El Director de Investigación en la IDC, Lewis Ward, habla sobre la auténtica mejora de potencial de Xbox One X comparada con el “truco comercial” que supone PS4 Pro.

Hasta ahora, las dos consolas más potentes del mercado, Xbox One X y PS4 Pro, han convivido compartiendo muchas similitudes con sus juegos multiplataforma. Ya sea debido al coste adicional que supondría a la desarrolladora invertir en una optimización para una consola concreta, o debido a su SKU base que impide ese distanciamiento entre plataformas, existen pocas diferencias palpables para el gran público general. Este pequeño conflicto poco a poco comienza a disolverse como bien mostró Digital Foundry en un cuadro comparativo donde apreciamos mejoras en la carga gráfica de Xbox One X respecto a PS4 Pro, aunque lo bueno aún está por llegar.

Lewis Ward, Director de Investigación en la IDC ( International Data Corporation, empresa global de asesoramiento en el mercado inteligente)  ha hablado duramente sobre la competencia entre ambas plataformas en una entrevista en Gaming Bolt. Entre sus declaraciones, confirma que mientras que dentro de unos años Sony tendrá que sacar PS5, Microsoft podrá seguir sacando beneficio a Xbox One X. Según sus propias palabras, PS4 Pro es un truco comercial, con ligeros cambios internos respecto a la versión anterior que hacen que su rendimiento mejore un 10%, mientras que el cambio experimentado en Xbox One X respecto a su anterior modelo es de un 40%. 

Todo esto deriva a que las declaraciones de Lewis Ward se centren en su trabajo relacionado con el ámbito de la Realidad Virtual y Realidad Aumentada. Lewis afirma que Xbox One X será capaz de hacer funcionar VR y AR, aunque Microsoft se reserva esa baza para cuando adquieran un mejor software para ello. De momento, según dice en la entrevista, están trabajando en el desarrollo de dicha funcionalidad, aunque no sabremos nada hasta finales de 2018 o incluso en el 2019.

Veremos si al final sus declaraciones se cumplen y su experiencia en el sector confirman el trabajo de Microsoft en el desarrollo de una manera de poder disfrutar de la Realidad Virtual en nuestra Xbox One X.