Según un analista de IDC Microsoft no ha hecho los deberes en cuanto a software, aunque admite que Xbox One X no será su última consola

Recientemente, Lewis Ward, analista de IDC, ya comentó que en cuanto a lo referente a la batalla de hardware Xbox One ya no tenía nada que hacer contra Playstation 4 y Nintendo, aunque también admitía que Xbox One X podría vender seguramente más que PS4Pro.

Ahora, en una entrevista con GamingBolt, Ward hablaba sobre el futuro del hardware de Microsoft que iría dirigido a ser una plataforma de servicios, al más puro estilo de Steam, pero entonces, ¿puede ser Xbox One X la última consola de los de Redmon? Pues según Lewis Ward es un rotundo NO: “Microsoft ha tenido muchas oportunidades para descargar su negocio de juegos en los últimos años y no lo ha hecho, y por supuesto, vender a bajo precio no tiene mucho sentido”, aseguró Ward.

También recordó el ascenso de Phil Spencer y los diferentes anuncios en el pasado E3 2017, siendo parte ahora del liderazgo de la marca Xbox: “Como dije antes, el objetivo más amplio de la compañía en los próximos años es hacer que Windows 10 (Xbox One, PC y Surface) un ecosistema de juego unificado en todas estas pantallas y en la parte posterior termina con Azure. Las aplicaciones de UWP provienen de todo tipo de equipos de desarrollo de terceros, incluidas las aplicaciones de negocios, y Microsoft quiere mostrar todo ese contenido. Piense en ello como un competidor de Steam y una tienda de aplicaciones de negocios en uno. Romper juegos de esa mezcla no tiene mucho sentido y nunca he sido alguien que pensara que Microsoft estaba cerca de descargar sus activos de Xbox.”

Según las palabras del analistas, no parece indicar que el paso de Microsoft para convertir a Xbox en una plataforma de servicios sea a corto plazo, pero viendo el rumbo que está tomando el mercado no hay que descartar esa posibilidad. Por ahora Xbox One S y Xbox One X están en el mercado y las ventas van bastante bien, por lo que habrá que esperar.

xbox one x