Analizamos Raiders of The Broken Planet, un título valiente, original y que no deja a nadie indiferente

Raiders of the broken planet

MercurySteam comienza fuerte su andadura en solitario con este Raiders of The Broken Planet. Después de ofrecernos títulos inolvidables como Jericho o Castlevania Lord of Shadows, la desarrolladora española junto al productor Dave Cox, hacen una apuesta muy arriesgada con este atípico shooter.

La historia se desarrolla en la constelación Lira, a 25 años luz de la Tierra. Los habitantes del planeta roto, en el pináculo de su conocimiento y tecnología, descubrieron el Aleph, una poderosa sustancia que les permitía controlar el cosmos y alcanzar un nivel superior de ser.

En este título formaremos parte de los Raiders, capitaneados por Harec y tendremos la misión de liberar el ancestral “Planeta roto”, el único que contiene el elemento “Aleph” codiciado por la Mafia de la galaxia. Para ello, deberemos reclutar a los combatientes más capacitados para derrotar a los invasores humanos que ansían obtener todo el Aleph para dominar el universo. Este codiciado material se utiliza para aumentar la resistencia, fuerza y auto-curación de los soldados, aunque la codicia por el control de este mismo fue la causa de la destrucción del planeta.

Deberemos hacer frente, en diferentes misiones a tres ejércitos dispuestos a robar la poderosa sustancia: la división Hades (formados por un ejército privado de la Tierra liderados por el general Krausser), el Quinto Concilio (seres humanos mejorados cibernéticamente) y los Umbra Wardogs (coalición de mercenarios marcianos y cazadores de recompensas). Nuestro objetivo es detener a estos invasores humanos y encontrar a los Legendarios Protectores para liberar El Planeta Roto.

MercurySteam tomó una decisión valiente a la par que arriesgada al gestionar el juego por capítulos. Constaría de un prólogo con dos misiones totalmente gratuito y cuatro capítulos más por 9,99€ cada uno.
Dicho prólogo, consta de un breve tutorial donde se nos enseña lo más básico del manejo de los héores, aunque la sensación final es que no te prepara en absoluto para lo que se te viene encima. Al terminar esta introducción, podremos elegir entre varios personajes para iniciar la segunda misión del prólogo. Y aquí es cuando descubrimos el sistema único de combate que posee este título.

Un shooter atípico con toques de estrategia

Raiders of the broken planet

Nos encontramos con un shooter en tercera persona con toques de estrategia, sigilo, velocidad y combate cuerpo a cuerpo. No se parece en nada a lo que ya hemos jugado, aunque su estética nos pueda recordar a algunos títulos actuales.
El estudio español planteó el juego para ser disfrutado en solitario de principio a fin o en compañía de hasta 3 amigos online, introduciendo además al antagonista, una oportunidad de chafar los planes de los Raiders echando a perder su misión, convirtiéndolo así en un PvP asimétro 4 vs 1.

Tenemos un número limitado de vidas que iremos reponiendo con Aleph tanto en solitario como en el matchmaking, disponiendo de varios intentos de conseguir completar la misión con éxito.
Antes de iniciar una misión, debemos tomar la decisión de con qué Raider queremos jugar, haciendo caso o no a las recomendaciones que nos indica el juego. Cada misión tiene una estructura totalmente diferente a las otras, lo que da la sensación de estar en el típico multijugador por objetivos.
En el capítulo Alien Myths que estamos analizando habrá hasta 6 personajes seleccionables (con un total de 16), cada uno con armas y habilidades especiales, así como recomendadas para cada misión.

Este capítulo consta de 4 misiones, cada una de ellas con objetivos muy diferentes y varias maneras de afrontarlo. Aunque si juegas en solitario deberás escoger bien a tu Raider para tener éxito: encontrar a los Protectores Ancestrales.

