Rise & Shine, un maravilloso homenaje con amor y cariño a la historia de los videojuegos

Empezamos un nuevo año en el que esperamos ver grandes lanzamientos y disfrutar con ellos de la mejor forma posible. Y uno de los primeros juegos en llegar a nuestras consolas es Rise & Shine, un título independiente desarrollado por Super Awesome Hyper Dimensional Mega Team y distribuido por Adult Swim Games.

El estudio español Super Mega Team está formado por un grupo de amigos comprometidos con el objetivo de crear grandes experiencias en formato de videojuego. Además, es conocido por  haber trabajado en juegos como Supermagical o Pro Zombie Soccer, ambos juegos lanzados para dispositivos Android o iOS. Así mismo, el estudio también cuenta con la experiencia de haber colaborado en juegos como Plantas vs Zombies o Worms, y ahora apuestan el todo por el todo en el qué es, hasta la fecha, su título más ambicioso y entrañable.

Rise & Shine es un juego y a la vez un gran homenaje a los clásicos más grandes del mundo del videojuego, en sus entrañas guarda ingeniosos guiños y detalles que nos harán disfrutar en cada momento de lo que acontece en pantalla. Dicho esto, estamos ante un título que combina los elementos de los juegos de disparos clásicos con elaborados rompecabezas y un gran amasijo de balas con desarrollo en 2D. Estos elementos combinan a la perfección en esta propuesta del estudio Super Mega Team, creando así un juego en el cual debemos utilizar más la cabeza que la fuerza bruta, ya que cuenta con una marcada vertiente estratégica.

El juego nos sitúa en “Mundojuego”, un planeta que desconoce la paz desde hace tiempo y que se ve sumido en una guerra contra las fuerzas espaciales de Nex Gen. Nuestro papel en todo esto será el de guiar a Rise, un niño que se ve envuelto en este conflicto y deberá tomar el control de una pistola legendaria llamada Shine con el fin de salvar  su mundo y sus seres queridos. Sin embargo, nos daremos cuenta enseguida que detrás de toda esta premisa se esconde un mensaje claro hacía el sector o la industria del videojuego, el cual os instamos a que descubráis por vuestra propia cuenta.

La historia se desarrolla bien y está bien construida, a pesar de no ser la faceta más destacable del título. Esta se nos presenta como si fuera un cómic, distribuida en una secuencia de viñetas y bocadillos, además de conversaciones entre nuestros dos protagonistas, Rise y Shine. En este punto destacaríamos también, aunque ya lo hemos mencionado anteriormente, la cantidad de cameos u homenajes que se han introducido a juegos clásicos como: Super Mario Bros, Zelda, Gears of War, Castlevania, Metal Gear Solid, Portal, entre otros más. Además, añadiríamos a la lista de aspectos reseñables el toque humorístico que baña todo el juego, así como sobre todo los diálogos. Este aspecto nos ha gustado y en más de una ocasión nos hemos reído con la cantidad de situaciones hilarantes que nos depara esta experiencia.

Gran parte del peso de ese humor que comentamos en el párrafo anterior se lo debemos a uno de los protagonistas, Shine. Él es una pistola que habla, y no se callará bajo ninguna circunstancia, es irritante y algo burlesco con nuestro otro protagonista, Rise, el cual es un inocente niño que tendrá que soportar las ironías de este arma legendaria. La relación entre ambos protagonistas es precisamente dónde radica parte de la magia de Rise & Shine, puesto que es un pilar fundamental de la narrativa y una herramienta clave en el desarrollo del juego. Además, el juego constantemente traspasa la cuarta pared dirigiéndose al jugador directamente, lo que le hace aún más participe de esta historia. Este aspecto es un muy loable, dado que es un punto difícil de lograr, así como de trabajar.

Shine también es un elemento importante en las mecánicas y la jugabilidad del juego, ya que gracias a él, su portador (Rise) contará con la posibilidad de “Respawnear” tantas veces como quiera, es decir, que cuenta con vidas infinitas. Este hecho deriva en un ensayo y error en la mayoría de situaciones con el fin de intentar superar los distintos obstáculos o enfrentamientos que nos van surgiendo a medida que avanza la aventura.

