Aunque cambiemos Freeburg por Sharpwood, el crimen y la delincuencia estarán de nuevo muy presentes en This is the Police 2.

Ser jefe de policía en una comisaría local no es un trabajo fácil. Ya lo experimentamos el año pasado con This is the Police con un resultado muy satisfactorio (aquí podéis leer el análisis que un servidor tuvo el placer de redactar) gracias a la propuesta tan sólida de Weappy Studios. La sensación de estar dentro de una auténtica comisaría local, ayudando a los habitantes de Freeburg,  junto con la doble moralidad que tenía nuestro protagonista hacía del título toda una delicia para los amantes del cuerpo de policía. Cómo no, el estudio no podía quedarse de brazos cruzados saboreando el éxito de su juego, y por eso han preparado una segunda parte que bebe directamente de la entrega original pero añadiendo elementos que hacen que el título gane en profundidad. Eso sí, estos cambios pueden que no gusten a todo el mundo, por lo que te invitamos a que conozcas la nueva localización, sus integrantes y todo lo que puede brindarnos This is the Police 2.

El machismo invade Sharpwood

Si bien en This is the Police se trataba un tema delicado como los sobornos, las influencias de la policía con la mafia y la avaricia de nuestro comisario, en esta continuación directa vamos a tratar otros problemas igual o más polémicos que los de su predecesor. En esta ocasión controlaremos a la Lily Reed, la sheriff de Sharpwood que contempla su inferioridad y poca autoridad que tiene dentro del cuerpo de policía simplemente por el hecho de ser mujer. El machismo que rodea a todo el cuerpo de la ley, junto con la muerte de su compañero hace que Lily pierda la cabeza, incluso que piense en abandonar el puesto al que siempre quiso optar. Por suerte, el arresto de un “lobo solitario” como Jack Boyd (protagonista del primer This is the Police) y su ayuda forzada dentro de la comisaría para no acabar entre rejas hacen que la chispa por mandar en el cuerpo se encienda de nuevo, activando a todos los agentes gracias a la colaboración del ex-jefe de policía. A partir de ese punto de inflexión, nos tocará a nosotros controlar a los agentes, investigar, interrogar y resolver los crímenes que cubren el municipio nevado de Sharpwood.

Tenemos poli nuevo en la oficina

Las bases jugables que contiene This is the Police 2 vienen a ser muy parecidas a las de su predecesor. El hilo narrativo que envuelve a Lily Reed y Jack Boyd se irá sucediendo día por día, al igual que nuestras tareas a cargo de la comisaría. Antes de comenzar la dura jornada combatiendo el crimen en las calles, tendremos que escoger a los agentes encargados de mantener el orden. Ya de primeras os decimos que la elección del personal no es nada fácil, puesto que cada uno tendrá sus problemas, su estado emocional y lealtad hacia nosotros que deberemos tener en cuanta si queremos que tengan un óptimo rendimiento. Por ejemplo, si uno de nuestros agentes ha estado bebiendo toda la noche, más nos vale darle el día libre para que se le pase la borrachera si no queremos que atropelle a un ciudadano o que dispare erróneamente a quien no debe.

Como novedad en la preparación de nuestro grupo, podremos equipar a nuestros agentes con una serie de objetos en la lucha contra el crimen. Habrá todo tipo de equipación para los policías: porras, sprays con pimienta, tásers para generar descargas eléctricas, esposas, armas de fuego, etc. Será importantísimo conocer las habilidades de cada agente y asignar los objetos adecuados dependiendo de los puntos fuertes que tenga nuestro personal. No será lo mismo asignar un arma de fuego a un camarada que tenga alta su habilidad de disparo, o uno que tenga elevada su habilidad de sigilo. Saber manejar las cualidades del grupo será primordial, al igual que saber mandar a los agentes adecuados a las llamadas de los ciudadanos de Sharpwood. En algunas ocasiones tendremos que usar la violencia pura y dura, por lo que será primordial el uso de fuerza y velocidad, pero en otras ocasiones primará la inteligencia o la negociación, lo que reduce el riego de que alguien salga herido.

