Dependerán de nuestras decisiones y elecciones durante la aventura y no siempre estarán claras

En marzo tendremos ya en nuestras Xbox One la esperada aventura de rol Vampire: The Masquerade (Bloodlines 2), basada en el juego de rol de hojas de personajes y dados de doce caras de gran éxito en los 90.

Hardsuit Labs y Paradox nos traerán esta compleja aventura que profundizará en la compleja red social que los vampiros han establecido de forma secreta en nuestro mundo. “La Mascarada” es como llaman al hecho (no compartido por todos los miembros) de ocultarse a la humanidad. Diferentes clanes (de entre los que tendremos que elegir uno para nuestro personajes) están librando una guerra secreta para hacerse con el poder.

El estudio asegura que a lo largo de la historia tendremos que escoger diferentes caminos y tomar múltiples decisiones, las cuales siempre acarrearánconsecuencias. A veces importantes y espectaculares pero otras mucho más sutiles y difíciles de distinguir. Todo ello nos llevará a distintos finales dependiendo de nuestro recorrido en el juego, haciéndolo muy rejugable.

“Hemos intentado que sea bastante orgánico y realista, por lo que nunca estarás realmente seguro de cuál será el resultado de lo que decidas. Sólo estarás eligiendo lo que crees que es mejor en ese momento. Hay varios finales para el juego. Cada partida será diferente”, explican dos de los miembros del departamento de narrativa del juego, Cara EllisonBrian Mitsoda.

Como os decíamos al principio, “Vampire: The Masquerade (Bloodlines 2)” llegará en marzo de 2020 a las principales plataformas incluída Xbox One.