Deathloop es la nueva aventura de Arkane que vuelve a rozar la excelencia con un diseño de niveles espectacular y una fórmula muy original

Dicen que la práctica hace al maestro, y eso es algo que podemos aplicar tanto a Arkane Studios cómo a su última obra, Deathloop. El estudio francés nos vuelve a sorprender con un título que recoge lo mejor de la saga Dishonored y aplica una nueva fórmula que encaja todavía más en su estructura. Una mezcla perfecta de acción y sigilo para disfrutar de una exploración que mejora a cada paso que damos gracias a su excelente diseño de niveles.

Deathloop presenta una fuerte y sólida candidatura a ser uno de los mejores títulos de este año. Aunque todavía no esté disponible en consolas Xbox, ya que cuenta con una exclusividad temporal con PS5, se puede disfrutar en PC. Si necesitáis saber los requisitos mínimos para poder jugarlo, podéis consultarlo desde este enlace. Sin más dilación, vamos al turrón.

El bucle

Cómo si se tratase del El día de la marmota, nuestro personaje protagonista, Colt, vive atrapado en un bucle temporal. Quién amanece cada día tirado en la playa, con muchas ganas de armar jaleo y pegar tiros, porque sí, aquí hemos venido a disparar. Bajo esta primera apariencia de FPS, nos encontramos también con una aventura que mezcla el sigilo y la exploración. Que cuenta a su vez con una narrativa muy original que consigue que repetir el mismo bucle una y otra vez, no sea repetitivo.

Cada bucle termina cuando se cumple un ciclo diario dividido en cuatro fases: mañana, mediodía, tarde y noche. También tendremos disponibles cuatro ubicaciones diferentes a las que ir a explorar y acabar con los ocho visionarios que protegen la estabilidad del bucle antes de que acabe el día. Para ello, deberemos aprender las rutinas de cada visionario y descubrir pistas escondidas por todos los rincones de cada zona para encontrar la forma ideal de acabar con todos ellos.

Durante los primeros compases del juego, Deathloop nos llevará de la mano para familiarizarnos con todas sus mecánicas mientras conocemos a nuestro protagonista y el mundo en el que se desarrolla el bucle. La forma en la que se construyen los personajes, en especial a Colt, a través de ingeniosos diálogos en un mundo lleno de incógnitas y lagunas mentales, es muy gratificante y te atrapa muy pronto. Una aventura que crece todavía más a cada loop que superamos, en especial cuando el juego se vuelve más abierto.

Residuos, armas y bloques

A nivel de gameplay nos encontramos un sistema de disparos que funciona muy bien con los clásicos poderes especiales llamados bloques, muy similar a lo teníamos en Dishonored. Para conseguir estos bloques, deberemos arrebatárselos a algunos de los ocho visionarios acabando con su vida. También tendremos a nuestra disposición un arsenal de armas de fuego bastante amplio con el que hacer frente a las hordas de enemigos enmascarados. Que a su vez, podremos mejorar con ventajas que encontraremos al derrotar enemigos o explorando por el mapa.

Con un sistema similar al que encontramos en el género roguelike, perderemos todo nuestro equipo cada vez que se complete un bucle o Colt muera tres veces. Pero para evitar que eso ocurra, podremos conservar nuestras armas, bloques y mejoras a través de un sistema para imbuir nuestro equipo a través de residuos. Un recurso que podremos recolectar de diferentes puntos del mapa y al derrotar a visionarios.

Una vez ya poseemos unas cantas habilidades y un arsenal decente, el juego se vuelve muy divertido por todas las posibilidades que ofrece. A diferencia del ya mencionado Dishonored, aquí el sigilo no será siempre una parte primordial del proceso, y el juego nos invita a explotar todas sus opciones jugables a un ritmo más frenético. Permitiendo que cada jugador pueda afrontar una misma situación con un abanico de posibilidades mucho más amplio.

