THQ Nordic celebra con un vídeo el anuncio de que Painkiller y Painkiller: Battle out of Hell ya no serán censurados por tierras germanas.

Parece increíble que a día de hoy sigamos hablando de censura en videojuegos, cuando en otras formas de expresión, entretenimiento o arte esto no ocurre. Por suerte, las compañías pelean por sus juegos en defensa de la libertad de expresión, y en algunos casos, como en la noticia que os contamos a continuación, este veto se levanta a favor de THQ Nordic.

El Departamento Federal de Contenido Perjudicial para Personas Jóvenes en Alemania, (BPjM) ha sido la culpable de que allí llegaran unas versiones de Pankiller y Painkiller: Battle out of Hell “modificadas” para no herir sensibilidades de cualquier joven alemán que comprara los títulos. Esto no es nuevo, y menos para THQ Nordic, que ya ha tenido que lidiar con otras censuras con otros otros juegos como Red Faction (la trilogía completa).

Es lógico que, con la ausencia de esta censura desmedida, el estudio situado en Viena haya lanzado esta información a los medios, en parte para que seamos conscientes de los problemas de libertad de expresión que supone lanzar un juego en según que país, y en parte para celebrar con toda la comunidad tan bonita victoria con un gracioso trailer.

Esperemos que la lucha de THQ Nordic con Painkiller se repita con otros tantos estudios (pequeños y grandes) que ven cómo sus juegos tienen que llegar recortados porque la sombra de la censura no les permite expresarse libremente, especialmente en un país que podríamos catalogar como moderno y abierto a todo tipo de libertades.