XCloud tiene tras de si un gran número de servidores para fortalecer el servicio

Llevamos ya un tiempo con ganas de probar XCloud, el servicio de streaming que está implementando Microsoft por todo el planeta y que tan buenas intenciones tiene. La cantidad de juegos y la accesibilidad son las características que lleva por bandera y, gracias a esto, llegará a ser muy grande. Pero vamos a desgranar un poquito todos los puntos de XCloud para saber también de que pie cojea.

Gears 5 en la palma de nuestra mano. Sencillamente pura magia.

Para quien no esté familiarizado con esto de XCloud vamos a explicarlo un poco por encima ya que la información básica ya corre por las venas de nuestra web desde hace meses. Xcloud es un servicio de Streaming compatible con Android de momento y con el que puedes jugar a más de 90 juegos a día de hoy vía internet, sin necesidad de tener consola ni nada!. El caso es que XCloud ahora no está abierto del todo y para utilizarlo necesitas tener Xbox Game Pass ultimate donde viene incluido. Decir que ahora no son tanto juegos como lo serán en unos meses ya que XCloud y Game Pass se van a unificar ofreciendo todos los juegos que ofrece uno de los servicios estrella de Microsoft.

Como ha estas alturas se sabe ya mucho del servicio voy solo a recordar que es lo que necesitáis para utilizarlo y nos metemos en harina ya que la experiencia que yo he tenido es mía propia y puede serviros mucho:

Estos 4 requisitos son la esencia.

Aquí arriba tenéis la misma imagen que aparece en la página oficial de XCloud y donde se explica muy bien que es lo que necesitamos. Sinceramente, si no cumples alguno de estos requisitos, te será imposible disfrutar de una experiencia óptima. Yo por mi parte he probado de varias maneras para saber bien como reacciona el servicio así que vamos a contaros como me ha ido. Para empezar como los más valientes del lugar lo primero que hice fue utilizar el 4G para jugar unas partidas y, hay que decir la verdad, no fue del todo mal al menos en aquel momento. Estuve unos 30 minutos y el consumo fue aproximadamente de 1 Gb por lo que es bastante elevado.

Un pequeño icono en el marco derecho nos muestra cuando la calidad de la red es menor a la necesaria

Respecto a la experiencia en si con 4G para jugar a XCloud es que es muy volátil y varía dependiendo de la cobertura que reciba tu dispositivo móvil. El control a veces fallaba en la transmisión los movimientos por lo que el muñeco, en algunas ocasiones, no terminaba de caminar cuando nosotros queríamos. La siguiente prueba de fuego la hice con un smartphone que no podía usar Wi-Fi de 5 Ghz por lo que la tasa de megas recibida no superaba nunca los 40 megas. Hay que decir que en este caso el comportamiento es incluso peor que con 4G y jugar se hacía de una manera irregular y muy imprecisa, siendo imposible disfrutar de XCloud en estas circunstancias.

Una interfaz muy intuitiva y accesible

Ya pasados los tráumas con la cobertura móvil y con un smartphone que no pueda usar Wi-Fi 5 Ghz hice la prueba de fuego con otro smartphone que si la soportaba y la mejoría fue muy notable. Probé diferentes títulos como Forza Horizon 4, Vermintide 2 o Gears 5 y, quitando algún leve desliv, los juegos eran perfectamente jugables en el teléfono. Por lo que la conclusión está más que clara: sino tienes un smartphone que soporte una conexión Wi-Fi 5 Ghz no te merecerá la pena ni intentarlo porque será bastante injugable. Debido a mi zona de residencia no he podido utilizar líneas de datos móviles con 5G pero suponemos que, viendo las pruebas realizadas, irá también muy bien con esas condiciones.

Las dos opciones son claras: XCloud o streaming desde nuestra consola. Todo al alcance de nuestra mano.

Pasamos a la Aplicación de Xbox Stream donde podemos elegir que hacer: jugar con XCloud o hacer Streaming desde nuestra consola. En su momento pude probar una beta sobre el streaming desde nuestra consola y la verdad es que no funcionaba nada mal, muy similar al resultado optenido cuando usamos nuestra consola desde un Pc utilizando el “compañero de Xbox” para Windows 10. La aplicación para móviles tiene una apariencia muy sencilla e intuitiva y basta con enlazar nuestro mando xbox con bluetooth (los de nueva hornada como el de Gears 5 que he usado yo, los otros no lo llevan incluido este tipo de bluetooth necesario) y darle al juego que queremos jugar para, en pocos minutos, conectar con el servidor y empezar a disfrutar de la experiencia.

Más de 90 títulos están ya disponibles en el servicio pero se agregarán muchos más

Como último apunte decir que existen unos marcos negros laterales por lo que, al menos con los dispositivos que he podido probar yo, no se aprovecha la pantalla en su totalidad. Decir también que el servicio aún está verde a pesar del tiempo que lleva funcionando internamente y que la inestabilidad y el input lag, aunque menor con Wi-Fi 5 Ghz, sigue estando presente. Espero que esta entrada os sirva de ayuda y no dudéis en comentarnos que os ha parecido a los que lo habéis probado también.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.