También tenemos disponible un modo online, parecido a la invasiones de Dark Souls. Podremos invadir la partida de otro jugador encarnado a Julianna, la antagonista del título y acabar con el Colt controlado por otro jugador. Un modo que puede llegar a resultar divertido si nos encontramos con nuestro rival pronto. De cualquier forma, puede desactivarse desde el menú del juego.

Rizando el rizo

Cómo viene siendo habitual en los títulos de Arkane, el diseño de niveles de Deathloop está en lo más alto de la industria. El tamaño total de sus cuatro zonas no es especialmente grande, algo que agradecer para mi, pero eso no significa que no esté lleno de detalles. El entramado de calles, edificios y zonas abiertas invitan a ser creativos en cuanto a la exploración, y casi siempre seremos recompensados con alguna pista sobre nuestros objetivos.

A medida que exploremos las mismas zona en distintas fases horarias, reuniremos la información necesaria para poder acabar con todos los visionarios y así romper el bucle. Ya que la situación de nuestros enemigos puede llegar a ser completamente distinta en un momento del día y otro. Un gran puzle que montaremos a base de ir recopilando pistas e información de otros personajes a modo de rompecabezas más pequeños.

A nivel artístico, tanto el diseño de niveles como el de los personajes luce espectacular, Deathloop es la aventura más colorida de Arkane. Sus personajes siguen teniendo esa capa cartoon, pero no por eso carecen de personalidad y los escenarios lucen mejor que nunca. Tanto el detalle en cada rincón del mapa cómo la iluminación son espectaculares y el título cuenta también con Ray Tracing, aunque el consumo de recursos se dispara y necesitaremos casi un PC de la NASA para poder mover eso.

Deathloop está totalmente doblado y traducido al español. Las voces de los protagonistas principales del título están muy bien en general, pero las voces secundarias tienden a repetir demasiadas veces el reparto. La BSO y los efectos de sonidos acompañan perfectamente a la historia, especialmente la forma de abrir y cerrar la música de combate. Con una especial mención a su interfaz y sistemas de menús totalmente únicos y originales.

Conclusiones finales de Deathloop

En términos generales creo que Deathloop cuenta con todas las papeletas para acabar en las quinielas de juego del año de muchos usuarios. Arkane vuelve a demostrar que son un estudio único con una identidad y una fórmula propia que funciona cada vez mejor. Una lástima que las ventas no suelan acompañarles siempre.

A nivel jugable nos encontramos ante un FPS frenético, con muchas posibilidades, que nos atrapa con una narrativa y un diseño de niveles al alcance de muy pocos. La estructura del juego y la forma que tiene de invitarnos a explorar todos sus rincones funciona muy bien. Quizás me hubiera gustado encontrarme una inteligencia artificial algo más elaborada, los NPC disponen de diferentes tipos de rutas e incluso flanquean en ataque, pero notas que podría dar mucho más de lo que da. A poco que mejoremos a Colt, la dificultad desciende en sobremanera y no se ve compensada por una respuesta más eficaz por parte del juego.

En definitiva, un título sobresaliente desarrollado por Arkane que seguro encantará a los fans del estudio y sorprenderá a los recién llegados por su fácil acceso y divertidas mecánicas. Los usuarios de consolas Xbox todavía tardaremos un tiempo en disfrutar de esta aventura en nuestras máquinas de sobremesa, cómo ya sucediera con Hades, pero que no le quitará valor ni calidad cuando eso ocurra. Pero si tenéis un PC lo suficientemente potente o una PS5, deberíais echarle el guante a Deathloop.

Deathloop

59,99€
9

Nota

9.0/10

Pros

  • Estructura jugable brillante con ideas muy originales
  • Estilo de gameplay frenético con una gran variedad de opciones para todos los gustos
  • Diseño de niveles excelente
  • Apartado artístico tanto sonoro cómo visual con mucho carisma
  • Doblado y traducido al castellano, pero...

Cons

  • Las voces secundarias tienden a ser repetitivas
  • La inteligencia artificial es muy mejorable

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.