Como si los videojuegos no tuviesen ya suficiente con llevarse la culpa tras los tiroteos que pasan en todo el mundo, ahora un senador estadounidense,  Jay Rockefeller, quiere un completo informe sobre la relación de los videojuegos con la violencia que pueden llegar a tener los jugadores de estos. El senador yankie presentará esta idea al Congreso.

En caso de ser aceptada, National Academy of Sciences sería la encargada de llevar a cabo el informe sobre esta relación y debería ser presentado al mismo Congreso y otras entidades en un período de 18 años. También se ha dicho que no es para prohibir los videojuegos, sino para analizar su efecto con mayor profundidad:

Las grandes empresas, incluyendo las productoras de videojuegos, ganan miles de millones con contenidos violentos vendidos a los niños. Tienen la responsabilidad de proteger a los menores. Si no lo hacen, puedes contar con el Congreso para tomar partido con un rol más agresivo

¡COMENTAD LA NOTICIA EN NUESTRO FORO!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here