sus propias localizaciones, como California o China. Además, dentro de cada país o Estado habrá distintas localidades, todas ellas con diferentes pistas, acompañadas de un bonito mapa que escenifica la región. Por ejemplo, dentro de California podremos competir en San Francisco, con el famoso puente de fondo.

El resto de modos de juego, que son Torneo, Zona de juego, y Resistencia estarán bloqueados y solo se desbloquearán a medida que avances en el modo principal.

De estos, Zona de juegos se presenta como el más llamativo, aparte de ser la mayor novedad del título. En él jugaremos una serie de desafíos que se actualizarán con regularidad. Los desafíos serán de lo más variopintos, desde correr en un circuito sin pilotos (aquí no hay posibilidad de fallar. Lo gracioso es que al acabar desbloquearás un logro en el que te felicitarán por haber acabado una carrera sin chocarte con nadie), hasta competir en medio de una tormenta de arena que te impedirá ver con claridad.

En cuanto a los otros dos modos, Torneo será idóneo para jugar con amigos, y Resistencia se trata del modo más arcade, correremos hasta que se nos acabe la gasolina.

Para superar las carreras de estos cuatro modos de juego tendremos 32 coches a nuestra disposición (en los desafíos tendremos coches exclusivos), aunque inicialmente solo podremos competir con dos e iremos desbloqueándolos con monedas que funcionan como elemento re-jugable.

horizon chase turbo

Un detalle que gustará a quienes disfrutaron de juegos como Top Gear serán las expresiones de nuestro piloto en determinadas circunstancias, como “¡Llego tarde!” o “Vaya Déja vu el circuito, la música…”.

Por otra parte, y porque no todo puede ser bueno, no existe juego online, aunque sí marcadores y juego en la misma consola con hasta 4 jugadores. Es una lástima que no tenga multijugador, pues le habría otorgado más vida útil. Pero, al fin y al cabo, en los años 90 no existía el juego online

Otro aspecto llamativo es la climatología en las carreras. Nieve, lluvia. ¿Esto influye en la carrera? En realidad, no mucho. Pero queda bonito de ver. Además, es un buen detalle que en medio de la carrera pueda cambiar el clima o exista el ciclo día/noche.

Dicho esto, el apartado gráfico es complicado de analizar, puesto que el juego está diseñado con la simpleza de los juegos arcade de los 90. Esto no significa que no tenga detalles bonitos, como la representación de cada escenario o los ya mencionados efectos climatológicos, o que el juego no esté diseñado con buen gusto.

Aun así, es cierto que los escenarios se presentan demasiado vacíos y que algunos de ellos se parecen entre sí, presentando un aspecto de monotonía que solo romperemos con los desafíos y los diferentes cambios de clima.

Por último, en el apartado sonoro nos encontramos otra de las referencias a Top Gear, ya que su banda sonora la compone Barry Leitch, el encargado de componer la banda sonora de dicho juego, con 26 melodías de diversa variedad y duración, hasta de siete minutos, lo que hace patente la dedicación en este aspecto.

Conclusiones

Horizon Chase Turbo se presenta como un homenaje perfecto a los juegos de recreativas, con una razonable cantidad de horas, circuitos y vehículos. Además, el juego presenta una novedad que hace sobresalir a esta versión sobre las anteriores, la zona de juegos.

Si te decides por este juego no esperes más que unas carreras trepidantes en las que será difícil que te aburras, unos modos de juegos cortos pero intensos, y un sabor añejo presente desde el menú de inicio.

Si todo esto te ha convencido, y eres de los que iban a las salas recreativas a echar horas a juegos como Top Gear, Horizon Chase Turbo será una compra de la que no te arrepentirás.

Horizon Chase Turbo

19.99
8

Gráficos

7.5/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

8.5/10

Duración/Diversión

8.0/10

Pros

  • La jugabilidad apenas tiene errores
  • Gran variedad de contenido
  • Todo un homenaje a los arcade de conducción

Cons

  • No tiene modo multijugador
  • Puede llegar a hacerse monótono
  • Algunas pistas son clónicas