En segundos, eso es lo que tomará el ir de un videojuego a otro en Xbox Series X.

Como habrás podido observar en el vídeo que se encuentra encima una de las apuestas más fuertes de esta nueva generación de consolas es la velocidad, y prueba de ello es el hecho de que en comparativa con Xbox One X tengamos tiempos de carga de tan solo 12 segundos en Xbox Series X para videojuegos como State of Decay 2 que normalmente tardan 53 segundos. Los videojuegos retrocompatibles también se verán beneficiados de mayor estabilidad en su tasa de imágenes por segundo y resolución.

Este 70% de reducción en tiempos de carga tiene su truco, no en el hecho ser un caso de un videojuego que por su naturaleza de mundo abierto tendría que ser de los más demandantes, sino en algo mucho más sorprendente y es el que no se encuentra optimizado para el hardware de Xbox Series X, tratándose meramente de la mejora que deberíamos esperar en todos los videojuegos de Xbox One y anteriores generaciones.

El Quick Resume es la otra gran característica que el equipo de Xbox ha decidido mostrar en vídeo, siendo magia el hecho de cambiar de un videojuego a otro en cuestión de segundos y sabiendo que al apagar o actualizar nuestra consola los videojuegos nos estarán esperando justo en el punto en el que los dejamos. De momento sabemos que esta característica esta garantizada por lo menos en los últimos cinco videojuegos que hayamos iniciado.

Para estar al tanto de todas las novedades acerca de Xbox Series X no dudes en visitar nuestra página web con frecuencia y en seguirnos a través de nuestras redes sociales.

Anuncio

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.