Un despliegue audiovisual digno de estudio Triple A

Raiders of the broken planet

Uno de los mejores apartados del juego es su diseño gráfico. Un trabajo digno de un estudio del más alto nivel, con detalles visuales sobresalientes. La calidad en los escenarios es muy alta y de gran variedad, y aunque en el gameplay se vean muy acotados por las misiones, no dan la sensación de ser pequeños. Se ha tenido mucho mimo en los detalles de cada rincón del planeta que visitamos, y eso se nota al detenernos ante todo lo que se nos pone delante. Más que conseguir la más alta resolución, el estudio se inclinó por apuntar a unos rocosos 60 frames por segundo y así hacerlo todo más fluido.

Los personajes son de un diseño excepcional, carismáticos, muy originales y se dejan querer. Tienen una personalidad muy bien definida y encajan a la perfección en la historia.

La banda sonora no es menos y tiene detrás la calidad de Oscar Araujo. El juego viene doblado al inglés, aunque cuenta con subtítulos y menús en perfecto castellano, que nos permitirán seguir la interesante trama. Sin duda os dejará como a mí, con ganas de más.

El apartado de sonido también es de gran calidad, ya sea el combate cuerpo a cuerpo o a distancia con las diferentes armas, habilidades especiales y los diferentes enemigos que nos encontraremos en el camino.

La única pega la encuentro en las partidas multijugador, con bajadas de frames notables en momentos de muchos enemigos o elementos en el mapa y un a veces un molesto LAG según quién sea el host. Esto puede llegar a arruinar la experiencia online, pero espero que lleguen mejoras con el tiempo.

No es el típico shooter de gatillo fácil y embestidas a lo loco

Raiders of the broken planet

Raiders of The Broken Planet tiene una jugabilidad muy peculiar. A simple vista puede parecer un shooter normal, pero nada más lejos de la realidad.
Aquí entran en juego muchos factores, siendo el principal la estrategia aderezada con sigilo y calma, analizar cada momento de la misión y el entorno. En eso ayuda el juego, avisándonos de que personajes se adaptan mejor para el éxito de la misión, y con cuales resultaría muy difícil completarla.

Cada Raider tiene un tipo de arma de fuego, ya sea el rifle de francotirador de Harec o la gatling de Kosntantin. Tanto los movimientos como las habilidades de los personajes son únicas y se pueden mejorar, pero es en el cuerpo a cuerpo donde todos se asemejan. Constan de una serie de movimientos contundentes y orquestados que hay que conectar bien, un agarre letal y un movimiento de evasión. Estos funcionan de manera muy simple y para mi desvirtúa un poco la experiencia, aunque no hay nada más placentero que agarrar a un enemigo (sobre todo un antagonista) y acabar con él de un golpe. El sistema de melee es muy fácil de entender: golpe rápido vence a agarre, agarre vence a evasión y éste vence a golpe rápido aunque no produzca daño.

Otro factor a tener en cuenta es el nivel de estrés, que se gestiona de manera diferente en cada personaje. Escondernos con la barra de estrés a tope no servirá de nada, pues los enemigos podrán ver en ese caso el flujo de Aleph por nuestro cuerpo. Si lo gestionamos bien, el buen diseño de los obstáculos puede ocultarnos del todo a la vista tanto de los enemigos controlados por la I.A. , como del antagonista.
Para colmo, la munición no podremos recogerla simplemente acabando con los enemigos, sino que deberemos acabar con ellos a golpes para reponer balas.

Obtener recompensas es más difícil de lo que cabría esperar

Raiders of the broken planet

La duración de Raiders es otro de los puntos clave del juego, pues en el cooperativo o en el PvP asimétrico es donde el título se hace fuerte. Esta es la única manera de conseguir nuevos planos de armas, mejoras de habilidades y otros premios, pero da la sensación de que es poco premio para lo difícil de completar la misión, ya que deberemos compartir el botín con nuestros compañeros, eligiendo entre solo tres tipos de premio: arma para personaje (aleatoria), puntos de facción y puntos de personaje.
La sensación que me queda es la de que tengo que jugar muchas, pero que muchas, partidas para llevar el progreso de mis personajes a lo más alto o conseguir ese arma deseada por tanto tiempo.
Lástima que en ocasiones y según a qué horas busquemos partida, puede resultar muy difícil e incluso desesperante empezar a repartir leña, aunque espero que con el tiempo y por su económico coste se animen cada vez más jugadores.

