Un “simulador” de vida diaria con muy buen rollo

Peachy Keen Games nos trae un simulador de vida con muy buen rollo llamado Calico, donde nos encargaremos de una cafetería con mascotas de lo más Kawaii. Nuestro objetivo es decorar el café para hacerlo más agradable para los vecinos y clientes y que vengan por nuestras recetas de dulce.

Para empezar debemos crear nuestro personaje, con una gran variedad de opciones en colores, formas y peinados, pero empezamos mal con un editor que da pocas pistas. Tardaremos un buen rato en pillar el tranquillo si queremos hacernos un buen personaje y aún así, solo tenemos una prenda, por lo que deberemos pasar por el editor más adelante.

Y aquí uno de los problemas de inicio de Calico, y es que el juego (a falta de una actualización) viene completamente en inglés, pero no solo eso, sino que el tamaño del texto es minúsculo y cuesta muchísimo de leer. Mal empezamos donde para enterarnos de algo tenemos que leer bastante, ya que el juego no es nada intuitivo.

Aún así, se nos presenta un mundo precioso de colores pastel que parece hecho completamente de acuarelas, aunque los diseños no están muy trabajadas ni en vegetación ni en personajes. La versión que he analizado es la de Xbox Series X y tiene bajadas de frames puntuales, además de popping y fallos en las texturas.

calico

Hay ciclo de noche y día, sumado a climatología variable, como viento, lluvia o nieve, lo que le da un plus de belleza pese a sus errores, pero aún así no influye para nada en la jugabilidad, sino que es simplemente una característica visual. Con esto, el mundo de Calico se ve hermoso, un lugar donde sin duda vivir tranquilo admirando sus paisajes mientras hacemos nuestro quehaceres.

En cuanto al sonido, lo personajes hablan una extraña lengua ininteligible, como pasa en muchos títulos del mismo estilo y presenta efectos de sonido bastante estándar. La banda sonora, pese a que se deja escuchar, se vuelve bastante repetitiva y que tampoco disfruta de una gran variedad, cuando debería ser la perfecta compañía para nuestros paseos por los pueblos.

Pero vamos a lo que realmente importa, la jugabilidad, que se basa en tres puntos: decorar y hacer recetas en el café, conocer vecinos y hacer recados, más desbloquear nuevas zonas. Siempre es así, abrir la primera zona, conocer vecinos y preparar las recetas para vender.

La magia está presente en Calico, pues deberemos conocer brujas a las que hacer favores para que nos recompensen con pociones que usaremos en nosotros mismo y los animales de compañía. Esto último es fundamental en el juego y debería tener una mecánica más compleja, pero lo único complicado en el título es entender lo que tienes que hacer.

calico

Nuestra cafetería tiene la característica de tener mascotas con las que jugar y acariciar, y tendremos que encontrarlas y domesticarlas. Es muy sencillo, de hecho, demasiado simple, y aunque tenemos unas herramientas para ello, ni siquiera es necesario, pues con cogerlos en brazos y ordenarles que nos sigan ya son nuestros (además podemos decirles que se vayan al café directamente).

En este tipo de juegos, son las mecánicas en sus procesos lo que lo hacen divertido, pero Calico se vuelve repetitivo enseguida con la tara de ser demasiado simple. En cuanto a las misiones son de mero recadero, ir de un punto a otro, volver, ir otra vez al mismo sitio y vuelta al punto de origen para unos incentivos que tampoco son emocionantes.

Desbloquear nuevas zonas, obtener nuevas pociones y recetas, son los incentivos que ofrece el simulador, conocer gente nueva, obtener ropa y muebles para decorar y ese tipo de ítems. También conoceremos otros tipos de animales a parte de los gatos, los cueles podemos domesticar y mandarlos al café, como cuervos, lobos, osos y otras bestias del bosque.

La jugabilidad varía en el café, y más concretamente en la cocina, donde nos encogeremos para preparar las recetas a mano añadiendo los ingredientes que nos solicita la receta. Aquí hay otro fallo en el gameplay, pues las físicas no ayudan a la hora de añadir los ingredientes y puede ser bastante frustrante.

Con las pociones podemos agrandar el tamaño de nuestras mascotas y montarlas para desplazarnos, desbloquear el paso a otras zonas y realizar distintas misiones. No nos engañemos, es genial montar en un gato o un perro gigante, pero quizás es algo para jugadores unas edades más tempranas.

No está muy claro lo que hay que hacer, porque entre lo diminuto de los textos y lo simple de las misiones, quizás le queramos dar más vueltas de las que realmente tiene. También hay pequeños bugs en estas misiones, porque puedes quedar atrapado en objetos, o bien los animales se comportan como “si tuvieran el demonio dentro” (esto viene bien por las risas), dando la impresión que estamos ante un título sin acabar (o sin pulir debidamente).

calico

Se lo vamos a perdonar por el reducido precio, y por que más bien es un título orientado a niños que disfrutan con este tipo de mecánicas simples, más bien contemplativo, y con el objetivo de conseguir todos los muebles y toda la ropa para personalizar nuestro armario y la cafetería.

Aunque a veces, sobre todo al principio, no sabemos bien cómo ganar dinero, pues aunque preparemos el mostrador con las recetas iniciales, la gente que visita el café se sienta en las mesas pero no podemos interactuar con ellos si no es para comprarles algo o para charlar.

En conclusión estamos ante un juego amable, con el buen rollo por bandera y un aspecto gráfico colorista muy agradable, pero que se queda muy corto en cuanto a profundidad, interés por hacer misiones y mecánicas en lo esencial que ofrece al jugador. Aburre enseguida si tenéis ya una edad, pero igual a los más pequeños de la casa les guste por el contacto con los animales, coleccionar ropa y preparar recetas.

Aún así, se vuelve repetitivo al instante, con falta de interés por la manera de hacer las misiones y sobre todo por la simplicidad de las mecánicas, no estando a la altura de los juegos de simulación de vida actuales.

Calico está disponible para Xbox One, Xbox Series X|S, Nintendo Switch, Playstation 4 y PC. Aquí os dejamos el tráiler del juego:

Calico

11,99€
4

Nota Final

4.0/10

Pros

  • Mundo bello de acuarela
  • Variedad de animales y complementos

Cons

  • Rendimiento pobre
  • Demasiado simple y repetitivo
  • Bugs
  • Poca profundidad
  • Totalmente en inglés y poco legible

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.