Introducción
“Un símbolo de excelencia”. Así comienza un clásico de cada temporada en los juegos deportivos, el PGA de EA Sports. Jugar al golf sin dar un paso es posible en esta veterana franquicia que busca cada campaña algo con lo que justificar la recompra del artículo, el reto anual de la modalidad. En esta oportunidad, la percha para volver a pasar por taquilla es el mítico Masters de Augusta, el mejor torneo posible, así como planificar estrategias en el PGA Tour con el caddie, que la unión hace la fuerza, también en el golf. Aunque mantiene el nombre, y se le ve a lo lejos en portada y reverso, Tiger Woods ya no es ningún reclamo tras sus archiconocidos problemas personales y que marcan tanto en la puritana sociedad americana.

Apartado Técnico
En esta nueva entrega de EA sobre el “tigre” del golf  encontraremos unos gráficos que posiblemente no os sorprendan para nada, pero que cumplen su trabajo a la perfección, a pesar de que aveces se pueden apreciar unos pequeños detallitos que nos disgusten un poco al estar disfrutando de las hermosas vistas del campo, como por ejemplo unos dientes de sierra demasiado evidentes.
Cuando comiences a jugar a Tiger Woods PGA Tour 12: The Masters, te darás cuenta de los gráficos que son, en definitiva, espectaculares. Todo, desde la representación de los campos de golf hasta el magnífico público que responde a lo que está sucediendo, es genial. Si golpeas una pelota desde demasiado cerca, los miembros del público lamentan el fallo, y hasta los aplausos dan en el clavo. El agua se ve increíble y los paisajes son realmente impresionantes; montones de campos de la vida real están representados aquí, incluyendo el Augusta National, por supuesto.
No hay apenas música en el juego, aunque soporta 5.1 y sirve para que mientras esperamos para hacer el swing oigamos los pajarillos a nuestro alrededor.

Jugabilidad
¿Qué decir en cuanto a una jugabilidad muy milimetrica?, Desde luego, el apartado técnico no ha sido nunca el fuerte de esta serie, pero lo que ya parecía decente en PGA Tour 11 ha mejorado bastante en esta nueva entrega. Tiger Woods PGA Tour 12 no defrauda. Un caddy (nodedad en esta edición) te proporciona información útil; tanto es así que incluso los jugadores más ortodoxos se divertirán aprendiendo los entresijos de un swing de golf perfecto. A primera vista, el juego parece un poco fácil, pero no hay que dejarse engañar – el juego es bastante difícil en casi cualquier nivel de dificultad. Por suerte, el caddy te da buenos consejos y también añade a la atmósfera realista del juego. El jugador puede optar por ir por libre, haciendo caso omiso de los consejos del caddy, o puede jugar como un verdadero profesional y escuchar bien las sugerencias de los caddies. Lo importante es que, como cualquier buen juego de deportes, hay un montón de opciones para hacer tu experiencia de juego única y agradable.
Gracias al novedoso sistema de golpeo con el stick izquierdo que se implementó en la pasada edición y EA ha decidido mantener, más intuitivo y satisfactorio que el clásico swing a tres pulsaciones de botón, aunque podemos desactivarlo en las opciones y volver a la fórmula original. Si bien con el stick también es más complicado que el backswing se ajuste al porcentaje de fuerza que queremos aplicar, uno se acostumbra enseguida a lanzar el drive.

La física de la pelota sigue siendo de una fidelidad inmejorable, y aunque el hecho de poder modificar el giro de la bola mientras ésta vuela le da cierto toque de ciencia ficción que no les hará ninguna gracia a los que realmente aman este deporte (aunque llega a ser adictivo darle rosca para mandarla al agujero)
La cantidad de modos es abrumadora, destacando el modo carrera en el que deberemos ir progresando en experiencia y prestigio desde el circuito amateur hasta conseguir la chaqueta verde, pero sin olvidar el Masters Moments, en el que se nos propone repetir (o mejorar) nueve grandes hazañas de la historia del Masters de Augusta, o incluso vivir en el pellejo de Tiger Woods la consecución de sus cuatro Masters. Este año, eso sí, parece que han querido compensar la inversión en los derechos de Augusta y nos hemos quedado con bastantes menos torneos que en anteriores ediciones, pero la cosa da igualmente para muchas, muchas horas. Y eso sin contar el online.
Las posibilidades a la hora de personalizar a nuestro propio jugador para el modo carrera son tan completas como en la mayoría de títulos de EA Sports (GameFace incluída).

Lo mejor
– Poder disputar el Master de Augusta
– Muchas posibilidades de juego
– Buen gusto graficamente

Lo peor
– Algunos fallos gráficos puntuales en algunos hoyos
– Demasiados DLC para descargar
– Completamente en inglés

Gráficos 9
Jugabilidad 9
Sonido 8.5
Duración 8.5
Online 9

 

Conclusion
Para cualquier aficionado al golf este juego es un “obligado” en su estanteria, para el más novato que no sabe ni cómo coger bien un palo de golf puede llegar a ser una forma de pasar un buen rato disfrutando de golpes ´faciles y guiados…y para amantes de este deporte quizás sea la elección más acertada a la hora de llevar el golf a la consola, ya que creo que este año EA a dejado el listón muy alto, tanto que se podría decir que con un buen número de licencias bajo el brazo, Electronic Arts consigue el par del campo y da una nueva vuelta de tuerca a uno de sus simuladores más longevos proporcionando entretenimiento para toda la familia y amigos.

NOTA  8.5

Autor: Nandinho

Dejar respuesta