Si amas a los perros con todo tu ser y odias a los gatos del mismo modo, este es tu juego.

Hay pocas cosas en la vida que nos llenen tanto como los perros. Aunque eso sí, igual que vemos en las calles, en ocasiones esta relación “amorosa” con nuestras mascotas puede ser llevada al límite, como les ha ocurrido al estudio encargado de desarrollar el juego que nos ocupa hoy: Double Pug Switch. Nos encontramos aquí ante un juego de plataformas donde somos transportados a otra dimensión y donde el héroe de esta historia será un perro.

La historia de Double Pug Switch es bastante simple. Una científica que trabaja en un laboratorio lleva a sus dos mascotas a trabajar con ella. Una de estas mascotas es Otis, un perro de la raza carlina al que le encanta dormir y vaguear. La otra mascota es Whiskers, un gato que parece seguir los preceptos de indiferencia y en ocasiones maldad de estos felinos. Whiskers no puede estar tranquilamente durmiendo como su compañero Otis, así que mientras está rondando por el laboratorio acaba por rompe dos tubos de ensayo que crean un portal a otra dimensión, donde tanto el gato como el carlino son succionados. El objetivo es claro: volver a casa sea como sea.

El carlino, nuestro héroe Otis es un un pequeño bulto peludo con esa extraña mirada en la cara que tienen los perros de esta raza; un perro que además se confunde más cada vez que la científica le explica un poco lo que está ocurriendo. Whiskers, el gato, se ha convertido en una especie de ciborg en esta dimensión y ahora se refiere a sí mismo como Lord Sker. Por si fuera poco, este ahora puede hablar y ha comenzado a dirigir un plan para llevar un ejército de gatos a la dimensión real para deshacerse de todos los perros del mundo.

Para evitar que el malvado plan de Whiskers se haga realidad y poder volver a casa deberemos avanzar a través de una variedad de fases de plataformas de desplazamiento lateral donde nosotros solo deberemos saltar. Sin embargo, el carlino ha ganado una nueva facultad gracias a este viaje a través del portal, ya que ahora puede cambiar a una dimensión alternativa que nos ayudará a solventar problemas que aparezcan en los escenarios y sus diversos peligros. Así que, básicamente nosotros solo tendremos que pulsar el botón para saltar y el que nos permitirá cambiar a la otra dimensión. Y eso, amigos, es más o menos toda la jugabilidad resumida. Otis correrá todo el tiempo como en los típicos juegos runner de móviles (y no puedes frenarlo), por lo que nuestra misión será únicamente pulsar uno de los dos botones adecuados. Esta es una idea que un juego de móviles está bastante bien para echar un rato, pero que en un videojuego para consolas se queda como algo demasiado básico.

Gran parte del problema del juego es que el nivel de dificultad empieza siendo muy alto y lo que viene después no se hace más sencillo, si no al contrario. Mientras que el juego en sí es simple, el dominio del juego es todo lo contrario. Acabaremos con ganas de estallar el mando contra la pared en más de una ocasión. Mientras tanto, a medida que avancemos en los niveles podremos encontrar y recoger monedas. Las monedas que consigamos pueden ser usadas para comprar sombreros para Otis, y aunque no parecen marcar una gran diferencia, completar un nivel en un sombrero de copa y monóculo añade un toque de clase al asunto. O no.

El apartado gráfico es bastante básico y simple, con un toque kawaii que a los fans de los animales les gustará, pero que no presenta nada reseñable. El sistema de puntos de control es un poco molesto, en gran parte porque cuando mueres y eliges reiniciar desde un punto de control, el nivel se carga, Otis empieza a correr, y si no te concentras, normalmente correrá directamente hacia una muerte casi segura. Afortunadamente, con cuatro mundos y ocho niveles por mundo, incluyendo los enfrentamientos con Lord Sker, este Double Pug Switch no es un juego largo. Una vez que te familiarices con la mecánica y las mecánicas de salto, seremos capaces de pasarnos el juego en una tarde.

Double Pug Switch es un juego simple, con controles sencillos y una dificultad endiablada. Es un juego perfecto para ser disfrutado en plataformas móviles, pero que en consola se queda como una especie de minijuego largo que en momentos nos puede llegar a cansar.

Double Pug Switch

8,39€
5.3

GRÁFICOS

6.0/10

JUGABILIDAD

4.0/10

SONIDO

5.0/10

DURACIÓN/DIVERSIÓN

6.0/10

Pros

  • Desafiante como pocos...
  • Juego perfecto para pasarte entre juegos más largos y complejos
  • La idea de las dos dimensiones es interesante

Cons

  • ...lo cual también provocará más de un cabreo considerable
  • Los puntos de control y lo mal ejecutados que están
  • Un juego de móviles que en consola no se disfruta del mismo modo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.