THQ Nordic nos embellece gráficamente esta joya de mundo abierto y destrucción total

Si bien es cierto que estamos esperando muchos de los nuevos títulos de THQ Nordic, este Red Faction Guerrilla en versión remasterizada para esta generación puede hacer a algunos fans la espera más amena. Y es que este título que saliera hace ya unos 9 años para Xbox 360, PC y PS3, se ha recuperado con un lavado de cara gráfico.

Desarrollado por Volition (Saints Row), el original Red Faction Guerrilla sorprendió a todos con un auténtico mundo abierto con 4 grandes zonas que explorar y con mecánicas jugables muy características e innovadoras. Esto es por la implementación de un sistema de destrucción muy bien desarrollado y ambicioso, el cual nos permitía hacer pedazos casi todas las estructuras del mapa, pero además con el plus de hacerlo del modo más creativo que nos permitiera nuestra imaginación.

La historia sucede el año 2048 (50 años después del anterior título) en el planeta Marte, donde la minería se establece en el planeta previamente terraformado para hacer habitable este inhóspito astro rojo. Nuestro protagonista es Alec Mason, que se dirige al encuentro de su hermano para ganar algo de dinero con la minería. Es aquí cuando Alec pierde a su querido compañero a manos del EDF (Earth Defense Force), una fuerza militar terrestre que quiere controlar los recursos del planeta rojo a base de una auténtica dictadura con puño de hierro.

Alec se ve obligado a unirse a la Red Faction, una alianza rebelde que busca derrocar la opresión del EDF echándolos a patadas de lo que consideran su hogar, acabando así con sus torturas y matanzas. Aquí es donde comienza nuestro camino de venganza y liberación de los oprimidos, en un mapa repleto de misiones para mermar las fuerzas militares del EDF, sus edificios y recursos, donde la destrucción será clave para el éxito.

Es la demolición de estructuras el punto fuerte de este título, pues equipado con todo tipo de herramientas podremos echar abajo cualquier construcción del entorno, ya sea con la maza de Alec, cargas explosivas, lanzacohetes y mucho más. Cada vez que destruyamos alguna edificación, podremos obtener la “moneda” del juego que usaremos en nuestras bases de operaciones para mejorar armamentos y comprar habilidades. Los vehículos nos servirán para ir de un sitio a otro a la vez que nos protegemos del ataque opresor, pero también son una buena opción para derribar muros, puntos de apoyo y estructuras de todo tipo.

red faction guerrilla

El combate, sin embargo, es lo que peor ha envejecido del juego, porque algunas animaciones no se sienten tan bien como en juegos más actuales, ya que es algo tosca y frustrante en ocasiones, lo que puede hacer que perdamos la paciencia. Tampoco se le puede pedir algo más a un remaster, ya que solo se ha revisado gráficamente, pero en ese sentido no quita que reste mucho a este título haciéndolo prescindible.

Aunque para los que no lo jugaron en su día, puede ofrecer muchas horas de juego, tanto por sus misiones principales que nos ocuparán más de 10 horas, como las demás tareas y misiones secundarias que le dan algo más de entretenimiento, pudiendo doblar así la duración del juego que desarrolla Kaiko en esta ocasión. Además, al adquirir esta revisión de Red Faction Guerrilla, se incluyen los DLCs que se lanzaron en su día, más los modos Demolición, para jugar contra amigos en Arenas a ver quién destruye más, o un más que vacío multijugador online para hasta 16 jugadores que no hemos podido probar por falta de concurrencia de jugadores.

red faction guerrilla

Hablando de lo importante en Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered, el apartado técnico ofrece una resolución mayor en consolas, además de 4K nativos y 60 frames por segundo en Xbox One X. Existe un modo rendimiento para ofrecer esos 60 fps de manera muy sólida, además de un modo gráfico para alcanzar ese Ultra HD que puede ofrecer la consola premium de Microsoft con algunas mejoras en texturas. Pero no todo es oro si hablamos de aspectos visuales, pues siguen faltando más detalles, mejor calidad en texturas e implementaciones que pudieran ofrecer algo con aspecto más acorde con la generación actual. Fallos como la generación de montañas sobre la marcha de manera descarada, el vacío total de los escenarios (aunque siendo un planeta colonizado es de entender) o la ausencia de efectos de sombras mejorados, mejor iluminación y dibujado más profundo, no le otorgan la excelencia que se pudiera esperar de una revisión gráfica, aunque realmente se ve bastante bien.

En cuanto a la banda sonora, sigue sonando igual de bien que en su original, conservando además el doblaje al castellano, que aunque no destacara en su primera versión, se agradece estos confusos días en cuanto a polémicas con encontrar voces en nuestro lenguaje.

red faction guerrilla

En conclusión, una notable remasterización en cuanto a lo que vemos en pantalla y sobre todo con un rendimiento muy superior, aunque se siente una revisión innecesaria por fallar en lo mismo que el original, además de haber envejecido mal en cuanto a gunplay, animaciones y una Inteligencia Artificial bastante desesperante.

Entonces, ¿merece la pena Red Faction Re-Mars-Tered?. Pues yo hago dos lecturas, ya que si jugaste el título en su día vas a encontrarte prácticamente lo mismo, con los mismos errores pero con la misma diversión en cuanto a demoler edificios. Una segunda lectura para los que no lo pudieron jugar en su lanzamiento en la anterior generación, es una mejora notable en el apartado audiovisual y una oportunidad de disfrutarlo de la mejor manera posible.

Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered

29,99€
Red Faction Guerrilla Re-Mars-Tered
7.4

Gráficos

8.0 /10

Jugabilidad

6.5 /10

Sonido/Idioma

7.0 /10

Duración/Diversión

8.0 /10

Historia

7.5 /10

Pros

  • Mejoras visuales y en especial su rendimiento
  • El sistema de físicas en la destrucción
  • El precio, si no lo jugaste

Cons

  • Ha envejecido mal
  • La I.A. Sigue siendo frustrante
  • Remasterización insuficiente para esta generación