Os presentamos los 10 trabajos más malos dentro del mundillo de los videojuegos. Si quieres echarte unas buenas risas, no esperes más y échale un vistazo a este ranking tan especial.

El mundo laboral no pasa por sus mejores momentos, tanto fuera como dentro de los videojuegos. Y no nos referimos a empresas desarrolladoras que se hacen y deshacen o puestos de trabajo de diseñadores y programadoras que vienen y van cual partido de ping-pong. Los propios protagonistas de videojuegos (o personal cercano que siempre están dispuestos a echarles un cable) a veces sufren las inclemencias de esta crisis laboral, realizando trabajos…poco dignos. Porque hay que estar a las duras y a las maduras, esta semana os traemos un TOP bastante peculiar sobre los peores trabajos dentro de un videojuego.

1 – El trabajo de carretillero en Shenmue

Si hay alguien que entiende de constancia, empeño y buen hacer (como buen japonés que es) sin duda es Ryo Hayabusa, el protagonista de Shenmue. Las ganas de buscar al asesino de su padre no llenan la cartera (y en consecuencia, el buche), por lo que nuestro protagonista deberá emplearse a fondo con el Bulldozer día sí, día también para sacar unos cuantos yenes extra.

Posiblemente, el trabajo más fiel que se recree en este top, y un magnífico ejemplo de cómo representar este hábito diario de una forma más o menos fidedigna. Vale, también hay carreras con las carretillas, pero habrá que divertirse con el juego, ¿no? Veremos qué tipo de trabajo por horas nos encontramos en la tercera parte…

El gran misterio que se esconde detrás del apellido Hayabusa… está detrás de esta pila de cajas.

2 – El buhonero de Resident Evil 4

Ser mercader en un territorio como el de Resident Evil 4 en esa ‘España’ rural no tiene que ser nada fácil, aunque parece que el Buhonero se tiene que sacar sus pesetillas lidiando con los aldeanos de un lugar bastante…escéptico a extranjeros. Ahora bien, el tío hasta el final de la aventura aguanta a la par que León S. Kennedy.

Pero, algo oscuro tiene que guardar para llevar esa cara tapada, ¿Quizás le busque la Guardia Civil? Como lo pillen lo tiene bien clarito,  aunque por lo menos siempre está a buen resguardo tras una puerta y tampoco se sabe de su nombre real, porque que te pillen con tráfico de armas es un delito y de los chungos en España. Pero sí, no hay lugar a dudas de que es un trabajo arriesgado y mal pagado, y más si trabaja para un tercero. ¡Un spin off del Buhonero ya!

Salvo suscripciones Gold por 12 meses, el buhonero tiene de todo.

3 – Aventurero en Skyrim

El talón de Aquiles de los ciudadanos de Skyrim, el punto débil con el que todos sus vecinos tienen pesadillas, sin duda alguna son sus rodillas. Hechas de una aleación de plastilina mezclada con cartílago de pollo, una flecha mal tirada que impacte en esta articulación hará que todo aventurero tenga que cogerse la baja permanente, y decir adiós a sus días de saquear cuevas. Por suerte, la sociedad de esas tierras nórdicas ofrece un trabajo bien pagado y menos peligroso: guarda de cada pueblo, ciudad o fortaleza de la región.

Da igual qué urbe estés visitando que siempre vendrá un guarda a decirte “Yo solía ser un aventurero como tú. Pero un día, me hirieron en la rodilla con una flecha…” Puede que al principio nos dé lastima, pero cuando escuchamos a más de 30 personas quejarse del mismo problema, ya todo huele a estafa laboral y escaqueo de sus responsabilidades en su anterior puesto de trabajo.

La siguiente excusa del guarda será que ha pisado una pieza LEGO.

4 – Soldado de la Coalición siendo familia de Carmine

La saga Gears of Wars se ha caracterizado por lo visceral de sus combates. Soldados fornidos, miembros de la Coalición, con armaduras gigantescas y armas muy poderosas. Maquinas de matar Locust que barrían hordas y hordas de alienígenas que volvían a casa con la moral en alto y alardeando de sus bajas, a menos que fueses un Carmine.

En el primer Gears of War conocíamos al primer Carmine que moría por un francotirador al no poder recargar su arma. En el segundo Gears of War conocemos a Benjamin, el más novato de la familia, muere devorado por Nemacyte al frente de Marcus. En el tercer juego ya esperábamos la muerte de otro hermano Carmine, Clayton, pero para nuestra sorpresa sobrevive al final del juego dejándonos con el morbo de verlo morir. Por último tuvimos a Gary Carmine en Gears of War 4 pero a pesar de que te encuentras un cadáver parecido a él, no es el suyo.

Si tienes el apellido Carmine, es mejor que te alejes de los Locust, no queremos que te pase como a tus primos lejanos.

Hermanos Carmine o el vivo reflejo de mi estado cuando vuelvo de fiesta con amigos.

5 – Arquitecto en Bridge Constructor

Trabajar con recursos limitados, de sol a sol, para que luego pase alguien por el puente como si no hubiesen caminos alternativos, no sea estable, se rompa y otra vez volver a empezar no debe de ser plato de buen gusto, y menos para el arquitecto de Bridge Constructor. Vamos a ver, que la crisis afecta a todo el mundo, pero que estamos hablando de un puente, que penden vidas de ello…nunca mejor dicho.

Pero claro siempre hay trabajos arriesgados y gente dispuesta de hacerlos, pero que vamos… a mí no me dan los materiales suficientes para hacerlo y mucho menos el presupuesto y me voy a barrer las calles. Encima por si todo eso fuera poco, ingéniatelas tu solito para que encima quede más o menos bonito, porque además lo querrán bonito ¿no? Eso sí, al menos recorremos mundo.