El X-COM de los agentes de la ley

Hasta aquí podríamos decir que es un “más y mejor” de lo visto en el primer This is the Police, con un resultado excelente ya que potencia todas las virtudes que hicieron grande a la entrega original. Pero ahora viene la segunda parte, y es el factor estrategia por turnos “a lo X-COM” que han inplementado. No es que sea una constante ni que todos los días del juego tengamos que hacer una misión de esa índole, pero bajo mi punto de vista este cambio de la jugabilidad rompe el ritmo del juego y los esquemas preestablecidos.

En estas misiones especiales manejaremos a un grupo de nuestros agentes a través de una vista isométrica, donde tendremos que reducir a los enemigos sin que estos nos causen bajas (un policía muerto aquí no resucita). Cada agente, como en las jornadas habituales antes descritas, tendrán sus propias habilidades y tendremos que sacar el máximo partido a éstas si queremos acabar con éxito la misión. Habrá quienes con sigilo abran las puertas sin hacer ruido, otros con su habilidad de disparo serán certeros con el táser, y algunos con la fuerza bruta noquearán al instante al agresor. Conviene siempre arrestar a los enemigos, pero si la situación lo requiere, podremos sacar nuestra arma reglamentaria y abatir al delincuente. Supongo que sera cuestión de gustos encontrar la gracia a este tipo de eventos especiales, pero bajo mi punto de vista no acaban de cuajar bien en una propuesta donde el ingrediente principal son las decisiones que tomamos como jefe de policía en nuestra comisaria.

¿Cómo sabrán quién es el delincuente si nadie tiene cara?

En relación al aspecto gráfico seguimos encontrando el mismo estilo minimalista, con texturas planas y personajes sin rostro que presenciamos en la entrega original. Este estilo visual sienta de maravilla con la narración de la historia en This is The Police 2 (mucho mas extensa que la primigenia) gracias al formato “cómic” al que han recurrido.  Ademas, por la propuesta de juego tampoco es un apartado que debamos tener mucho más en cuenta. Los entornos tridimensionales (es decir, en esos momentos de X-COM antes citados) también se inspiran en esa linea artística, y con un resultado mas que satisfactorio. En ese sentido, y pese a lo sencillo y corto en detalles que pueda parecer, Weappy Studios ha conseguido otorgar a su saga de una personalidad propia y que se reconoce nada mas ver una imagen.

Mientras que su aspecto visual sigue con la misma constante y con un buen acabado gráfico, no podemos decir lo mismo de su apartado sonoro. Los textos siguen siendo providenciales en This is The Police 2 (y por suerte siguen estando en español) pero encontramos un bajón en lo referente a su banda sonora. En la aventura desarrollada en Freeburg teníamos a nuestra disposición un amplio abanico de propuestas que abarcaban todo tipo de géneros como Blues, Jazz, Souls, etc. que pegaba muy bien con la tónica del juego. En esta aventura por Sharpwood no sera lo mismo, y tendremos mas limitaciones a la hora de escoger las melodías y dar nuestro “estilo musical” a los duros días comandando el cuerpo de policía local.

 
Conclusión

This is the Police 2 es más que una buena continuación de todo lo experimentado en la entrega original. Seguiremos dirigiendo una comisaría como antes nunca lo habíamos hecho, escogiendo nuestra escuadra de agentes, equipándolos debidamente y contemplando desde el sofá de nuestra oficina cómo transcurre el día en el pueblo de Sharpwood. Eso sí, la inclusión de las partes de estrategia por turnos puede que rompa el ritmo de la partida con unas mecánicas completamente nuevas… o puede que sacudan las bases jugables, basadas en la reiteración de órdenes. Eso ya dependerá de cada usuario y la afinidad que tenga a ese género tan concreto.

This is the Police

26.99€
8.3

Gráficos

8.0/10

Sonido

8.0/10

Jugabilidad

9.0/10

Diversión / Duracion

8.0/10

Pros

  • Siempre mola ser jefe de una comisaría
  • Mayor personalización de tus agentes
  • La historia es igual (o más) elaborada que la entrega original

Cons

  • Esas pantallas "a lo X-COM"...
  • Algunas secuencias narrativas se hacen lentas
  • Que no conozcas la primera parte