Microsoft se convierte en adalid de la potencia y la retrocompatibilidad en la próxima generación

Si eres un poco como el que suscribe estas letras, le darás a la retrocompatibilidad la importancia que merece, y Microsoft lo impulsa aún más lejos con Xbox Series X en la próxima generación. Tras anunciar que se detendría el programa de nuevos juegos retrocompatibles, nos quedamos un poco fríos, pero era por un buen motivo: la retrocompatibilidad 2.0 de Microsoft.

Para mí, preservar las joyas del pasado es fundamental para no olvidar de dónde venimos, y así, tener un referente para mejorar todo lo que viene, que no es poco. Y es que la next-gen se presenta con un salto gráfico muy notable, prometiendo una mejor experiencia de juego con cargas casi inmediatas, RayTracing, resolución 4K y sobre todo, como dice Phil Spencer, el auténtico poder de Series X con la fluidez como principal objetivo.

El equipo de la retrocompatibilidad no ha estado de vacaciones, y aunque no se han añadido más juegos retrocompatibles, no es el fin de esta función en absoluto. Y es que el objetivo del equipo de la nueva Xbox sería traernos la mejor experiencia de cuatro generaciones de videojuegos en una sola consola. Y esta es la razón, ya que se diseñó la consola de nueva generación para mejorar las características de estas joyas atemporales, para verse y jugarse mejor.

Desde Team Xbox, que ya juegan en sus casas con la nueva consola, aseguran que han acumulado una cantidad ingente de horas de pruebas con estos títulos que deberían venirse con nuestra nueva consola. Lo más importante es que los juegos retrocompatibles se ejecutarán de manera nativa en Xbox Series X, aprovechando toda la potencia de la CPU, GPU y el SSD. Y ojo, sin boost mode ni downclocking, para todos los juegos de 4 generaciones.

Esto significa que los juegos correrán mucho mejor de lo que fueron diseñados, sin tiempos de carga gracias al SSD NMVE personalizado potenciado con la exclusiva arquitectura VELOCITY. Además, el equipo de retrocompatibilidad trabajando en conjunto con Xbox Advanced Technology Group, Xbox Series X ofrecerá una innovadora tecnología de reconstrucción de HDR para agregar automáticamente esta función a estos juegos del pasado y además sin impacto en el Hardware de la máquina, tanto en juegos de Xbox One que no traen esta característica, como en juegos de Xbox 360 o la primera consola de Microsoft.

Otra característica de nueva generación de la que se aprovecharán los del legado generacional, será la de Quick Resume, que tampoco tendrá impacto en el Hardware, liberando toda la potencia de la nueva bestia.

Tras mejorar varios juegos en Xbox One X de Xbox 360 y Xbox Original mediante el método Heutchy, se pudo mejorar las resoluciones de muchos títulos además de aplicarle un filtro anisotrópico que mejora la calidad visual de los videojuegos. Pero en la nueva generación se quiere ir más allá, innovando en nuevas tecnologías con inteligencia artifical, que mejoran la resolución y otros aspectos incluso en más títulos sin la necesidad del equipo de desarrollo. Y por si no fuera suficiente, también trabajan para llevar el framerate de los títulos retrocompatibles a frecuencias de 60 o hasta 120 frames por segundo.

Pero otra de las preguntas de la comunidad es sobre si seguirán añadiendo títulos compatibles con versiones anteriores al catálogo. Ya podéis estar más tranquilos, porque desde Microsoft nos confirman que han escuchado nuestros comentarios, y harán todo lo posible por seguir trayendo estos tesoros del pasado.

No podemos esperar a probar todo lo que viene y todo lo que ya está en nuestro catálogo, que promete ser una auténtica fiesta del videojuego del antes, el ahora y el mañana con sus 15 estudios dedicados y el apoyo de las compañías Third Party.

Fuente

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.