Se pueden hacer unos puentes que ni el Calatrava ese…

6 – Mayordomo en la mansión Croft

De todos es conocida la majestuosidad de la mansión Croft, por lo que ser mayordomo de tan inmenso paraje, lejos de ser difícil se puede tornar muy tedioso. Y de eso seguro que sabe mucho el pobre mayordomo de Lara Croft, que con sus 200 primaveras tiene que andar detrás de la señorita de la casa, bandeja temblorosa en vano y siempre dispuesto a darle servicio.

Merced de los caprichos de la ladrona de tumbas: tiene que aguantar burlas, juegos mareantes, encierros en el congelador (más de uno lo hemos hecho) e incluso disparos. Este pobre abuelete se ganó la pensión hace mucho tiempo, pero parece que su jefa no está por la labor de dejarlo disfrutar de su merecido retiro y viajar con el Imserso a Benidorm.

Ir a por chopped al frigo se convierte en deporte de riesgo en la mansión Croft.

7 – Mercenario de Umbrella Corps

Si ya es malo ser currito de una empresa que se dedica a hacer el mal por todo el mundo, imaginad una compañía que, además de lo mencionado, infecta a sus trabajadores con todo tipo de virus que los convierte en zombies o en cosas peores. Esto es lo que realizan los altos directivos de Umbrella Corps, los “malos” de la saga Resident Evil que se saltan todo tipo de estatutos y reglamentación sanitaria para utilizar a sus empleados como cobayas de laboratorio…con resultados siempre catastróficos.

Si queréis un consejo, no echéis vuestro currículum aquí, ni como soldado raso, ni como piloto de helicópteros, ya que todos acaban estrellados. Ya para rematar, el videojuego centrado en ellos, Umbrella Corps, es malo hasta decir basta

“Tranquilo tio, si no has superado el examen de helicóptero, todavía puedes sacarte el de moto”

8 – Funcionario en The Escapists

Vale, compramos el argumento de que, en alguna ocasión, en cualquier cárcel por fuerte que sea su seguridad, algún preso quiera escaparse burlando a los guardias de mil maneras posibles. Pero lo que sucede en The Escapists es digno de psicólogo para los pobres carceleros que rondan por los pasillos de sus penitenciarías. Sea por aburrimiento, superación personal o falta de estímulos que atraigan la atención de los reos, estos se pasan todos los días a todas horas maquinando estrategias para salir victoriosos del recinto.
Los pobres guardias pixelados, aparte de mantener el orden, evitar trifulcas, pasar lista como si del cole se tratara e inspeccionar las celdas, tienen que hacer sus rondas nocturnas en busca de alguna irregularidad. Amén de los momentos que son noqueados y los presos (ingeniosos todos ellos) no tienen otra cosa mejor que hacer que quitarles la ropa. Un cúmulo de despropósitos que ya se termina de rematar con la versión ambientada en The Walking Dead, con no-muertos invadiendo las prisiones.

Cama, comida, calefacción…¡y aún así quieren fugarse!

9 – Ingeniero del Ishimura

Si a Isaac Clarke le llegan a decir lo que le esperaba estudiando ingeniería seguro que hubiera escogido otra rama excepto esa. Estás en el espacio, con la tranquilidad que debe aportar y de repente ves cómo empieza a ser masacrada toda la tripulación de abordo. Y luego claro, menos mal que era Ingeniero y seguramente se conociese de cabo a rabo el USG Ishimura porque pequeño no es.

En definitiva, a Isaac le pilló todo en pañales, y ser Ingeniero en el Ishimura no es de los mejorcitos trabajos en los que poder ejercer como tal. Ahora bien, por lo menos es un tío con recursos, y tenía nociones de carnicería para desmembrar a los Necromorfos con la cortadora de plasma.

Issac Clarke contra los necromofos y los UVA del sol. Tan cerca y sin una cremita que echarse a la cara.

10 – Taxista en GTA IV

Poneros en la situación: un inmigrante de Europa del Este, que viene a cumplir su sueño americano, en una ciudad donde todo el mundo le trata mal y casi por obligación tiene que matar a sangre fría para ganar unos dólares. Ya de por sí, el trabajo de sicario a sueldo podría entrar en el top que estamos haciendo, pero lo peor viene cuando en los ratos libres Nico Bellik tiene que realizar otras actividades más comunes.

Porque sí, hay que reinvindicar la mala intención de Rockstar al incluir en sus juegos momentos de conducción de taxi, recogiendo a los clientes y llevándolos a su destino, sin más. De hecho, parece que estas misiones van “contra natura”, ya que en vez de hacer el mal y ser perseguidos por la policía, el ejército o tu vecino del quinto, aquí tendremos que ser unos angelitos y llevar a nuestro cliente a su destino sin liarla mucho para que no se baje del taxi. Y los atascos de Liberty City no son precisamente los idóneos como para cumplir estas carreras.

Si al menos hubiese la opción de jugar a lo Crazy Taxi…

Como véis, en los videojuegos no es oro todo lo que reluce, y muchos de sus protagonistas o persoajes secundarios tienen que hacer trabajos poco dignos. No nos cabe duda que nos dejamos muchos en el tintero, y otros tantos que deben estar al caer (el pobre tabernero de Sea of Thieves, que tiene que limpiar todos los vómitos de los piratas puede ser un gran ejemplo) pero ahora es vuestro turno para que nos sorprendáis con los peores trabajos que habéis visto dentro de este gran hobby nuestro. Desde aquí sólo me queda agradecer a Justo, Gineu, Erik, Diego y Marboz por su colaboración en este ranking.