Whipseey y su colorida aventura llegará durante el tercer trimestre de este año

A menudo me da por buscar títulos para los más pequeños de la casa porque, como padre friky que soy, me gusta compartir con mi hija esto de los videojuegos pero siempre con algo acorde a su edad aunque nada se le pone ya por delante siempre procuro que los juegos, al igual que las películas o dibujos e incluso libros sean apropiados para sus años. Whipseey And the Lost Atlas es una de esas aventuras que, aún pudiendo ser disfrutadas por todos y cada uno de nosotros, son perfectas para los más peques de la casa gracias a una jugabilidad “sencilla” pero llena de plataformas complejas que hacen de cada partida una aventura estupenda llena de sorpresas.

Whipseey and the Lost Atlas nos pondrá en la piel de un niño llamado Drew que, tras ojear un libro mágico, es transportado a Whipseeyland, donde se transforma en Whipseey, el héroe rosado capaz de soltar latigazos, planear y colgarse de algunos puntos. Con la ayuda de la princesa Alyssa, Whipseey se embarcara en la búsqueda para recuperar los orbes mágicos que poseen el poder para devolverlo a casa.

Whipseey usará su látigo tanto para golpear a sus enemigos como para planear y balancearse.

Daniel Ramirez, desarrollador del juego, comentaba en la nota de prensa que después de un largo período de duro trabajo en el que incluso algunas personas intentaron clonar su trabajo, por fin podrá sacar a la luz Whipseey and the Lost Atlas, su particular homenaje a los plataformas añejos de 2D. Desde Comunidad Xbox estaremos ahí para apoyarlo y disfrutar de un juego que seguramente gustará mucho a todo el mundo amante o no de los plataformas clásicos.

  • Ha llamado poderosamente mi atención. Como indica el redactor, se trata de un juego idóneo para los más peques de la casa, pero en mi caso, también para mí, que soy otro peque en mi interior y este tipo de juegos me reavivan recuerdos de míticos plataformas de la era dorada de los 16 bits.

    • A mi me ocurrió lo mismo. Llamó mucho mi atención por la propuesta tan clásica que tiene. Desde luego que a partir de ahora no le perderé de vista porque, como bien dices en tu comentario, no solo es apto para los más peques sino también para los amantes de los clásicos plataformas de 16 bits!. Gracias por comentar!