Los juguetes de Hasbro están más vivos que nunca gracias a G.I. Joe: Operation Blackout

Todo tiene lore. Cualquier juego tiene un contexto, un motivo y una ambientación. Será más extensa o será mas corta, pero el lore está ahí. Y ese hecho se expande a otros ámbitos, como el de los muñecos. No son figuras de plástico sin alma, sino que tienen una razón para estar ahí. Un objetivo en su vida o un enemigo al que vencer. Los muñecos no cobran vida solo en Toy Story, lo hacían mucho antes em nuestra imaginación, y sin duda alguna, los clásicos G.I. Joe nos dieron muchas tardes de acción y diversión. Bienvenidos a su ultima aventura. Bienvenidos a G.I. Joe:Operation Blackout.

La historia se repite, y ahí estamos nosotros para vencer al mal

G.I. Joe: Operation Blackout nos cuenta “otra batallita” más que concierne a este grupo especial de soldados en pos de parar a su archienemigo, el Comando Cobra. En esta ocasión, el grupo terrorista enemigo ha conseguido generar un apagón generalizado que ha anulado las defensas de los G.I. Joe, provocando que se hagan con el dominio total del planeta. Una situación nada favorable para nuestros héroes, ya que tendrán que volver a ganar terreno poco a poco realizando una serie de misiones bajo suelo enemigo.

Aparte de poder manejar a los “buenos de la serie”, también podremos controlar al equipo rival. En total, habrá 12 personajes jugables entre los que se incluyen Snake Eyes, Duke, Roadblock, Cobra Commander o Destro, entre otros. Cada uno de ellos contará con su arma de inicio (aunque puede cambiarse por otras que nos vayamos encontrando por el camino) y lo que es mas importante, su ataque especial. Como si de una habilidad definitiva se tratara, una vez que llenemos la barra de energía pertinente podremos lanzar ese ataque que podrá volver a equilibrar la balanza si las cosas se ponen feas. Y ya os digo yo que se pondrán feas…

Apuntado robótico… como si fuéramos un muñeco

Pese a contar con estos personajes tan icónicos y queridos en nuestra infancia, lo cierto es que como shooter en tercera persona se muestra muy genérico. Las fases no dejan de ser escenarios donde saldrán enemigos por todos los lados y donde cumplamos alguna misión particular. Hay momentos donde tendremos que defender posiciones, manejar torretas, conducir tanques… pero nada que no hayamos visto con anterioridad. Esto no debería suponer un problema. No todos los títulos deben revolucionar el mercado y hay sitio para juegos más sencillos que basan su atractivo en las licencias que lo componen.

El principal talón de Aquiles y problema grave que veo en G.I. Joe:Operation Blackout está en su control. Específicamente en el retraso que hay a la hora de apuntar. Se hace muy difícil fijar la mirilla en el objetivo cuando hay este pequeño retardo que anula la precisión de manera significativa. ¿Conocéis esa sensación   que se percibe cuando tu personaje tarda un poquito en moverse al ejecutar el comando de andar? Ese pequeño “empuje” que sufren algunos personajes cuando decidimos que comiencen a desplazarse es lo que experimentamos con el apuntado, y estropea de sobremanera todo el gunplay del juego de GameMill Entertainment.

Alista a un compañero a las filas de G.I. Joe: Operation Blackout

Visualmente el título tampoco ayuda a que nos sumerjamos en la trama que nos concierne. Es cierto que las escenas estáticas de estilo comic antes de cada misión funcionan muy bien. Pero el desastre viene a continuación. Tanto escenarios como enemigos, o incluso los propios personajes no están a la altura de esta generación. No hay detalles, el diseño es pobre y hay fallos y carencias por doquier. Según avanzamos vemos cómo la línea de dibujado que emula el cell-shading va apareciendo delante de nuestras narices. Con descaro, sin disimulo. Al igual que el propio diseño de las fases, muy sencillos y sin mucha complicación.

Está todo hecho como para “salvar los muebles” con la licencia. Para ver si algún jugador poco familiarizado con los videojuegos “pica” con el reclamo de los G.I.JOE. Pero ya digo: no es suficiente. Incluso el compañero que nos acompaña en cada misión tiene probemas serios con la IA. Al menos, sacando algo positivo de todo esto, podemos jugar a G.I. JOE: Operation Blackout de manera cooperativa local.

Saber es la mitad de la batalla

Aparte de disfrutar de este modo campaña, existe una suerte de vertiente multijugador. Eso si, exclusivamente local, nada de jugar contra gente desconocida. Estarán disponibles los clásicos modos de Capturar la Bandera, Asalto, Rey de la Colina y Todos contra Todos. Sin que vuelva a ser un complemento revolucionario, aquí podremos trazar algo mas de estrategia en equipo y sacar mayor provecho a los ataques especiales que posee cada héroe (o enemigo) de la saga.

Conclusión

Con todo el universo expandido que existe alrededor de la saga, sus carismáticos personajes, y las mil y una aventuras que podemos vivir, no hubiese sido muy difícil hacer un juego de G.I. Joe decente. La obra de GameMill Studios plantea buenas bases. Una apuesta sobre el papel que llama la atención, pero que no está pulida de manera correcta. G.I.Joe: Operation Blackout hubiese funcionado bien hace 10 años. A día de hoy, el control es muy tosco, las misiones muy repetitivas, la IA inexistente y el apartado visual bastante pobre. Al menos, siempre nos queda la posibilidad de disparar al enemigo gracias a su cooperativo local o un multijugador resultón (también local). Cobra Commander ha ganado esta vez.

Puedes ver un gameplay del título en nuestro canal de Youtube

G.I. Joe: Operation Blackout

39.99€
5

Gráficos

5.0/10

Sonido

6.0/10

Jugabilidad

4.0/10

Duración/Diversión

5.0/10

Pros

  • Hacía tiempo que no sabíamos nada de los G.I. Joe
  • Opción cooperativa, aunque sea en local
  • Cada personaje es único y tiene sus habilidades

Cons

  • Aunque tiene multijugador...solo es local. Incomprensible
  • Hay retraso en el apuntado, es imposible apuntar bien
  • EL estilo gráfico y de diseño de niveles está muy desfasado

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.