No apto para pusilánimes

El que venga con la idea de repartir plomo a diestro y siniestro, o pegar mamporros machando botones está muy, pero que muy equivocado. Y es que el juego de MercurySteam tiene una dificultad muy elevada en solitario y se puede hacer muy cuesta arriba en modo cooperativo cuando aparece un antagonista en la fiesta.

En mi primera misión se me quedó cara de idiota al comprobar que los enemigos son letales y son de lo más despiadados, pudiendo acorralarte o sorprenderte por la espalda sin que te enteres. Es fundamental asegurar los disparos, elegir bien la estrategia y lo más importante, moverte muy bien por el escenario aprovechando las coberturas, que me han parecido que han sido diseñadas de manera muy original e inteligente acorde a la manera de afrontar las misiones.

En cuanto le coges el rollo al juego, o es lo que pensamos, y estoy hablando de jugar en solitario, desembarcamos en la siguiente misión y la forma de afrontar los objetivos cambian de forma radical. Tanto que recordamos con escozor que el tutorial cortísimo del prólogo no nos enseña nada y nos perdemos buscando la forma de encarar la misión.

La percepción que he tenido con cada episodio, cada parte de cada misión, ha sido totalmente diferente, y cuesta hacerse con las mecánicas de los objetivos. Pero tranquilos porque una vez que das con el Raider indicado para ti la cosa cambia a mejor.
Podemos elegir también el nivel de dificultad, y no os miento al decir que la más elevada en algunas partes es digna de los jugadores más exigentes.

La experiencia multijugador eleva aún más el listón de dificultad, haciendo que en tu primera partida, si hay antagonista, desees tirar el mando por la ventana. Hacerse con las mecánicas es una cosa en Solo, pero en cooperativo con otro jugador en frente, poseyendo vidas infinitas y unas tremendas ganas de reventarnos la partida es otro cantar. La bofetada de humildad es una magnitud que te hace empequeñecer, pero la satisfacción de agarrar por el cuello a ese entrometido y estamparlo en el suelo es de lo más satisfactoria.

Conclusiones

Sinceramente tengo sentimientos muy encontrados con este título, porque a la par que me encanta la historia, los personajes y el diseño audiovisual, me parece que el sistema de combates no es para mi, o más bien estoy malacostumbrado de otros títulos más clásicos.
La progresión de los personajes se me hace algo cuesta arriba por la dificultad a la hora de encontrar partidas y amigos que tengan el juego, pero creo que con tiempo y a medida que añadan mejoras y más contenido, pueda disfrutar del título en todos sus apartados.

Raiders of the Broken Planet respira originalidad y valentía por todos sus poros, notándose claramente el cariño puesto en su creación, el riesgo tomado en su distribución episódica únicamente en formato digital, y una apuesta clara por crear una comunidad de jugadores inconformistas dispuestos a jugar a algo realmente nuevo y divertido

Podeis encontrar más información en su web oficial y probar el juego antes de comprarlo descargando el prólogo gratuitamente. El primer capítulo, Alien Myths, de un total de cuatro ya está a la venta por 9,99€. Para los que queráis adquirir el juego completo existe el pack de fundadores que contiene los cuatro capítulo se además de recompensas para los personajes.

Puntuación
Gráficos
85 %
Sonido
90 %
Jugabilidad
80 %
Duración / Diversión
80 %
Compartir
Artículo anteriorHomenaje a Paul Walker con una edición especial de Xbox One S
Artículo siguienteAnalizamos Cuphead, un exclusivo a la altura en Xbox One

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here