Continuando la lista de ataques cibernéticos, que en su mayoría se han centrado en Sony, los hackers han vuelto a introducirse en una red privada de una compañía relacionada con el mundo de los videojuegos.

Tras la intrusión a la web de Square Enix y Eidos dedicada al nuevo Deus Ex, de la cual se robó información de 25.000 usuarios, en esta ocasión el turno ha sido para Codemasters.

“El viernes 20 hubo un intento de conseguir acceso administrativo a Codemasters.com. Este acceso pudo permitir alteraciones en la página de nuestra compañía” ha revelado un representante del estudio.

El ataque fue detectado pronto, por lo que la página de Codemasters estuvo caída durante unas horas para cubrir el agujero de seguridad. No obstante, los hackers consiguieron nombres de algunos componentes de la compañía, pero las contraseñas estaban encriptadas.

Como primera medida, Codemasters comenta que realizará una revisión de todos sus sitios y redes, “especialmente desde que muchas compañías de videojuegos son objetivos populares para este tipo de actividades”, afirma el comunicado.

Dejar respuesta