La vida, la muerte y el tiempo están muy relacionados en Godstrike

Los dioses son caprichosos y arrogantes. Nunca están satisfechos con lo que tienen y siempre buscan fuentes de poder que les otorguen más beneficios. Por suerte, no todo está perdido en el mundo de Godstrike. Puede que las máscaras de Dios sean extraordinarias en el combate después de siglos y siglos de preparación, pero nosotros tenemos la última palabra. Es hora de darlo todo frente a nuestras hermanas. Luchar contra ellas hasta el último segundo… y hablamos de manera literal.

Tómate Godstrike en serio

Freesome Games y OP Team nos proponen una aventura indie de lo más original y desafiante. Nosotros encarnaremos a Talaal, una de las siete máscaras de Dios, que deberá luchar contra sus hermanas en encarnizadas batallas. Podríamos catalogar al juego como un híbrido entre boss rush y bullet hell, con todo el desafío y perseverancia que ello conlleva. De hecho, en cierto modo nos puede recordar a Cuphead, aunque aquí habrá trazas más serias, y con una dificultad mayor al contar con un limitador que nos jugará malas pasadas: el tiempo.

Cada segundo pesa

El tiempo será nuestro amigo y enemigo a la vez. En cada combate tendremos unos minutos para vencer al enemigo de turno. Cada vez que uno de sus proyectiles impacte sobre nuestro protagonista, seremos penalizados con una disminución de nuestros segundos de vida. Por esa razón, será importantísimo no sufrir daños en nuestro recital de disparos que tendremos contra nuestro oponente, y a su vez habrá que intentar acabar con su vida lo antes posible para no quedarnos con el cronómetro a cero.

Usa el cerebro antes de dar el salto

Antes de cada enfrentamiento en Godstrike pasaremos por una sala preparatoria donde equiparnos con mejoras activas y pasivas. Habrá que ser cautos con las habilidades que escojamos, especialmente las activas, ya que al equiparnos con ellas acortaremos el tiempo disponible para derrotar al próximo jefe final. Tendremos que buscar el equilibrio entre lo que verdaderamente necesitamos para acabar con al vida del oponente y a la vez no penalizar nuestro propio tiempo disponible para realizar esa gesta. Y os aseguro que cada segundo cuenta. Y mucho.

Una dura batalla hacia la victoria

Hacía tiempo que no daba tantas vueltas a las combinaciones de armas y defensas antes de un enfrentamiento. Podemos elegir hasta cuatro ataques especiales, pero como hemos dicho, puede que no nos convenga usar todos los slots para tener más tiempo disponible. Aun así, siempre tendremos una carta bajo la manga, y es que cuando el contador se queda sin tiempo, aún podremos seguir jugando hasta recibir un último impacto que nos haga morder el suelo. La tensión en esos momentos se palpa, y es que Godstrike está pensado para que llegues al límite de tiempo y ganes al rival a pocos segundos de que acabe nuestra cuenta atrás.

El recital de balas es real. No habrá enemigo que no escupa cientos de proyectiles, bolas llameantes o láseres con intenciones de acabar con nuestra barra de tiempo. Mantener la concentración es todo un desafío, y según vayamos derrotando las diferentes evoluciones que tiene el adversario, todo se irá complicando. Hasta el primer enemigo, que se llama Tutoriaal es todo un reto pese a ser, como su nombre dice, un tutorial.

Abstenerse los débiles de mente…y reflejos

Por esa misma razón, no es un título pensado para todo el mundo. Sólo aquellos osados que tengan sus reflejos como estandarte y la paciencia como bandera serán capaces de enfrentarse a estos temibles seres que habitan dentro de Godstrike. Cada enfrentamiento no dura más de 5 minutos (o menos) pero la perfección en cada combate se consigue a base de intentona tras intentona. En mi caso personal, cada enemigo me costó media hora larga en vencerlo. Aprenderse los patrones, las armas que más se adecúan a sus ataques y ponerlo en práctica os aseguro que es más complicado que lo visto en el trabajo de Studio MDHR.

Conclusión de Godstrike

Los amantes de los desafíos extremos tienen un nuevo punto de mira gracias al trabajo de Freesome Games y OP Team. Su obra no está hecha para gente impaciente, y es que hay que planificar estrategias, mirar el cronómetro y aprender patrones para salir airosos de los combates que ofrece su juego. A caballo entre un boss rush con elementos bullet hell, cada fase que ofrece Godstrike nos pondrá sobre las cuerdas. ¿Imposible? No lo es, y cuando uno consigue acabar con la vida de estos oponentes, la sensación de satisfacción es el empuje que nos permite seguir jugando. ¿Preparado para enfrentarte a los Dioses?

Godstrike

7

Nota Final

7.0/10

Pros

  • Desafiante como pocos
  • Te hace usar la cabeza y escoger la habilidad que más se adapte
  • En su simpleza visual se encuentra la virtud

Cons

  • El juego ni perdona, ni levanta la mano desde el primer minuto
  • Falta alguna opción cooperativa
  • La narrativa se diluye poco a poco

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.