Pero, no os dejéis engañar. El simple hecho de que tengamos reapariciones infinitas no significa que estemos ante un camino de rosas. En Rise & Shine moriremos una y otra vez, y en muchas ocasiones falleceremos por mero capricho de los desarrolladores en un afán de complicarnos las cosas. El juego no nos permite ni un solo minuto de respiro ni de distracción, porque en cuanto perdamos la concentración se nos castigará con la peor de las muertes, ya sea por una trampa puesta con mala intención o a manos de un enemigo que anhela borrarnos del mapa. Nos encontramos ante un título desafiante y no apto para aquellos jugadores menos pacientes, puesto que nuestra paciencia y habilidad se someterán a prueba en esta aventura.

La jugabilidad del juego es cómoda y sencilla, con tan solo unos minutos nos haremos con el control tras completar un tutorial muy simple con nociones básicas. Así pues, el control se comporta bien y responde correctamente, aunque echamos en falta algo más de precisión en el apuntado, puesto que el analógico de nuestro mando no consigue ofrecer la dirección y el ángulo deseados con exactitud. No obstante, obviando este factor, aunque teniendolo en cuenta, vemos como este hecho le suma aún más dificultad al título, para bien o para mal.

Las mecánicas son simples, pero esconden detrás una complejidad que hay que dominar para salir airosos de los diversos combates en los cuales nos veremos envueltos. Una vez más Shine interviene como elemento clave en la jugabilidad y aporta un aspecto táctico a la hora de afrontar esos enfrentamientos. Nuestro portador gracias al arma legendaria tendrá la posibilidad de efectuar distintos disparos según el tipo de bala que cargue Shine. Para resolver los diferentes rompecabezas, así como para eliminar a los distintos enemigos tendremos a nuestra disposición: balas teledirigidas, balas normales, balas explosivas o balas electrificadas. Cada tipo de munición deberá ser utilizada en su preciso momento, así que piensa bien y mide tus acciones antes de actuar.

El último elemento a comentar acerca de las mecánicas de juego son las coberturas. Rise cuenta con la posibilidad de parapetarse detrás de muros o ruinas con el fin de no recibir daño por parte de los enemigos, ya que las holeadas de enemigos suelen ser abundantes y bastante rápidas. Además, nuestro protagonista también cuenta con un “dash” que le permite moverse rápidamente hacia una dirección para esquivar los proyectiles y evitar ser alcanzado.

Rise & Shine no es un título independiente más, tiene personalidad propia y cada detalle ha sido cuidado con un amor y un mimo exquisito. De esta forma nos encontramos ante un apartado gráfico con un diseño artístico muy bonito y atractivo que entra por los ojos con facilidad. Cada nivel de “Mundojuego” es una pequeña obra de arte en sí mismo, y cada uno de ellos ha sido compuesto por imágenes e ilustraciones dibujadas y trazadas a mano con múltiples capas de profundidad, las cuales logran un acabado muy sólido y contundente. Sin lugar a dudas un trabajo muy bien realizado y de gran calidad. A nivel técnico funciona muy bien, aunque en algunos momentos muy puntuales hemos notado alguna ralentización.

El apartado sonoro también está a un nivel muy sobresaliente. En él destaca una banda sonora compuesta por Damian Sanchez bastante notable que acompaña en todo momento la acción y encumbra los momentos más álgidos del juego. A nivel de efectos de sonido el resultado es muy correcto y variado, estos suenan con buena calidad. Y en cuanto a la localización al castellano decir que está muy bien adaptada y sus textos tienen la tez adecuada en cada registro y momento.

Por último, la duración del juego es quizás su punto más flaco, terminar Rise & Shine puede llevarnos alrededor de 3 horas dependiendo de lo que nos encallemos. Su dificultad es el factor que determinará que esa duración varié más o menos según la pericia y la habilidad del jugador. No obstante, el juego cuenta con una gran vertiente rejugable, así como una dificultad extra (Hombre de Hierro) para ponernos todavía más complicadas las cosas.

Puntuación
Gráficos
90 %
Jugabilidad
85 %
Sonido
90 %
Duración
75 %
Compartir
Artículo anteriorEl trailer más inquietante de Resident Evil 7
Artículo siguienteLos mejores jugadores del año en FIFA 17
Redactor y analista experimentado que aporta su opinión sobre videojuegos y nos informa de las últimas novedades de los videojuegos como su activa aportación en el foro.

1 Comentario

  1. ¡Un análisis genial, compañero!

    Por lo que dejas ver, podríamos estar ante un título que recoge lo mejor de “Metal Slug”, un poco de Shantae y unos toques de “Ori and the Blind Forest”, o del enorme “Dust: an Elysian Tail”.

    Me has dejado con ganas de probarlo, salvando la corta duración que presenta.

    Sin duda, un título a tener en cuenta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here