¿El que todo NPC pueda ser parte de esto es bueno?. DedSec se transforma y pierde parte de su esencia como grupo selecto

La polémica del downgrade algo cansina llego a su máximo esplendor cuando se presentó Watch Dogs en el E3 2012 donde flipámos de lo lindo con un apartado técnico que quitaba el hipo y un gameplay que interesaba mucho por sus posibilidades usando el pirateo. Cuando salió a la venta resultó no ser tan espectacular como se había mostrado en la feria pero tampoco nos vamos a engañar y abrazar al vinagrismo absoluto porque Watch Dogs no era mal juego. Tenía sus pros y sus contras y no es momento de entrar a debatir ahora mismo pero desde luego que era muy disfrutable y consiguió abrir un nuevo camino en los juegos de mundo abierto.

La saga de Ubisoft se apoya sin disimulo en su pilar principal, el hackeo de casi todo lo que nos rodea. Esa libertad que tenemos en un sandbox lo hace característico, sin duda alguna, pero si encima puedes ver un pequeño resumen de cada persona que camina por la calle, si encima puedes volver locos semáforos, vehículos, piratear cámaras, eso te da muchísima más libertad. Aunque tampoco quiero meterme a hablar de mecánicas sino de historia de estos juegos.

El equipo de Watch Dogs 2 casi al completo. Cada uno de ellos desbordaba personalidad propia.

El enemigo principal de esta saga ha sido siempre el ctOS, un sistema capaz de recabar toda la información personal de todos los habitantes del planeta. Todo esto nos lleva a un futuro para nada lejano donde las grandes corporaciones guardan datos privados de todos nosotros gracias a aplicaciones en los móviles, ordenadores, relojes inteligentes, etc. El impacto tecnológico en la sociedad no es tan bueno como algunos creen y Dedsec es el grupo de hackers que está dispuesto a desmantelar todo lo que el ctOS ha conseguido durante años.

Todo esto me lleva a que ambos juegos, tanto Watch Dogs como su estupenda secuela, están protagonizados por personas clave. Aunque Aiden Pierce no pertenecía a Dedsec si que consiguió acercarse mucho a la agrupación hacker de la resistencia. Pero en Watch Dogs 2 es donde por fin ponemos patas arriba todo lo establecido y es que Marcus Holloway, el protagonista principal de la historia, se une a la cuadrilla más variopinta y maravillosa que podría haber tenido la historia. ¿Porqué deshacernos de ese grupo de personajes tan interesantes en esta nueva entrega?.

Teníamos a la minuciosa Sitara capaz de colarse y colarnos en cualquier sitio. Teníamos al radical y “explosivo” Wrench que buscaba siempre la manera más brutal y robótica para acabar con cuantos más enemigos mejor. Y Marcus era el personaje clave, el pegamento que unía toda la arquitectura de DedSec y la llevaba a las calles, la movía por redes sociales y la estampaba en carteles gigantes. Todo esto se perderá ya que, en Watch Dogs: Legion, todos podrán ser DedSec y eso hace que el tener un protagonista o grupo protagonista en el juego deje de ser importante.

Wrench y Marcus, la combinación más letal jamás creada en DedSec.

Seguramente Watch Dogs: Legion sea un buen juego, no lo pongo en duda dado las premisas que ya tenemos de sus antecesores. Porque, con un poquito que cojas de sus antecesores y otro poquito que añadas de novedad, te va a quedar una fórmula interesante y divertida pero, yo al menos, voy a echar de menos a sus protagonistas. Lo siento mucho pero no todos los NPC’s, por muy letales e inteligentes que parezcan, no van a tener la personalidad tan impactante, humana y juvenil que tenían la cuadrilla de DedSec. Ojala me equivoque pero el miedo a no tener esa perspectiva y esos personajes tan elaborados me da mucho en que pensar. Tendremos que esperar un poco aún para saber que nos ofrecerá Watch Dogs: Legion así que, si aún no habéis jugado a los anteriores, es un muy buen momento para empezar a meterse de lleno en DedSec.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.